Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Los puntos turísticos que no te puedes perder en Tenerife

Los puntos turísticos que no te puedes perder en Tenerife

No te cuento ningún secreto si te digo que Tenerife (España) es un destino conocido por viajeros de toda Europa, que el verano dura prácticamente doce meses y que la isla tiene atractivos para todo tipo de viajeros. En Travel and Exchange queremos que antes de ir a Tenerife conozcas todas las alternativas y puntos interesantes que tiene la isla. Quedó suficientemente claro que Tenerife es mucho más que playas, que hay hoteles y restaurantes muy recomendables para todos los bolsillos y que por algo la noche tinerfeña es tan conocida internacionalmente.

Hoy no hablaremos de playas, hay tantas buenas en la isla que mejor las dejamos para otro artículo sobre el verano perpetuo de Tenerife. No, no hemos empezado la casa por el tejado, sino que nos hemos aproximado a la isla poco a poco, para ahora dejar paso al plato fuerte: los puntos turísticos que no te puedes perder en Tenerife.

Parque Nacional del Teide

Parque Nacional del Teide

Y no hay otra forma más acertada para comenzar un listado de puntos turísticos en Tenerife que el Parque Nacional del Teide. Su pico corona la isla y toda la geografía española y su ubicación y su entorno son todo un espectáculo que nadie debería perderse. Y como probablemente sospechabas, es Patrimonio Mundial de la Unesco. Te contamos más sobre cómo visitarlo.

Subir al Teide

Puedes llegar por carretera hasta la base del Teide en vehículo, si es que has alquilado uno, o si no, en bus –o mejor dicho, en guagua–, desde varias ciudades de la isla. Para aprovechar el día y tener tiempo de subir al Teide es necesario salir muy temprano, por eso los buses salen a las 9:15 h desde Playa Las Américas (en el sur) y Puerto de la Cruz (en el norte). No olvides que el regreso es a las 15:30 horas.

Si no te va el senderismo ni la escalada, tu opción es el teleférico. Una vez arriba es posible subir todavía más, hasta el pico del Teide, pero ya a pie y es necesario llevar un permiso especial. Ten presente que si decides subir, estarías caminando a 3500 metros.

Teleférico en Tenerife

Sobra decir que desde arriba del inmenso volcán, a 3718 metros, las vistas son increíbles: el Atlántico bordeando la isla, las poblaciones salpicadas en el paisaje volcánico y la Gomera en el horizonte. Por cierto, para elegir un buen día para subir al Teide, comprueba antes la predicción del tiempo y ten en cuenta que arriba siempre hace viento y frío.

Si estás en buena forma física y te apetece, puedes subir caminando. Además, el refugio de Altavista está bien equipado para pasar allí una noche, aunque hay que reservar con anticipación.

En el trayecto hacia o desde la base, no olvides parar en los roques de García. Una de estas formaciones rocosas salía en el antiguo billete de mil, que siempre está en el recuerdo de los que crecimos con las pesetas.

Rutas por el Parque Nacional

Si vas por tu cuenta y te apetece caminar por el parque, te recomendamos que pases antes por el centro de visitantes El Portillo. Allí te informarán de las opciones disponibles. Hay senderos de distinta dificultad y duración, como Arenas Negras, los roques de García, la fortaleza o siete cañadas.

Desde Puerto de la Cruz

Desde Puerto de la Cruz, hay ciertos lugares que no pueden faltar en un recorrido turístico por Tenerife: Loro Parque, el valle de la Orotava, el lago Martiánez y el museo arqueológico. Veamos un poco de cada uno.

Loro Parque es el parque temático imprescindible de Tenerife, un enorme recinto en el que viven especies de aves de todo el mundo en condiciones similares a sus hábitats de origen. Tienen programas de cría y reintroducción de especies y sí, también muchos loros y papagayos. Además del acuario y el pingüinario, la atracción principal es el espectáculo de delfines, leones marinos y orcas.

Imagen del Loro parque.

Valle de la Orotava

Una bonita carretera escénica nos adentra en un valle que, lejos de ser árido como cabría esperar de una isla de origen volcánico, es húmedo y verde. Desde la Villa de La Orotava, su principal población, el valle se extiende hasta llegar a Puerto de la Cruz, en la costa. Para apreciar la belleza del valle, no puede faltar una parada en el mirador de Humboldt. Tan atractivo como el valle es la Villa, y pasear por su centro histórico, algo casi obligado para ver arquitectura autóctona de Canarias.

A quién no le gusta tumbarse a tomar el sol y refrescarse en la playa, ¿o mejor en una piscina? El lago Martiánez es la mezcla perfecta de ambas. Se trata de un complejo situado en la costa con una serie de lagos artificiales y piscinas que usan agua del mar. Fue construido en una zona de playas y entrantes de agua, que más tarde fue ampliándose, ganándole espacio al mar. Es una zona de descanso y ocio, con jardines, palmeras y tumbonas.

Lago Martiánez.

Entre tanta visita, se hace indispensable un poco de historia para saber posicionar la isla y su interacción con los guanches, sus primeros pobladores. El museo arqueológico de Puerto de la Cruz ofrece una exposición permanente precisamente centrada en los orígenes de la isla, desde la prehistoria y especialmente en su pueblo, a través de cerámica, momias y otros restos arqueológicos.

Acantilados de los gigantes

Acantilados de los gigantes.

Para el final dejamos otra maravilla natural de Tenerife. Las erupciones que originaron la isla millones de años atrás caprichosamente formaron estas paredes verticales de lava volcánica, que parecen emerger del océano.

La mejor forma para verlos es en barco. Salen desde el puerto de los Gigantes en la costa oeste. Si el agua está tranquila, una experiencia muy agradable es remar en kayak. La sensación es única al pasar a nuestro ritmo por debajo de esas inmensas rocas de hasta seiscientos metros.

Recuerda que la moneda aquí es el euro. Si la tuya no lo es, podrás cambiarla con Global Exchange.

[cta id=’3897′]

Imágenes: Diego Delso, Mstyslav Chernov, Gabriel Gironés, Quartl y Jbasic.

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre