Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Explorando Flores, en el extremo este de Indonesia

Explorando Flores, en el extremo este de Indonesia

Tras mi ruta de diez meses por el sudeste asiático, considero que Indonesia es el país más variado que puede encontrar un viajero. Y si me preguntan por una isla en concreto, para viajeros más intrépidos, con tiempo y ganas de descubrir lo auténtico, Flores es mi recomendación. Ahora cuento por qué.

Acercándonos a Flores.

Ser una nación dividida en 17.000 islas asegura tanta diversidad como culturas, tradiciones, historia, gastronomía y naturaleza. Al este del Bali, clásico destino internacional, hay quien se aventura a visitar las Gili, todo un paraíso indonesio, junto a la isla de Lombok. Nosotros hoy seguiremos navegando más al este, atravesando la isla de Sumbawa para, por fin, ver los islotes del Parque Nacional de Komodo y tocar tierra en Labuan Bajo, la ciudad base para visitar los temidos dragones. Hemos llegado a Flores.

Mirando el mapa anterior, vemos que Flores forma parte de la provincia de Nusa Tengara Oriental. Es la isla de gran tamaño inmediatamente anterior a Timor. Su lejanía y escasas conexiones requieren más tiempo del habitual y ser capaz de adaptarse a un ritmo de viaje muy diferente. No es un destino rápido, de foto, selfie y a otro lugar, como podrían ser otras ciudades de Bali o Java.

Precisamente por eso, todavía no es lugar para turismo de masas (y espero que tarde en serlo). Esta autenticidad tan característica de Flores sigue en aumento conforme nos desplazamos al este de la isla. En ese mismo orden lo contaré en este artículo.

Imagen de Flores, en Indonesia

Como breve apunte histórico, solamente diré que su nombre proviene del tiempo de la colonia portuguesa, en el siglo XVI y que, como nota curiosa, aquí se descubrió una especia única de homínido, llamado Hombre de Flores y apodado hobbit por su reducido tamaño; una rama perdida en la evolución humana, que habitó exclusivamente en la isla hace 100 000 años.

Para volar hasta Flores, es necesario hacer escala en otras ciudades de Indonesia. Otra opción, más lenta, local y barata es mediante combinaciones de ferri y bus, hasta Labuan Bajo. Una vez dentro de la isla hay vuelos domésticos con Transnusa y Garuda Indonesia, o también se puede ir en transporte local por la carretera trans-Flores.

Labuan Bajo y los dragones de Komodo

Imagen de Flores, en Indonesia

No todo el mundo ha oído hablar de Flores. Sin embargo, Komodo y sus dragones sí que suena a la mayoría. Pues bien, el punto de acceso para visitar el Parque Nacional de Komodo es la ciudad de Labuan Bajo, en el extremo oeste de la isla. Su aeropuerto tiene frecuentes conexiones con otras ciudades de Indonesia y a su puerto llegan ferris de otras islas con algunos viajeros extranjeros que quieren ver de cerca los lagartos gigantes.

Estos animales solo habitan en el grupo de islas que conforman el Parque Nacional de Komodo. Para verlos es necesario contratar un tour en barco. En un tour de un día, es mejor ir a la isla de Rinca, mientras que para visitar la propia Komodo se requieren excursiones más largas. Estos barcos, además paran en otras islas con playas perfectas de agua cristalina, ideales para practicar snorkeling.

Bajawa: aldeas perdidas en la selva.

Imagen de Ngada, en Flores

La bonita costa de Flores se transforma en cordilleras y volcanes en su interior. Es difícil creer que en una isla tan estrecha pueda existir este paisaje tropical, con montañas y volcanes cubiertos de árboles.

Precisamente Bajawa es una ciudad ubicada en el centro de la isla, desde donde parten senderos hacia las remotas aldeas de tribus Ngada. Las más cercanas a Bajawa tienen una mayor comunicación con visitantes y, en cierta forma, viven del turismo. Sin embargo, las hay mucho más alejadas, de difícil acceso, que todavía mantienen sus tradiciones centenarias.

Las aldeas siguen una distribución similar, con casas de madera muy básicas, de techo fabricado con paja y orientadas hacia una plaza central. En este espacio juegan los más pequeños y secan granos de café, cacao y vainas de vainilla. Además, dos chozas hacen de templo para venerar a los ancestros de la tribu.

Kelimutu: el volcán con tres lagos de diferente color

Imagen de Kelimutu, en Flores.

No solo los dragones de Komodo son únicos de Flores, también lo es un volcán muy especial. Su visita marcó un momento clave en mi viaje por la isla:

El Kelimutu alcanza los 1639 metros. Su peculiaridad es que allí arriba tiene tres cráteres y cada uno está ocupado por aguas de diferente color. Para hacerlo todavía más único, el color del agua cambia a lo largo del año, según las filtraciones y reacciones químicas del interior del volcán. La belleza natural del Kelimutu ha inspirado leyendas en la población local, historias que aseguran que sus cráteres albergan el espíritu de los fallecidos en las aldeas cercanas.

El volcán se ubica tras la aldea de Moni, junto a la carretera trans-Flores. Es necesario pasar aquí una noche si queremos ver amanecer en la cima del volcán, una experiencia viajera, completamente recomendable.

El este de Flores: Maumere y Larantuka

Imagen de Maumere, en Flores

Como adelantaba al principio del artículo, cuanto más al este, menos turismo encontraremos. No hay grandes atractivos en esta zona de la isla, pero sí increíbles islas, muchas deshabitadas o con asentamientos temporales de pescadores. El incipiente desarrollo turístico de los ochenta, fue drásticamente frenado con el destructivo tsunami de 1992, que devastó las ciudades costeras próximas a Maumere.

El transporte por tierra en la isla recorre la incómoda y siempre en obras trans-Flores. Movernos en transporte público es toda una odisea, con las bemos como única alternativa: furgonetas sin horarios establecidos y cargadas al límite. Pero esta es la verdadera esencia de Flores: viajar sin prisas y atravesar los 670 kilómetros de carretera desde Labuan Bajo a Larantuka, buscando nuevos archipiélagos y con el punto de mira puesto en Timor. Hasta allí iré en mi próximo viaje.

Ten en cuenta que la moneda en curso en este país es la rupia indonesia. Cámbiala por la tuya con Global Exchange.

[cta id=»3897″ align=»none»]

© Imágenes: Mar SerranoGiustiliano Calgaro y Adhi Rachdian

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre