Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

De ruta por Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad

De ruta por Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad

Una gran cantidad de sucesos históricos llevan a las ciudades a estructurarse en la forma que las conocemos hoy, algunas con mayor o menor suerte en términos de atractivo y belleza. Si hablamos de este último factor, Segovia (España) es una ciudad que no se queda corta, ostentando una enorme diversidad de monumentos de valor incalculable. Pero las ciudades no se hacen solas, y es aquí donde entra en juego su principal valor: sus habitantes y todos los que, de una forma u otra, han contribuido a crear la Segovia actual y a mantener la antigua.

En esta entrada, nos vamos de ruta por Segovia, ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El Acueducto, el mayor símbolo de Segovia

Cuando se habla de las obras más significativas creadas durante el Imperio Romano, siempre sale a relucir el Acueducto de Segovia, pero lo cierto es que también se trata de una de las mejores obras de ingeniería jamás hechas en España. Atribuido al mandato de Trajano durante el siglo II d. C., el Acueducto de Segovia es el mayor símbolo de la ciudad y marca el comienzo y el fin de todo recorrido por la ciudad.

A pesar de recorrer más de 15 kilómetros desde el Riofrío hasta la ciudad, es el tramo que atraviesa la Plaza del Azoguejo el más famoso y vistoso y en donde alcanza más altura (28 metros). Increíblemente, se ha mantenido casi intacto a lo largo de todo este tiempo gracias a que hasta fechas recientes estuvo funcionando plenamente, llevando agua a la ciudad hasta casi nuestros días. ¿Sabías que las piedras no están unidas con argamasa sino que se trata de piezas encajadas a la perfección?

A los pies del acueducto hay una réplica de la estatua del Museo Capitolino de Roma de la loba capitolina que, según la mitología romana, amamantó a Rómulo y Remo. La estatua fue donada en 1974 por el museo para los actos de conmemoración bimilenaria del acueducto. A muy poco metros se encuentra la Oficina de Turismo, buen sitio para recopilar información de interés y donde también encontrarás la nueva oficina de Global Exchange, el mejor sitio para hacer cambio de moneda extranjera en Segovia.

Imagen de Rómulo y Remo, en Segovia.

Alcázar de Segovia

En el encuentro de los ríos Eresma y Clamores se halla otro de los grandes monumentos de Segovia: el Alcázar. Esta fortaleza, estratégicamente ubicada en lo alto de un cerro, se asemeja a un castillo de cuento (con puente levadizo incluido) y se cree que se construyó sobre una antigua fortificación romana. Su existencia está documentada desde el año 1155 y gracias a que se convirtió en una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla, su restauración y cuidado han sido continuos.

Imagen del Alcázar de Segovia.

Imagen: Luis Antonio Fernández

Catedral de Santa María de Segovia

Además de la elegancia de su estructura, la Catedral de Segovia está considerada una de las últimas catedrales góticas de España y Europa ya que al momento de su construcción (1525-1577), predominaba en el continente el estilo renacentista. Sus dimensiones y proporciones no dejan indiferente al visitante: tres naves con crucero, 18 capillas, una torre de casi 90 metros de altura y bóvedas que alcanzan los 30 metros la convierten en una «señora catedral». De visita obligada es su interior para detallar algunos de los 65 vitrales que la componen, el claustro, los retablos y altares, así como el impresionante panorama exterior.

Catedral de Segovia.

Murallas de Segovia

El trazado de las murallas de Segovia, que alcanza un perímetro de 3 kilómetros, comienza y termina en el mismísimo Alcázar. Estas ya existían cuando la ciudad fue conquistada por el Reino de Castilla y tenía cinco puertas: San Andrés, San Martín y San Juan, así como las puertas de Cebrián y Santiago, que aún permanecen.

Además de las vistas extraordinarias que ofrecen, visitar las murallas es la oportunidad para conocer más a fondo la historia de la ciudad y ver de cerca un vestigio único, ya que es una de las pocas que se conservan en su totalidad en toda España. Consigue más información sobre las modalidades de visita a las murallas, que incluyen una visita nocturna teatralizada.

La Judería

Desde la Puerta de San Andrés de la muralla de Segovia se puede pasar a la Judería, que se ubicaba en torno a la plaza de la Merced y en las parroquias de San Andrés y San Miguel, dentro del recinto amurallado, aunque posteriormente sufrieron un mayor confinamiento. También es posible hacer una visita guiada de la Judería, ver la Sinagoga Mayor, una de las que mejor se conservan en Segovia y recorrer las calles del barrio medieval.

[cta id=”4438″ align=”none”]

Dentro de Segovia hay un importante conjunto de arquitectura religiosa, donde destacan muchos ejemplos del románico, así como muchos conventos y monasterios que mantienen su actividad religiosa. De especial interés son el Monasterio de Santa María del Parral, la Iglesia de la Vera Cruz, San Esteban y la Santísima Trinidad, así como el Monasterio de San Antonio el Real (convertido en museo).

Un ejemplo de arquitectura civil renacentista muy famoso en Segovia es la Casa de los Picos, (Calle de Juan Bravo, nº8), una casa señorial que se reconoce por los innumerables picos que adornan la fachada. Es sede de la Escuela de Arte de Segovia y en su interior se realizan exposiciones. Otra visita de interés, a tan solo 12 kilómetros de Segovia, es el Palacio Real de San Ildefonso, un imponente palacio abierto al público que fue residencia y coto de caza de la familia real española, cuyos jardines, estanques y fuentes evocan al Palacio de Versalles.

Palacio Real de San Ildefonso.

Ricardo Ramírez Gisbert

Arquitecto y apasionado de los viajes y la fotografía. Autor del blog El Arquitecto Viajero y editor de la guía sobre Barcelona en inglés Barcelona N’Do

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Menú de cierre