Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

7 sueños que podrás cumplir en África

7 sueños que podrás cumplir en África

Poco se habla de los viajes a África: Europa, Asia, América e, incluso, Oceanía parecen ser más accesibles. Pero África siempre está ahí, esperando tranquila a que por fin tengas el valor de pisarla y cumplir algún que otro deseo.

Si algo está claro, es que en África podrás cumplir unos cuantos sueños viajeros. Te contamos nuestros 7 favoritos.

Egipto: resolver el misterio de las pirámides.

Quizás exageramos un pelín, muy probablemente no vamos a ser nosotros, con nuestra mochilita y una sonrisa de oreja a oreja, los que resuelvan el misterio de la construcción de las pirámides. Pero poco importa: sentirte minúsculo y maravillado frente a Keops, Kefrén y Micerino tiene que ser una de las sensaciones más increíbles del mundo. Nosotros queremos vivirla… ¿y tú?

Kenya: avistar los big five.

Los que hemos crecido con El Rey León tenemos claro que, antes o después, vamos a toparnos con este extraordinario felino (mejor si es a cierta distancia y desde un sitio seguro). Pero no solo se pueden encontrar leones en la sabana. Si quieres conocer en vivo a los big five (león, elefante, búfalo, leopardo y rinoceronte) hay un destino obligado: ¡Kenya!

La zona de conservación de Ngorongoro es el mejor lugar para intentar cumplir este sueño. ¡Suerte!

Namibia: pisar un desierto rojo.

En Namibia yace uno de los desiertos más curiosos del mundo, su peculiaridad es el color del que se tiñen sus altísimas dunas: rojo como el fuego y como los atardeceres africanos. En el Desierto del Namib podrás contemplar paisajes de ensueño, y por si esto fuera poco, que sepas que estarás en el desierto más antiguo del mundo: tiene 65 millones de años (y ni una arruga).

Botswana: navegar por el Delta del Okavango.

Ya te hemos advertido de que Botsuana es un destino que te volverá loco, sobre todo el delta del Okavango, donde podrás navegar a bordo de un mokoro, una embarcación de madera típica, y dejarte sorprender por un paraje idílico y lleno de vida.

Sudáfrica: bañarse con pingüinos (¡o tiburones).

Dicen que para gustos los colores, nosotros preferimos compartir la playa y nuestros chapuzones con los pingüinos que viven en Boulders Beach, pero si te apetece más un baño rodeado de tiburones blancos… ¡que sepas que puedes! Eso sí, no te tires al mar sin más, mejor vete hasta Gansbaai, ponte en manos de un profesional y déjate llevar al encuentro con uno de los depredadores más temidos: te sumergirán en una jaula y allí podrás encontrarte con él cara a cara.

Tanzania: subir el Kilimanjaro.

Todos los que lo hicieron hablan maravillas de esta dura aventura. Porque sí, es una aventura y es dura: subir al monte Kilimanjaro, que con sus 5895 metros es el más alto del África, no es un paseo. Hay más de 10 rutas, aunque solo 3 alcanzan el Uhuru Peak, su cima.

Marruecos: enamorarse de un pueblo azul.

No hace falta irse muy lejos de casa para sumergirse de lleno en este continente: Marruecos es un excelente destino (y a un corto vuelo de distancia de España). Las ciudades de Marrakech o Fez y los desiertos de Erg Chebbi o Merzouga, son destinos geniales, aunque nuestra recomendación es otra: Chefchaouen, un pueblo azul que te robará un cachito de corazón. La hospitalidad árabe hará el resto…

Global Exchange en Marruecos

Recuerda que la moneda en curso en este país es el dírham marroquí. Si la tuya no lo es, podrás cambiarla con Global Exchange que, además, cuenta con más de 13 oficinas de cambio en este país (en los aeropuertos internacionales de Agadir, Tánger, Marrakech, Casablanca y Fez).

Y además, si ya estás en el país, consigue un descuento del 15% en tu cambio de moneda:

[cta id=”20980″ align=”none”]

¿Te han gustado nuestros sueños viajeros que cumplir en África? ¿Con cuál empezarías?

[cta id=”3875″ align=”none”]

© Imágenes: Jack Versloot, Athena Lao y Singa Hitam.

Letizia Cassetta

Viajes, gastronomía y arte son las grandes pasiones de esta italiana que, desde hace 4 años, escribe en "Mochileando por el Mundo". Viajando le ha pasado de todo: se ha sentido minúscula contemplando el amanecer en Birmania, ha viajado en un bus con una cabra en el techo en Filipinas, se ha bañado bajo la vía láctea en Nueva Zelanda, se ha enamorado de una isla en Indonesia y, ¡a saber lo que le depara el futuro! Su lema: si muchos sueñan lo mismo que tú, sueña más fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre