Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Diez lugares a los que viajar con niños en Navidad

Diez lugares a los que viajar con niños en Navidad

Aunque a algunos les dé todavía algo de respeto, viajar con niños supone un tiempo en familia de calidad. Estos momentos se acentúan más, si cabe, en Navidad gracias a que los peques de la casa disponen de más tiempo libre por las vacaciones escolares.

¿No sabes por dónde empezar? Te recomendamos diez destinos para viajar con niños en Navidad.

Cantabria

La cornisa cantábrica tiene algunos de los paisajes más hermosos de España y una gastronomía de primer nivel. Sin embargo, a los niños les encandilarán lugares como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o las Cuevas del Soplao, donde pondrán en práctica muchas de las lecciones que han aprendido durante el curso.

Oso en el Parque de Cabárceno en Cantabria

Oso en el Parque de Cabárceno en Cantabria

Copenhague

La capital de Dinamarca es una ciudad muy apropiada para viajar en familia. Sus calles están repletas de referencias a los cuentos de Hans Christian Andersen, como su icónica sirenita. Además, los peques podrán pasear entre palacios y castillos o recorrer sus jardines y puertos. Imprescindible la visita al Tívoli que en Navidad tiene un programa repleto de actividades para los niños.

Imagen de una caseta del Tívoli

Caseta del Tívoli

Costa Brava-Pirineu de Girona

A menos de una hora de Barcelona, la provincia de Girona cuenta con innumerables atractivos. A los niños les divertirá contemplar los pueblecitos medievales de Peratallada o Pals, visitar los belenes vivientes o deslizarse por las pistas de las estaciones de esquí del Pirineo. También puede ser muy divertida una visita al Teatro-Museo Dalí de Figueres o al Museo de Miniaturas de Besalú.

Flandes

La Navidad llega primero a Flandes con la celebración de la festividad de San Nicolás, que llega tres semanas antes que Santa Claus a nuestras casas. No obstante, las calles se llenan de hermosas luces y puestecitos de los mercadillos de Navidad que embellecen, más si cabe, ciudades como Brujas o Gante que parecen sacadas de un cuento de hadas. Además, los niños no se pueden perder la ruta del cómic de Bruselas.

Casa decorada con una viñeta de cómic en Bruselas

Casa decorada con una viñeta de cómic en Bruselas

Fiordos Noruegos

Un paseo en el Tren de Flåm por el corazón de los fiordos noruegos es una experiencia que cualquier niño recordará durante toda su vida. Con el invierno, las ciudades de Bergen o Stavanger se asemejan a las de la película Frozen. Un destino perfecto para estar en contacto con la naturaleza y disfrutar de algunos de los paisajes más bellos de Europa.

Vistas desde el Tren d Flåm.

Vistas desde el Tren d Flåm

La moneda en curso en Noruega es la corona noruega y podrás cambiarla por la tuya en la web de Global Exchange.

Japón

La Navidad occidental ha llegado hace muchos años a Japón, pero en el país del sol naciente se siguen respetando y celebrando las costumbres tradicionales de bienvenida del año nuevo. Para las niños estar por Tokio es como pasear por el interior de un videojuego. No tendrán tiempo de pestañear, la diversión está asegurada y además es un destino muy kids friendly.

Niños japoneses ante el Gran Buda de Kamakura

Imagen del Gran Buda de Kamakura

Recuerda que la moneda en uso aquí es el yen japonés y que tendrás que cambiar la tuya con Global Exchange para conseguirla.

Laponia finlandesa

Probablemente sea el destino al que todos los niños quieran viajar en Navidad… y los papás encantados de la vida. Además de contemplar las auroras boreales o los paisajes helados de Laponia, los más pequeños de la casa tendrán la oportunidad de conocer al mismísimo Papá Noel en su casa de Rovaniemi. Una experiencia de esas que se recuerdan toda la vida.

París

La ciudad de la luz tiene la ventaja de contar con un lugar tan deseado por los niños como Eurodisney. Pero además, París cuenta con más de diez mercados de Navidad repartidos por toda la ciudad donde los niños podrán dar rienda suelta a su imaginación. Algunas de las mejores jugueterías del mundo se pueden visitar en la capital francesa.

Nueva York

Patinar junto al árbol del Rockefeller Center es algo que todos los niños anhelan y han visto en las películas de Hollywood. La Gran Manzana es una de las más hermosas del planeta en Navidad y los más pequeños lo tienen muy fácil para divertirse en una ciudad repleta de planes interesantes como puede ser ver un musical en Broadway. Además, no olvides que la divisa en uso es el dólar americano.

[cta id=”4461″]

Selva Negra

Es imposible no encontrar algún rincón de la Selva Negra que te enamore. Desde revolcarte por un prado nevado a otear los Alpes desde el monte Feldberg o encontrar catedrales dignas de papas en St. Blasien. Aire puro, naturaleza y diversión que en Navidad se incrementa con los hermosísimos mercadillos navideños que se instalan en las plazas de la mayoría de pueblecitos.

Cascada de Triberg en Selva Negra

Cascada de Triberg en Selva Negra

Pau García Solbes

Pau García Solbes es periodista y bloguero de viajes. Escribe muy activamente desde hace más de seis años en "elpachinko.com", uno de los blogs más populares de temática viajera en lengua hispana. También es miembro fundador de las agrupaciones de blogueros Travel Inspirers y Travel with Kids Blogs, y pertenece a la Professional Travel Bloggers Association. Además, es co-autor del libro "Viajar con niños", el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Recomiendo también como destino de navidad que gusta a los niños Sudafrica pues el clima en esa epoca acompaña y esa es la mejor epoca para disfruutar de su increible naturaleza: a que niño no le gustan los leones, los pinguinos o los elefantes?

Deja un comentario

Menú de cierre