Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

La Ruta de las Kasbahs, en Marruecos

La Ruta de las Kasbahs, en Marruecos

La Ruta de las Kasbahs resulta muchas veces olvidada y es que, en ocasiones, cuanto más cerca tenemos las cosas, más las desconocemos, ¿verdad? Te dejamos unos consejos para viajar a esta increíble zona de Marruecos, donde seguro quedarás sorprendido.

¿Cuál es la mejor forma de llegar a la Ruta de las Kasbahs?

La mejor forma de llegar hasta esta zona de Marruecos es volando a Marrakech, hacia donde puedes encontrar vuelos por poco más de 50 euros, según las fechas en las que quieras viajar o, incluso, menos, y desde allí alquilar un coche.

Si bien es cierto que se puede ir desde Marrakech a Ait Ben Haddou en transporte público o contratar una excursión o tour a través de alguna agencia, nuestra recomendación, si tienes unos días, es que alquiles un coche, por la libertad de horarios y movimiento que ello supone.

Conducir en Marruecos, en contra de lo que puedas pensar, no es difícil y te permitirá acceder a todos esos lugares donde no es posible hacerlo en transporte público.

Desde Marrakech, deberás dirigirte a Ait Ben Haddou, normalmente la primera parada de la Ruta de las Kasbahs, pasando antes por el puerto de montaña Tizi-n-Tichka, el más alto de Marruecos a 2260 metros, en el que se circula a través de una carretera estrecha, pero bien pavimentada, durante unas 3-4 horas, según el tráfico.

En este punto te advertimos que el gps probablemente te marque un tiempo bastante menor, pero por experiencia podemos decir que este trayecto lleva algo más de tiempo.

Una vez en Tizi-n-Tichka, donde puedes aprovechar para hacer una parada técnica, solo tienes que seguir la carretera una hora y media más para llegar a Ait Ben Haddou, el primer punto destacable de esta impresionante ruta.

Imagen de Ait Ben Haddou, en la Ruta de las Kasbahs

¿Qué ver en la Ruta de las Kasbahs?

  • Tizi-n-Tichka

Aunque no pertenezca propiamente a la Ruta de las Kasbahs, si vienes hasta aquí en coche desde Marrakech, tendrás que pasar sí o sí. Como comentábamos anteriormente, Tizi-n-Tichka es el puerto de montaña más alto de Marruecos y también un sitio perfecto donde parar un rato a estirar las piernas, dar una vuelta por algunas de las tiendas que hay o comer algo. Hay un restaurante en la planta alta de una de las tiendas (solo encontrarás este, así que no tiene pérdida), donde puedes probar una tortilla bereber que, te aseguramos, no olvidarás jamás.

Imagen de Tizi-n-Tichka, en la Ruta de las Kasbahs

  • Ait Ben Haddou

La kasbah de Ait Ben Haddou es uno de los enclaves más fotografiados de Marruecos, solo tienes que ver una imagen para comprenderlo, y es que llegar hasta aquí es como adentrarse en un cuento del que no querrías salir nunca.

Un pequeño camino, que lleva hasta el río y que deberás atravesar sobre un puente improvisado hecho con sacos de arena, te llevará hasta las mejores vistas de Ait Ben Haddou.

Imagen de Ait Ben Haddou, en la Ruta de las Kasbahs

Una vez aquí, solo tienes que acceder a la kasbah y perderte por sus callecitas rodeadas de casas de adobe y barro, típicas de estos conjuntos arquitectónicos que tenían los pueblos bereberes.

Te aconsejamos llegar hasta la parte alta, desde donde se tienen unas vistas impresionantes de los alrededores y también una perspectiva totalmente distinta de la Kasbah de Ait Ben Haddou.

Imagen de Kasbah de Ait Ben Haddou.

  • Ouarzazate

Otra de las paradas imprescindibles en la Ruta de las Kasbahs es Ouarzazate, donde podemos encontrar una de las kasbahs mejor conservadas de Marruecos: la Kasbah Taourit.

Aparte de esta visita, también podrás disfrutar de un zoco, ubicado justo enfrente, donde paran muchísimos turistas para hacer algunas de sus compras.

Ouarzazate también es famoso por ser el lugar donde se ubican los estudios de cine donde se rodaron películas como La Joya del Nilo, Astérix y Cleopatra o Los Diez Mandamientos.

Imagen de Ouarzazate, en la ruta de las Kasbahs.

  • Palmeral de Agdz

Agdz es la puerta de entrada al Valle del Draa y a la Ruta de las Mil Kasbahs, otra de las grandes razones para visitar esta zona de Marruecos. Pese a no ser el enclave más espectacular de esta ruta, te recomendamos que te acerques hasta alguno de sus miradores para disfrutar de una perspectiva preciosa de uno de los palmerales más bellos de esta zona.

Imagen del Palmeral de Agdz, en la Ruta de las Kasbahs

  • Tamnougalt

A solo 6 kilómetros de Agdz, encontramos uno de los pueblos fortificados más bonitos que puedas imaginar. Poco visitado por los turistas, Tamnougalt es el ejemplo perfecto de este tipo de edificaciones, con unas kasbahs en el interior impresionantes, muchas de ellas aún sin restaurar.

Solo se puede acceder con un guía, previo pago de 50 dírhams, más 20 dírhams extra por cada kasbah que visites en el interior (recuerda haber cambiado tu moneda a dírhams, previamente, con Global Exchange).

Imagen de Tamnougalt, en la Ruta de las Kasbahs

El color tierra mezclado con el azul del cielo y el verde de las palmeras forman un paisaje difícil de olvidar.

  • Kasbah Telouet

Esta es otra kasbah poco frecuentada por los turistas, sobre todo por la falsa creencia de que la carretera de acceso es únicamente accesible para 4×4. Os podemos asegurar que en época normal, la carretera es totalmente accesible con un turismo, eso sí, con cuidado y sin querer llegar antes de tiempo. La pista que no es practicable en turismo es la que va desde Ait Ben Haddou a la Kasbah de Telouet que sí que es de tierra. En caso de querer hacer este recorrido, hay que volver a la carretera principal y hacerlo por allí.

Telouet es una kasbah en la que destaca la ornamentación de la segunda planta y la zona que no ha sido restaurada y que a día de hoy, se utiliza como cuadra para los animales del pueblo.

Imagen del Kasbah Telouet, en la Ruta de las Kasbahs.

4 consejos útiles para realizar la Ruta de las Kasbahs en Marruecos

  • Que alquilar un coche en Marruecos no sea peligroso no quiere decir que no debas tener cuidado en la carretera. Es más, en Marruecos y, sobre todo, en esta zona, hay más radares de los que puedas imaginar e incluso mucha más policía dispuesta a multarte si comentes una infracción que en cualquier país europeo.
  • Una vez en la Ruta de las Kasbahs, las gasolineras no abundan. Te aconsejamos que llenes el depósito en Ouarzazate, donde encontrarás varias a las afueras de la ciudad.
  • Una de las muchas cosas destacables de Marruecos es su gastronomía; no dejes de probar el tajine o la tortilla bereber, dos platos que te dejarán un recuerdo inolvidable.
  • En principio, puede parecer una zona poco visitada, pero te recomendamos que si viajas en temporada alta y quieres asegurarte alojamiento, sobre todo en los enclaves más concurridos, como Ait Ben Haddou, reserves con tiempo, ya que no hay demasiados y estos se agotan rápidamente.

Cambiar moneda en Marruecos

Viajes cuando viajes a este país, necesitarás llevar contigo dirhams durante toda tu estancia en el mismo. Con Global Exchange, tendrás la posibilidad de cambiar tu moneda al dirham marroquí antes de salir o en cualquiera de nuestras oficinas de cambio en los aeropuertos de Casablanca, Fez, Marrakech, Tanger o Agadir.

Aquí te dejamos un descuento para tu cambio en nuestras oficinas. ¡Que lo disfrutes!

Vanessa Santiago

Autora de "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com), un blog en el que escribo sobre mis viajes alrededor del mundo, proporcionando datos prácticos como rutas, transporte, alojamientos y lugares a visitar en cada país, para poder organizar tu propio viaje por libre con información de primera mano. Mi gran pasión, como reflejo en el blog, es viajar y lo hago tanto como puedo. Y quién sabe, quizás algún día se convierta en mi modo de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre