Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Qué no puedes perderte en Santo Domingo

Qué no puedes perderte en Santo Domingo

Durante la década de los 90 del siglo pasado, un destino caribeño comenzó a emerger entre los paquetes vacacionales vendidos en España con gran fuerza: Punta Cana. Los concursos de televisión regalaban viajes a parejas de enamorados y las agencias de viaje llenaban sus escaparates de preciosas fotos de playas paradisíacas. No pasaría mucho tiempo hasta que fuera común que alguno de tus amigos o familiares te dijera que conocía Punta Cana. Pondría la mano en el fuego a que varios de ellos no sabían ni en qué país se encontraban.

Punta Cana se desarrolló como un ente turístico con vida propia. Una especie de paraíso terrenal que parecía no pertenecer a este mundo y, por lo tanto, a ningún país.

Pero no. Punta Cana es el atractivo turístico más famoso de la República Dominicana, pero no el único.

Playas, islas, montañas, selvas y un bello fondo marino donde crece la vida, componen el atractivo natural de República Dominicana. Sin embargo, pocos recuerdan que fue en este lugar donde Colón y sus hombres comenzaron a construir el Nuevo Mundo de los conquistadores.

Una visita a Santo Domingo, capital del país, te refrescará la memoria. Esta fue la primera ciudad fundada por los europeos en América.

Ciudad Colonial de Santo Domingo

Santo Domingo tiene una parte moderna y un malecón realmente dejado, con lo que su atractivo turístico se centra en su Zona Colonial, también llamada Ciudad Colonial.

Aquí encontrarás todos los edificios coloniales, que se asoman a calles adoquinadas, alternándose con restaurantes, bares y tiendas de souvenirs.

La Zona Colonial fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990 y abarca un área de unas 93 hectáreas. Fue fundada por Bartolomé Colón, hermano del famoso descubridor, en 1496, en el lado este de la desembocadura del río Ozama. En el año 1502 fue trasladada al lado oeste por Nicolás de Ovando.

Tuvo el honor de ser la primera ciudad a la que la Corona Española otorgó la Carta Real y se convirtió en la sede central de administración del Nuevo Mundo.

Dentro de su perímetro, estas son sus joyas arquitectónicas e históricas principales:

El Alcázar de Colón

También llamado Palacio Virreinal de Don Diego Colón, es un palacio que fue construido y concedido a Diego Colón, hijo mayor de Cristóbal.

Diego llegó a la isla La Española en 1509 y los agradecidos Reyes Católicos, además de concederle el título de gobernador, le otorgaron también un gran solar para que se construyese su casa. Construido entre 1511 y 1514, fue el primer palacio fortificado de la época hispánica. Aquí se alojaron grandes conquistadores como Pedro de Alvarado (conquistador de Guatemala, El Salvador y Honduras) y Hernán Cortés (conquistador de Méjico).

A finales del siglo XVIII se encontraba casi en ruinas y, tras hundirse parte de sus techos, fue declarado Monumento Nacional en 1870 y reformado por el arquitecto español Javier Barroso entre 1955 y 1957.

Catedral Primada de América

La Catedral de Santo Domingo –como se le conoce más comúnmente– es, como casi todo en esta Ciudad Colonial, la más antigua de América. Su construcción comenzó en 1512, pero no sería consagrada hasta 1541.

Posee una mezcla de estilos gótico y plateresco y un vasto tesoro artístico constituido por retablos, cuadros y antigua ebanisterías, entre otros. Fue construida con piedra calcárea, aunque algunos muros son de mampostería. Cuenta con 12 capillas laterales, 3 naves libres y una principal.

Cuando te encuentras en su interior, sientes el peso de la historia sobre su estructura. Se trata de uno de esos lugares en los que te gustaría tener una máquina del tiempo para vivir lo que debió ser en su época de esplendor.

Parque Independencia

Ubicado entre las calles Palo Hincado, Mariano Cesteros, Simón Bolívar y Arzobispo Nouel, el Parque Independencia Santo Domingo es donde se proclamó la independencia el 27 de febrero de 1844.

En él se encuentra el Altar a la Patria, un mausoleo de mármol blanco donde descansan los restos de los llamados «Padres de la Patria»: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella.

También se encuentra aquí la Puerta del Conde, un baluarte militar que formaba parte de la muralla defensiva de la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

Además, aquí está el km 0, desde donde se miden todas las distancias de las carreteras y autopistas de República Dominicana.

Calle El Conde

Es una de las primeras calles construidas por los europeos en América.

Desde los tiempos coloniales, esta calle ha sido la arteria más importante de Santo Domingo, al discurrir por la Plaza de Armas, la Catedral y el Cabildo, así como por algunas de las casas de las principales familias nobles de la época.

Hoy en día sigue siendo una calle llena de vida, con una gran cantidad de locales comerciales, cafeterías nostálgicas (como la Cafetería Colonial) y tiendas turísticas.

Fortaleza Ozama

La más antigua fortaleza construida por los europeos en América data del año 1508. Cuando te acercas a ella, parece que es una torre del homenaje extraída de los antiguos castillos españoles. Se encuentra junto al río Ozama y su función era proteger la entrada al río y la costa caribeña de ataques piratas, franceses, ingleses o portugueses.

Parque Colón

La estatua de Cristóbal Colón preside un parque que fue el centro de las fiestas sociales en la época colonial. Hoy en día, aquí se celebran un gran número de eventos y actividades culturales, siguiendo así con su tradicional e histórico papel social.

Otros lugares de interés

Hay un gran número de capillas (del Rosario, de San Andrés, de los Remedios…), el convento de Santa Clara, fuertes (San Gil, San José…), iglesias (San Miguel, Convento Dominivo, Hospital San Lázaro…), plazas (Montesinos, de los Curas, Pellerano Castro…) y puertas (de San Diego, de las Reales Atarazanas…).

Pasear por las calles de Santo Domingo es hacerlo por un museo viviente.

Cómo llegar a Santo Domingo

Yo viajé a Santo Domingo desde las playas de Punta Cana, como la mayoría de los turistas.

Aunque hay hoteles y agencias que te ofrecen un viaje cerrado con guía incluido, esta opción es mucho más cara que la de hacer el viaje por tu cuenta.

Hay autobuses de la empresa Expreso Bávaro que parten desde el cruce de Friusa o el de Verón en Punta Cana y te dejan en la calle Juan Sánchez Ramírez o el Parque Enriquillo en Santo Domingo.

Los horarios de salida son iguales en ambos sentidos: 7, 9 y 11 de la mañana y 1, 3 y 4 de la tarde. El trayecto es de unas 3 horas aproximadamente y el precio de 400 pesos dominicanos (RD$).

Nosotros nos quedamos a dormir en un hotel de la Ciudad Colonial, en lugar de pasar 6 horas en el autobús, ida y vuelta. Además, así puedes disfrutar de una cena tranquila y una copa en las terrazas del centro. Puedes encontrar hoteles simples por unos 1182 pesos dominicanos la noche.

Dónde cambiar moneda en República Dominicana

Global Exchange está en este país desde 2006. Además de poder cambiar tu moneda por el peso dominicano en el Aeropuerto Internacional Las Américas de Santo Domingo, también podrás hacerlo en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, en el del Cibao (en Santiago de los Caballeros) y en 19 hoteles en las zonas turísticas de Bayahibe y Bávaro, además de en el centro comercial Palma Real. En total, cuentan con 39 oficinas en 25 centros de trabajo, que cuentan con 221 empleados. Infórmate de los servicios que ofrecen en su web.

Si vas a viajar a República Dominicana y prefieres cambiar tu moneda al peso dominicano antes de llegar, visita Global Exchange. Con más de 220 oficinas en 20 países, son tu mejor aliado cuando se trata de gestionar cambios de moneda extranjera.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en República Dominicana. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

David Escribano

Aunque estudié ADE y Económicas, siempre me gustó escribir historias inventadas. Hace una década que viajo para no tener que imaginarlas. Editor desde el 2007 en Viajablog y miembro de Travel Inspirers.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre