Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Los secretos mejor guardados de Venezuela

Los secretos mejor guardados de Venezuela

En los tiempos que corren, hay que pensárselo dos veces antes de viajar a Venezuela, un hermoso país que, desafortunadamente, afronta en la actualidad un complicado panorama político, económico y social, nunca antes visto en su historia. Aun así, Venezuela es un destino que, a pesar de las adversidades, conserva el buen humor y la amabilidad de su gente, un lugar donde la improvisación se convierte en un arte y sus habitantes han desarrollado una capacidad inagotable de agudeza verbal.

La palabra «paraíso» se queda corta a la hora de describir a Venezuela, un país bendecido con las mejores condiciones naturales, un clima privilegiado y unos paisajes fuera de este mundo. En su diversidad paisajística, hay cabida para ecosistemas de selva, montaña, playa y desierto, con una variedad apabullante de espacios naturales que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

Resulta imposible resumir en un solo artículo la larga lista de atractivos que posee Venezuela, es por eso que he decidido incluir cuatro destinos que se encuentran dentro de los imprescindibles que hay que conocer sí o sí, destacando lo mejor de cada uno. Bienvenidos al país de lo chévere, donde se paga con «plata» y no con dinero, se bebe «caña» y no alcohol y los amigos son «panas».

La Gran Sabana, un lugar fuera de este mundo

Con este nombre se conoce a uno de los lugares más enigmáticos y únicos del planeta. Este gigantesco entorno natural, ubicado al sur del Estado bolívar, muy cerca de la frontera con Brasil y Guyana, es uno de los lugares más antiguos de la Tierra, con una edad aproximada de 2000 millones de años. Aquí se encuentran algunos de los atractivos que hacen de Venezuela un lugar único y singular, entre ellos el Parque Nacional Canaima, con una extensión de 30 000 km2, siendo el sexto parque nacional más extenso del mundo y nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Imagen de la gran sabana

La diversidad geográfica y biológica de La Gran Sabana es extraordinaria, y en ella destacan los tepuyes, unos impresionantes colosos rocosos originados por la erosión, que pueden superar, sin dificultad, los mil metros y cuya principal característica son sus paredes prácticamente verticales y su superficie casi plana. En idioma pemón (el de los indígenas que habitan la zona), tepuye significa «montaña».

Entre los tepuyes más conocidos se encuentra el Monte Roraima que, con sus 2800 metros, es el más alto del parque y uno de los pocos que se pueden visitar (solo con guías indígenas expertos). Esta excursión y posterior ascensión puede durar hasta 6 días. El Auyantepui (2535 metros de altura) es otro de los más famosos de la Gran Sabana, especialmente porque desde su cima se origina el salto de agua más alto del mundo: el Salto Ángel, cuya caída asciende hasta los 979 metros.

Imagen del Salto Ángel

La Gran Sabana es una zona que está lejos de la civilización y no es de fácil acceso. Para visitarla, es necesario llegar hasta la población de Santa Elena de Uairén, ubicada a unos 20 kilómetros de la frontera con Brasil y a casi 1400 km de Caracas, la cual puede fungir de centro de operaciones para tu viaje a la Gran Sabana. Se puede llegar a Santa Elena por vía terrestre, desde una carretera proveniente de la localidad de El Dorado (350 km) o en avión. Entre los alojamientos más recomendables se encuentra el Campamento Ruta Salvaje y el Campamento Ya-Koo, donde puedes contratar todo tipo de excursiones.

Los Roques, un paraíso virgen

Existen playas paradisíacas y más allá está el archipiélago de Los Roques. Considerado como el único atolón del Atlántico y el Parque Nacional marino más grande de Latinoamérica, este atractivo turístico de Venezuela es la definición completa de paraíso. Compuesto por más de 300 islotes, cayos y arrecifes de coral, Los Roques es un lugar con una energía muy particular, en el que el silencio y la sensación de libertad se convierten en protagonistas, en un entorno de aguas puras y cristalinas, donde todas las playas son vírgenes de una arena tan blanca que no quema, ni siquiera durante la hora del sol más abrasador.

Imagen del cayo Los Roques

Gran Roque es la isla de mayores dimensiones, donde viven la mayor parte de sus 3000 habitantes y en donde se encuentran los hoteles y posadas turísticas. Cada establecimiento se ocupa cada día de trasladar a sus huéspedes a alguno de los cayos vírgenes del archipiélago, proporcionando el transporte en alguna embarcación, tumbonas de playa, comidas y bebidas, ya que no hay ningún tipo de servicios o restaurantes en los cayos, lo que garantiza una experiencia totalmente natural y con todas las comodidades. El desayuno y la cena también están incluidos en los paquetes turísticos.

Por la tarde, de vuelta a Gran Roque, es toda una experiencia caminar por sus calles de arena y observar el atardecer desde el faro construido por los holandeses, que se encuentra en una alta colina con vistas a toda la isla. Además, es el sitio ideal para practicar buceo, esnórquel y todo tipo de deportes acuáticos.

A Los Roques se puede llegar en avión desde el Aeropuerto de Maiquetía de Caracas, en un vuelo que no dura más de 40 minutos. Además, se puede hacer un Day Tour con la Línea Turística Aerotuy, aunque lo más recomendable es pasar, al menos, una o dos noches como mínimo. Algunas posadas recomendables son: Posada Malibú, Macanao Lodge, Posada Mediterráneo y la Posada Bequevé.

Los Andes venezolanos

La parte más septentrional de la Cordillera de los Andes atraviesa una extensa región de Venezuela, probablemente la más diversa en términos de variedad climática y paisajística, desde llanuras áridas a menos de 1000 metros hasta cumbres de nieves eternas que rozan los 5000 metros, un paisaje atípico en un país tropical. La ciudad de Mérida es uno de los núcleos urbanos más importantes de la región y un sitio ideal para utilizarlo como centro de operaciones.

Imagen del Pico Bolívar

Aparte de ser un importante centro turístico, esta ciudad, con gran presencia universitaria, es el punto de partida del Teleférico Mukumbarí, un sistema de transporte de cabinas, que recorre 12,5 kilómetros desde la ciudad de Mérida, a 1577 metros, hasta la estación de Pico Espejo, a 4765 metros sobre el nivel del mar (msnm) y desde donde se puede observar el Pico Bolívar, el punto más alto de Venezuela, a 5007 msnm. El renovado teleférico (pendiente de inaugurarse durante el primer trimestre de 2016), es el más largo y alto del mundo y atraviesa cinco estaciones hasta llegar a su último destino.

Imagen del teleférico de Mérida, en Venezuela

La región está plagada de pequeños pueblos llenos de encanto, como Santo Domingo o Jají, donde la vida transcurre a otro ritmo, además de lugares idóneos para conocer la particular naturaleza del páramo andino, como Laguna de Mucubají y la Laguna Negra -un imponente lago a 3465 msnm-, que están conectados por un pintoresco sendero que puede hacerse tanto a pie como a caballo. Esta es una de las excursiones más tradicionales de la zona, entre las miles de opciones de senderismo que existen en esta región.

Imagen de la laguna Mucubají

Isla de Margarita, la Perla del Caribe

Se dice que poco después de que Colón diera con esta isla del noreste venezolano en 1498 y la bautizara como La Asunción, fue tal la cantidad de perlas que se descubrieron en sus costas que fue rebautizada como Margarita. Lo cierto es que desde que Margarita se convirtió en uno de los principales destinos turísticos del país, es conocida como la Perla del Caribe.

Imagen de la isla de Coche, en Venezuela.

Margarita, junto a las vecinas islas de Coche y Cubagua, forman el estado Nueva Esparta, y constituyen un destino de sol y playas paradisíacas, grandes hoteles, castillos y fortalezas coloniales y una gastronomía deliciosa donde reina el pescado fresco y los productos del mar.

Comida de Margarita

Las playas son uno de sus mayores atractivos y se cuentan por decenas. Entre las más famosas y concurridas están Playa El Agua (la más emblemática), Playa Parguito, Zaragoza, El Yaque, Puerto Cruz, Guacuco y Manzanillo, entre otras. No pierdas la oportunidad de comer en un restaurante de playa en primera línea de mar y con los pies en la arena un buen sancocho margariteño (un pescado fresco como un mero o carite), una empanada de cazón (una especie de tiburón pequeño), arepa, plátano frito y un «jugo» de frutas naturales.

Imagen de un amanecer en Margarita

Si haces un viaje por Sudamérica, reserva unos días para visitar esta tierra de gracia que es Venezuela. Para más información, visita la web de Valentina Quintero, una incansable viajera venezolana que condensa lo mejor de Venezuela en su preciada guía.

De igual forma, recuerda que la moneda de este país es el bolívar y que podrás cambiarla con Global Exchange, pero también ten en cuenta que por las grandes fluctuaciones que sufre, te resultará un poco complicado deshacerte de ella a tu vuelta así que valora bien qué cantidad vas a necesitar antes de emprender tu viaje.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

© Imágenes: Ricardo RamírezFrancisco Becerro, Tim Snell, Alessandro Caproni, Federico Jiménez, Joely Lara y Erik Cleves.  

Ricardo Ramírez Gisbert

Arquitecto y apasionado de los viajes y la fotografía. Autor del blog El Arquitecto Viajero y editor de la guía sobre Barcelona en inglés Barcelona N’Do

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre