Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

La Opera House de Sídney, el icono de Australia

La Opera House de Sídney, el icono de Australia

La impresionante ópera de Sídney u Opera House (Casa de la Ópera), conocida a nivel mundial por su techo en forma de concha, no es solo el icono de la ciudad de Sídney, sino de toda Australia. Este moderno edificio, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007 por la UNESCO, recibe cada año dos millones de visitas, una desorbitada cifra que ha hecho que se convierta en uno de los edificios más famosos del siglo XX y uno de los más fotografiados.

La ciudad de Sídney es la más poblada del país, con cerca de cuatro millones de habitantes, y destaca por su carácter multicultural y abierto. Si añadimos que es una de las diez ciudades del mundo con mejor calidad de vida, comprenderemos que la Opera House es uno de los lugares míticos que todo viajero quiere visitar alguna vez en la vida. Una visita guiada por la Casa de la Ópera de Sídney te hará entender lo difícil que resultó construir el edificio en su momento. Te sorprenderá saber que las entradas para ver espectáculos en la ópera son bastante asequibles, así que te recomendamos que asistas a cualquier concierto (puedes consultar horarios y precios en la web de la Opera House). Seguro que será toda una experiencia, a la vez que podrás descubrir los interiores de un lugar tan increíble como este.

Un poco de historia de la ópera de Sídney

El compositor Eugene Goossens fue uno de los principales responsables de que se erigiera este edificio. Él era el director de la Orquesta Sinfónica de Sídney en 1947 y convenció al Gobierno de que la ciudad debía contar con un teatro de ópera situado frente al gran puente de acero, un lugar que los aborígenes australianos llamaron «Bennelong Point».

Para llevar a cabo este gran proyecto, el gobierno convocó en 1955 un concurso arquitectónico internacional en el que se presentaron 233 diseños. Después de una difícil selección de las propuestas, el proyecto elegido fue uno de los más originales, de un arquitecto danés, Utzon. Pero la obra, que en un principio solo debía tardar tres años en realizarse, se alargó durante 26 años, llegando a pasar por una serie de dificultades constructivas a causa del diseño del proyecto, a la vez que por dificultades financieras, debido al desorbitado incremento del presupuesto inicial.

La situación acabó con bastantes desavenencias entre las autoridades estatales y el arquitecto Utzon respecto a los plazos no cumplidos del proyecto y su caro coste, así que finalmente se produjo la renuncia del danés a concluir la obra, dejando el edificio inacabado. Un grupo de arquitectos australianos se hizo cargo de retomar las obras de construcción de la ópera Sídney y de finalizarlas con éxito.

Vista aérea de la ópera de Sídney y del puerto de la ciudad

Afortunadamente, como ya se había acabado la fachada exterior del edificio, tuvieron que hacer pocos cambios en el diseño. Las obras se acabaron en 1973, con un coste final de 102 millones de dólares americanos, casi 15 veces la cantidad que se había presupuestado inicialmente para su construcción. Finalmente, la Casa de la Ópera fue inaugurada por la reina de Inglaterra el 20 de octubre de 1973, año en que se abrió al público. Gracias a esta maravilla del mundo moderno, Sídney apareció en los mapas internacionales, tanto como icono arquitectónico, como por ser una ciudad cultural.

El interior del edificio

Se dice que la acústica de su sala de conciertos es una de las tres mejores del mundo. Su arquitecto, el danés Utzon, diseñó un edificio modernista realmente original, con sus tejados imitando unas enormes conchas blancas, cubiertas con más de un millón de azulejos procedentes de Suecia de color blanco brillante y crema, aunque desde lejos el color que se percibe es el blanco.

Lo que poca gente sabe es que la gran inversión para financiar las obras de construcción de este edificio ha seguido pagándose gracias a los australianos hasta hace poco, mediante el juego de una lotería especial destinada a este proyecto. Hoy en día, no solo los habitantes de Sídney, sino todos los australianos en general, ven en este gigantesco edificio, parecido a un armadillo, un icono del país con el que se sienten identificados.

Vista exterior del edificio de la ópera de Sídney

Algunas curiosidades de la Opera House

  • El edificio, de 185 metros de largo y unos 120 metros de anchura, se apoya en 580 pilares hundidos de una profundidad de hasta 25 metros bajo el nivel del mar.  Su fuente de alimentación tiene una capacidad equivalente al consumo eléctrico de una ciudad de 25 000 personas. ¡Ahí es nada!
  • El edificio tiene exactamente 1 056 006 azulejos que cubren un área de aproximadamente 1,62 hectáreas.

Azulejos blancos exteriores de la ópera de Sídney

  • El órgano de la Sala de Conciertos de la ópera de Sídney es el mayor instrumento musical mecánico del mundo. Se tardaron diez años en construirlo y está formado por más de 10 000 tubos.
  • Dentro de las instalaciones hay siete salas diferentes para conciertos y representaciones, desde el enorme Salón de Conciertos (con capacidad para 2679 personas) a la pequeña Sala Utzon (para 210 personas).

Interior de la ópera de Sídney

  • En 1960, cuando el edificio solo era poco más que cimientos, se realizó el primer «concierto» por Paul Robeson, cuando les cantó Old Man River a los obreros, subidos a los andamios.
  • En los años 80, una gallina viva cayó encima de uno de los músicos de la orquesta en el Teatro de la Ópera. El animal formaba parte de la obra «Boris Godunov» y, posteriormente, se instaló una red encima de los músicos para que no se volviera a repetir el incidente.

Como ves, sobre este emblemático edificio hay miles de anécdotas, a cada cual más curiosa. Cuando visites Sídney, te recomendamos que te acerques a este gran icono arquitectónico paseando por la Circular Quay, un lugar donde la gente suele reunirse con sus amigos y tomar algo en una de sus terrazas, disfrutando del buen tiempo que suele hacer en la ciudad. Hasta aquí también llegan muchos de los medios de transporte de Sídney, así que no tendrás problema en llegar a este lugar.

Ópera de Sídney desde Circular Quay

¿Dónde cambio moneda en Sídney?

La moneda en curso en Australia es el dólar australiano y te resultará sencillo hacerte con ella en cualquiera de las oficinas de cambio de moneda de Global Exchange en Australia. Si prefieres viajar con efectivo en el bolsillo, te ofrecemos otras opciones. En caso de que viajes desde España, puedes optar por el servicio de moneda extranjera a domicilio. Gracias a él, basta con que nos indiques la cantidad que necesitas. Nosotros nos encargamos de llevártela a casa antes de la fecha de viaje. Si necesitas más información al respecto, puedes llamarnos al 900 855 550.

Además, vivas donde vivas, si viajas a esta ciudad, otra de las opciones es reservar tus dólares australianos en la web de Global Exchange Australia web. Los tendrás listos a tu llegada para que simplemente tengas que recogerlos en la oficina de cambio de moneda seleccionada.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre