Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Viajando barato por Australia con Couchsurfing, Helpx y Relocation

Viajando barato por Australia con Couchsurfing, Helpx y Relocation

En este artículo vamos a desvelar cómo viajar muy barato por Australia, haciendo uso de las herramientas de social travel. Con Couchsurfing, sistemas de voluntariado y Relocation nos alojaremos y nos desplazaremos de forma económica para convertir uno de los destinos más caros del mundo en una alternativa low-cost muy asequible.

Social travel

¿Y qué es esto del social travel que tanto se escucha últimamente? Social travel engloba la forma de viajar que ya tienen muchos viajeros: interactuando con otros viajeros de cualquier destino para obtener información, alojamiento, transporte, conocer gente local y compartir experiencias de viaje. Sí, hablamos de las ya populares páginas como Couchsurfing, Workaway, BlaBlaCar… Y de cualquier otra conexión que se realice a través de internet, relacionada con nuestro viaje.

Carretilla en Australia

Llegar a Australia

Empezamos con el mayor desembolso, el necesario para llegar al enorme continente que se esconde al otro lado del mundo. Los vuelos hasta Australia, desde Europa, fácilmente superan los 1000 euros, una cifra demasiado elevada para viajes low-cost. Sin embargo, si Australia forma parte de un viaje de vuelta al mundo o uno de varios meses, sí que es posible encontrar algún vuelo mucho más barato. Por ejemplo, desde Bali, en Indonesia, se encuentran vuelos desde 50 euros.

Imagen del buscador de Skyscanner

Como primer paso, nos vamos a Skyscanner para hacer una búsqueda inversa, poniendo Australia como origen y como destino cualquier lugar. Así averiguaremos conexiones y compañías aéreas, para luego realizar búsquedas más aproximadas hasta encontrar el vuelo más barato.

Alojamiento gratis con Couchsurfing

No hace falta mucha presentación para Couchsurfing, la red social más extendida de alojamiento gratuito con gente local. Si no la conoces, rápidamente te cuento en qué consiste: a través de la web www.couchsurfing.com se ponen en contacto viajeros y habitantes de otros países. Los primeros, buscan alojamiento gratuito y los segundos, ofrecen su hogar para alojarlos.

Imagen de un sofá

En Couchsurfing, el hecho de ser gratis, curiosamente, no es lo fundamental, sino que lo es el hecho de poder conocer gente de cada destino del mundo que se visita, cómo se vive, su visión de su ciudad o país, compartir experiencias de viaje, comidas, conversaciones… No solo se alojan viajeros de este modo, también se organizan eventos en ciudades, se queda en cafeterías o se hacen recorridos turísticos. Esta es la mejor forma de viajar barato y conocer otras culturas, sin lugar a dudas.

La seguridad de la plataforma es clave para su uso. Para ello, existe un sistema de referencias que se dejan guest y host (invitado y anfitrión) reflejando cómo fue la experiencia. Algo parecido a cuando se compra en páginas como Ebay. Tener éxito para conseguir alojar o alojarse requiere tener un perfil muy completo, con fotos y abundantes referencias (todas positivas).

Sistemas de voluntariado: Helpx, Workaway, Wwoofing…

carretilla2-640

Aunque no existe límite temporal para alojarse con couchsurfing, habitualmente los viajeros suelen pedir alojamiento para períodos de menos de una semana. Para hospedarse por más tiempo, es posible hacer uso de los sistemas de voluntariado como Helpx, Workaway o Wwoofing, entre muchos otros.

Estas webs ponen en contacto a los dueños de negocios o familias que requieren ayuda con viajeros que se ofrecen para trabajar a cambio de comida y alojamiento. Normalmente, son cinco horas durante 6 días y un día libre por semana. Y las actividades a realizar varían mucho: desde ayudar a familias con el jardín o pintar su casa, a atender la recepción de un hostel o cultivar en una granja orgánica.

En Australia existe una amplia oferta de voluntariados con Helpx, mientras que en Latinoamérica funciona mejor Workaway. Wwoofing, por su parte, está más centrada en granjas orgánicas. En cualquier caso, lo más recomendable es entrar en estas y otras páginas de voluntariados y registrarnos en la que ofrezca más opciones. El registro es gratuito para comprobar dónde podríamos ir de voluntarios; aunque hay que pagar una inscripción de unos 20 euros que nos permitirá ponernos en contacto y solicitar el voluntariado durante dos años .

Relocation: moviendo vehículos y campervans por Australia

Imagen de una caravana

En Australia y Nueva Zelanda, algunas compañías de rent-a-car ofrecen la posibilidad de conducir una campervan (autocaravana) de una ciudad a otra. De ese modo, el viajero y la empresa se benefician porque el rent-a-car no tiene que pagar a sus empleados por moverla y el viajero puede llegar al siguiente destino sin pagar el alquiler de la campervan.

Por supuesto, este sistema tiene sus particularidades: los días para mover la autocaravana de una ciudad a la otra son limitados, hay que pagar fianza, tasas y un seguro opcional. También existe limitación de kilometraje; a veces te pagan el combustible o, incluso, un extra por el servicio. Las condiciones varían según cada Relocation, de forma que, cuánta más distancia haya que recorrer y menor tiempo para hacerlo, mejores condiciones se ofrecen. No es descabellado, por ejemplo, viajar entre ciudades de la costa este haciendo más de 2000 kilómetros en una lujosa campervan y que no nos cueste ni un euro. Eso sí, supondría mucho tiempo de conducción y poco tiempo para disfrutarla.

Para encontrarlos, basta con hacer una búsqueda en Google, entrar en las páginas de las propias empresas de rent-a-car o webs como Imoova o similares que reúnen cada día ofertas de Relocation.

Como hemos visto, es posible viajar por Australia y que sea un destino realmente barato. Las claves: viajar lento y hacer uso de social travel como Couchsurfing, Helpx y Relocation.

Imágenes: Seabamirum, Garry Knight, russellstreet y Mar Serrano.

[cta id=”3831″ align=”none”]

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre