Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 viajes baratos para Navidad

5 viajes baratos para Navidad

La Navidad es una época, tradicionalmente, familiar, pero también se ha convertido en un momento del año especial para hacer una escapada, conseguir un cambio de aires antes del comienzo de un nuevo año o, sencillamente, encontrar un clima diferente al nuestro. Lamentablemente, también es una de las épocas del año en la que viajar se hace considerablemente más caro, pero aun así, existen destinos a los que podemos viajar en Navidad sin arruinarnos en el intento. Poe eso, a continuación, os dejamos 5 viajes baratos para Navidad.

Existe una gran diferencia entre lo barato que es un destino y lo barato que puede costar viajar a ese destino en particular. Teniendo en cuenta que los precios de los vuelos varían enormemente en función del punto de partida y de la distancia, hemos incluido ciudades cuyos precios son considerablemente baratos dentro de su rango geográfico, tomando en cuenta el precio promedio del alojamiento, transporte, comida y atracciones. El promedio de noches de hotel ha sido calculado teniendo en cuenta el Índice de precios hoteleros de Trivago (tHPI) del mes de diciembre de 2014.

Atenas

A pesar de contar con un gran atractivo como destino turístico, en los últimos tiempos, Atenas entra fácilmente entre las ciudades más baratas para visitar en Europa, ya que cuenta con conexiones con aerolíneas low cost, una media de 72 euros por noche de hotel en diciembre y precios en transporte público que se equiparan con otros países del sur de Europa (1,20 euros un billete sencillo). Una desventaja es que como ciudad turística, el precio para entrar a los sitios de interés suele ser un poco elevado. Por ejemplo, la entrada a la Acrópolis vale 12 euros por persona.

Imagen de Atenas

Lo más barato: la comida. Además de deliciosa, puede salir muy bien de precio. Si bien una comida en un restaurante promedio puede valer entre 8 y 12 euros, existen opciones muy económicas como comer en «psitopolios», establecimientos que venden el famoso gyros, la estrella de la gastronomía griega, que puede costar de media 1,80 euros y con bebida, puedes comer en Atenas por menos de 4 euros.

Budapest

Otra de las ciudades europeas que resultan tan baratas como atractivas es Budapest. Con un promedio de noche de hotel en diciembre situado en 76 euros (y con opciones mucho más económicas), un viaje a Budapest en Navidad puede salir sorprendentemente barato. Pese a que el transporte no es excesivamente barato (1,12 euros un billete sencillo), tampoco se hace demasiado necesario porque a muchos de los principales sitios de interés se puede llegar caminando desde el centro.

Imagen de Budapest

Las entradas a las atracciones principales tampoco son escandalosamente baratas, pero son perfectamente asequibles y mucho más económicas que en otras ciudades europeas. Por ejemplo, la entrada guiada al Parlamento, su monumento más famoso, vale 2000 HUF (unos 6,40 euros) y subir a la cubierta de la Basílica de San Esteban, tan solo 500 HUF (1,60 euros). Además, la comida puede ser muy barata en Budapest, con opciones tan económicas como una cena completa en un restaurante no turístico por menos de 5 euros, o una pizza con medio litro de cerveza servida en una terraza por unos 6 euros.

Bangkok

El único factor que contribuye a encarecer un viaje a Asia es el precio del billete aéreo, porque muchas de las ciudades de este continente, sobre todo las del sudeste asiático, suelen ser bastante baratas para el viajero occidental. Si el promedio de una noche de hotel se sitúa en 31 euros (según el índice de precios de alojamiento de GoEuro), un viaje a Bangkok para Navidad compensa por sus bajos precios.

Imagen de Bangkok

El transporte, aunque es caro para los residentes locales, es muy atractivo para el extranjero, con precios que oscilan entre los 15 y 52 bath por billete sencillo en el Skytrain (entre 0,40 y 1,37 euros) y un promedio de entre 50 y 100 bath (1,32-2,64 euros) por un trayecto en taxi. Descontando la entrada al Palacio Real, que cuesta unos 10 euros, visitar los sitios de interés no es caro y si hablamos de comer en Bangkok, aquí es donde viene el verdadero ahorro. Un plato en cualquier restaurante al aire libre puede valer entre 0,85 céntimos y 1 euro y si eliges uno bajo techo, un plato de buena calidad (incluso con pescado) puede rondar los 2,5 euros.

Varsovia

Varsovia es otra de las ciudades más baratas para viajar en Navidad, en especial gracias a los bajos precios en alojamiento: la media de noche de hotel en diciembre ronda los 60 euros. El transporte público -muy necesario por las bajas temperaturas de diciembre y lo extensa que puede ser la ciudad- puede ser muy económico. Un billete diario ilimitado cuesta 15 zlotys polacos (3,50 euros) y visitar un monumento como el Palacio de la Ciencia y la Cultura vale 20 PLN (unos 4,70 euros). La comida merece una mención aparte, porque una sopa (un plato muy típico) puede rondar los 3 euros, y un abundante plato de comida tradicional puede valer unos 6 euros en un restaurante coqueto y de moda.

Imagen de Varsovia

Berlín

Berlín no está entre las ciudades más económicas de Europa para Navidad, pero sí es sorprendentemente barata, teniendo en cuenta que se trata de la capital de Alemania y es una ciudad muy turística. La media de una noche de hotel en Berlín para el mes de diciembre se sitúa en 94 euros, al mismo nivel, o incluso por debajo, de ciudades como Praga, Madrid y Estambul. Si bien el transporte en Berlín no es barato, en especial un billete sencillo (2,10 euros), comprar uno diario con viajes ilimitados vale 6,90 euros, nada mal teniendo en cuenta que en Madrid, 10 viajes valen 12,20 euros, por ejemplo.

Imagen de Berlín

Aunque el elemento que hace de Berlín una ciudad barata es la comida. Desde luego, cualquier restaurante elegante no va a ser barato, pero puedes comer con buena calidad a muy bajos precios en restaurantes sencillos, desde una pizza recién hecha y medio litro de cerveza por 5 euros hasta un abundante plato de comida india y cerveza importada por menos de 7 euros. Si viajas en diciembre a Berlín, tu bolsillo te lo agradecerá enormemente.

Si quieres ahorrar dinero en tu viaje de Navidad, puedes hacerlo con Global Exchange, donde puedes cambiar tu dinero a la moneda extranjera de estos destinos de la manera más práctica y cómoda.

[cta id=”3897″ align=”none”]

Ricardo Ramírez Gisbert

Arquitecto y apasionado de los viajes y la fotografía. Autor del blog El Arquitecto Viajero y editor de la guía sobre Barcelona en inglés Barcelona N’Do

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre