Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

El volcán Arenal, naturaleza y relax en Costa Rica

El volcán Arenal, naturaleza y relax en Costa Rica

Visitar el volcán Arenal es uno de esos imprescindibles que ninguno de los viajeros que llegan a Costa Rica quiere perderse. Para ello, hay que llegar a la población de La Fortuna de San Carlos, en la provincia de Alajuela, que con algo más de 15 000 habitantes es la que ofrece cobertura y servicios a quienes desean visitar el volcán.

Sin embargo, situado en un entorno maravilloso, a menos de tres horas de la capital del país, San José, la estancia en La Fortuna de San Carlos permite también realizar otras bonitas excursiones y pasar una jornada de relax en alguno de los balnearios que aprovechan las aguas termales existentes para hacer disfrutar a lugareños y visitantes.

Para llegar hasta la Fortuna de San Carlos desde San José, podéis tomar alguno de los autobuses directos que parten cada mañana desde la capital tica.

Una vez en la Fortuna de San Carlos, es momento de buscar alojamiento. Una buena opción es el Hotel San Bosco. Lo primero que veréis por la ventana al levantaros será la silueta del volcán Arenal y, además, dispone de una fenomenal piscina donde os podréis relajar tras las excursiones.

Tras dejar las maletas, podéis empezar con una de las excursiones más fáciles de realizar desde La Fortuna de San Carlos, pero a la vez una de las más atractivas: la de la Catarata de la Fortuna, que se forma al precipitarse el río del mismo nombre y se localiza a unos cinco kilómetros de la población. Podéis realizar el trayecto a pie o acercaros con un taxi que os debería cobrar no más de 1500 colones costarricenses (unos 2 euros).

La naturaleza se muestra exultante en este indómito entorno. Tras pagar la entrada a la Catarata de la Fortuna (sobre 6,7 euros para nacionales y 12,5 para extranjeros) deberéis bajar por un sendero. Varios miradores os permitirán disfrutar del espectáculo. Sin embargo, el momento de mayor emoción llega tras superar los 530 escalones de bajada, cuando tendréis ante vosotros el fenomenal salto de agua que se precipita desde unos 70 metros de altura. No os olvidéis ni de la cámara fotográfica ni tampoco del traje de baño, que os permitirá bañaros en la playa de agua dulce que se ha creado, de forma natural, con el paso de los años.

Tras regresar a la Fortuna de San Carlos, será momento de almorzar. Opciones no os faltarán, en una población que vive para el turismo. Tenéis que coger fuerzas porque sobre las tres de la tarde empiezan los tour al volcán Arenal, el plato estrella de vuestra estancia.

El recorrido por el Parque Nacional del Volcán Arenal, este cono perfecto e inquietante que domina el paisaje, nos permite conocer las distintas coladas de lava que se han ido sucediendo a lo largo de los últimos siglos. Enorme es, por ejemplo, el bello mar de lava que la erupción de 1992 nos legó. Un amenazador cartel nos indica que la visita al parque se realiza asumiendo personalmente el alto riesgo de erupciones. Durante la caminata, el guía naturalista nos informará de los distintos ecosistemas existentes en el parque nacional.

A medida que va oscureciendo es momento de acercarnos hasta alguno de los miradores que nos permitirán, si la meteorología no nos lo impide, disfrutar del espectáculo del volcán escupiendo enormes rocas de lava que se escurren montaña abajo. De la actividad del volcán, en cada momento, dependerá también nuestra suerte.

[cta id=’3869′]

Tras visitar el Parque Nacional del Volcán Arenal es momento para el relax. Nada mejor que acercarse hasta alguna de las termas que se localizan en esta zona. Las más famosas y lujosas son las Termas Tabacón, que se sitúan a una docena de kilómetros de la Fortuna de San Carlos. Se trata de un auténtico templo natural del disfrute y el relax, con un conjunto casi interminable de cascadas donde el agua caliente fluye por doquier a 40 grados de temperatura. Las posibilidades en el Tabacon Resort son varias. Entre ellas, existe la posibilidad de cenar en el mismo complejo.

Si no os llega el presupuesto, otra posibilidad es la de acercarse hasta las Termas Baldi, situadas a medio camino y algo más económicas. La entrada cuesta 15 000 colones costarricenses (unos 22 euros) para los nacionales y unos 20 000 para los extranjeros (sobre 25 euros). También en las Termas Baldi podréis disfrutar de un precioso final de estancia en la Fortuna de San Carlos, con cena incluida, si así lo deseáis.

Imágenes: Jordi Martínez, kate_stuart y Matt Stratton.

Dónde cambiar moneda en Costa Rica

Global Exchange cuenta con una red de 7 oficinas de cambio de moneda en este país, ubicadas en los aeropuertos Juan Santamaría, en Alajuela, y Daniel Oduber, en Liberia. En ellas, podrás cambiar, de forma inmediata, hasta 35 monedas extranjeras en un amplio horario de atención al cliente. Infórmate de los servicios que ofrecen en su web.

Si vas a viajar a Costa Rica y prefieres cambiar tu moneda al colon costarricense antes de llegar, visita Global Exchange. Con más de 220 oficinas en 20 países, son tu mejor aliado cuando se trata de gestionar cambios de moneda extranjera.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Costa Rica. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

[cta id=”20238″ align=”none”]

Jordi Martínez

Aunque mi trabajo es ser médico, comparto esta vocación con la de viajar. He tenido la suerte de conocer más de 80 países alrededor del mundo, la mayoría acompañado de mi familia. Conocer el mundo donde vivimos es la mejor inversión que podemos hacer. En milviatges.com os comparto mis experiencias viajeras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre