Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Ekaterimburgo, la ciudad rusa que todos deberían conocer

Ekaterimburgo, la ciudad rusa que todos deberían conocer

Hablar de ciudades rusas me suscita emociones muy encontradas. Por un lado, me encanta, me resulta apasionante y lo disfruto muchísimo. De hecho, me genera un gran alivio poder compartir al mundo lo increíble de este gigante país. Pero por otro lado, a veces, me resulta agotador. No por lo que cuento, sino porque pareciera que sobre Rusia se habla mejor entre entendidos. No quiero decir que no se pueda aprender sobre el país sin haberlo visitado, sino porque hay detalles o situaciones que resultan imposibles de poner en palabras y que, en general, son las cosas que hacen de Rusia un país digno de ser visitado.

Pero como soy bastante obstinada y quiero que todos, aunque sea, consideren colocar a Rusia en su lista de viajes pendientes, voy a hacer lo posible para convencerlos. Y algo que suelo enfatizar, si tengo la libertad de hablar sobre este inmenso país, es que las razones para visitarlo no se encuentran agrupadas exclusivamente en Moscú y San Petersburgo, sino, además, en la cantidad de ciudades super interesantes que se desparraman a lo largo y ancho de Rusia.

Si bien tengo debilidad por los pueblos pequeños y perdidos, en esta nota te hablaré de la cuarta ciudad más grande del país: Ekaterimburgo (Yekaterinburgh, en inglés). ¿Has oído hablar de ella?

Ubicada en la parte oriental de los Urales (y de este modo, convirtiéndose en la puerta simbólica que abre paso de la Rusia asiática a la europea), la capital del Oblast de Sverdlovsk es la ciudad más importante de la región, en lo referido al comercio, la industria, la educación y la ciencia.

Su posición geográfica se traduce en grandes beneficios, tanto industriales como económicos y turísticos. Es en sus montañas donde se obtienen la mayoría de los minerales que dominan la industria de la región.

En cuanto a lo turístico, Ekaterimburgo es la última gran ciudad en la parte asiática de Rusia, dando paso a la región europea del país. Más allá de que su ubicación determine su condición de ciudad asiática, su estructura dista mucho de las demás localidades del lado este del continente. Lo imponente de sus edificios, la cantidad de universidades (20 universidades estatales públicas y 16 universidades privadas) y academias de arte y los centros comerciales hacen que se asemeje más a Moscú o a San Petersburgo que a cualquier otra ciudad siberiana.

En el caso de que aún el nombre no te resulte conocido o creas que, definitivamente, no conoces nada sobre esta ciudad, apuesto a que por lo menos debes acordarte del famoso video que se viralizó en 2013 en el que se ve un meteorito cruzando el cielo de una ciudad rusa. Sí, ese video fue tomado en una de las autopistas de Ekaterimburgo, aunque luego el meteorito cayó en Cheliabinsk.

Pero dejando al meteorito de lado, Ekaterimburgo tiene que ser parte de tu conocimiento cultural. Sabemos que Rusia tiene proporciones muchas veces inimaginables e imposibles de canalizar en su magnitud, y cantidad infinita de pueblos y ciudades. Sabemos que estamos encomendándote una ardua tarea, pero créenos que adentrarte en Ekaterimburgo (aunque sea con una lectura) vale la pena. Y además, Ekaterimburgo es sede confirmada para el Mundial de Fútbol de 2018 que se llevará a cabo en el país. Ahora sí no tienes excusa para desconocerle.

La herencia soviética es innegable y puede apreciarse en los distintivos edificios grises y monótonos que predominan en la ciudad. Aun así, Ekaterimburgo se destaca de sus pares asiáticas al estar, a la vez, considerablemente modernizada.

¿Ya hemos captado tu atención? Entonces sigue leyendo para conocer cómo recorrer la ciudad de la mejor manera, algunos puntos de interés y lo que tienes que tener en cuenta al momento de visitarla.

Pasear por Ekaterimburgo resulta una tarea super fácil. No solo porque está bien conectada por su eficaz transporte público, sino porque además no te llevará más de unos minutos descubrir que cerca de los centros turísticos más importantes verás una línea roja en el suelo. Si sigues esta línea, te llevará por absolutamente todos los puntos turísticos imprescindibles de la ciudad. Estas líneas son algo característico de las ciudades siberianas y definitivamente facilitan que explores la ciudad sin perderte del todo.

Iglesia de la Sangre Derramada

Posiblemente sea el punto turístico más concurrido, lo cual tiene mucho sentido, si conocemos la historia detrás de esta imponente estructura. Fue aquí mismo, en 1918, donde un pelotón de fusilamiento ejecutó al último Zar ruso, Nicolás II, junto con toda su familia, en lo que en ese momento se conocía como la Casa Epàtiev.

En 2003, la casa fue demolida y en su lugar se construyó la Iglesia ortodoxa que hoy se posiciona como una de las vistas más atractivas de toda la ciudad.

Cementerio de Shirokorechenskoe

También conocido como el cementerio de los mafiosos, es otro de los imperdibles que no puedes dejar pasar. En él se encuentran enterradas varias familias relacionadas con las mafias más crueles y peligrosas de la zona. Militares y políticos que formaron parte de las guerras civiles más sangrientas, así como también personas que nada tenían que ver con la crueldad de la época soviética.

En caso de que decidas visitarlo, te recomendamos reservarte varias horas ya que su recorrido puede demandarte mucho tiempo.

Y para coronar esta experiencia, el parque donde se encuentra ubicado el cementerio es inmenso y la naturaleza que lo rodea invita a los más aventureros a hacer un pícnic y disfrutar de ¿la vista? Puede resultar raro para otras culturas, pero en Rusia es muy común pasar la tarde en los cementerios en compañía de los seres queridos a los que han perdido. Es como si no se conformaran solo con visitarlos, sino que además, se dedican a pasar la tarde con ellos, aunque sea de manera simbólica.

Definitivamente, es una experiencia que deberías tener y el parque del cementerio Shirokorechenskoe se presta para ello.

Monasterio Ganina Yama

Este sitio de interés no deja de tener todos los condimentos que hacen de Rusia un país tan difícil de comprender en su totalidad. Ganina Yama fue la mina donde se hallaron los cuerpos de la familia del Zar que fuese ejecutada en la Casa Epatièv. Luego del descubrimiento, los Bolcheviques volvieron a tomar los cuerpos para esconderlos en otro lugar.

Ganina Yama es un monasterio con siete templos, uno dedicado a cada miembro de la familia Romanov.

Torre Vysotsky

Esta torre, siendo la segunda más alta de toda Rusia (188 metros) es, sin dudas, el lugar más estratégico para tener una vista completa de la ciudad. Desde el piso número 52 puede apreciarse una vista panorámica espectacular.

A tener en cuenta

Clima

Solemos repetir que la belleza rusa cobra un plus en invierno al encontrarse resplandeciente por el blanco de la nieve. En Ekaterimburgo, los inviernos son larguísimos y fríos (suele llegar a los 50 grados bajo cero), así que dejamos al criterio del viajero qué tanto aprecia la nieve y qué tanto la considera necesaria para la belleza de los paisajes. Los veranos, por el contrario, son cortos y la temperatura máxima ronda los 22º.

Transporte

Ekaterimburgo debe ser una de las ciudades rusas mejor conectadas. Debido a su gran expansión industrial, los servicios de transporte público crecieron acorde a las demandas poblacionales. No solo cuenta con un aeropuerto internacional, sino que además, tiene más de 40 líneas de autobuses locales, un sistema de metro muy eficiente, tranvía y, por supuesto, líneas de trenes que unen la parte europea con la siberiana. Por Ekaterimburgo pasan las líneas que conectan con el Transiberiano, el Transmongoliano y el Transmanchuriano.

Es difícil, para alguien que lo ve desde afuera, entender qué distingue a cada ciudad de tan enorme país. Puede que, sin darnos cuentas, asociemos a todas las ciudades de una región sin hacer diferencia alguna, sobre todo cuando un país nos resulta tan imposible de comprender en su totalidad. Pero puedo prometerte (aunque desafortunadamente no he podido visitar todas las ciudades rusas que me gustaría) que cada una de ellas tiene algo por lo que se destaca del resto.

Sin embargo, destacarse no es algo tan difícil de lograr para Ekaterimburgo, ya que se trata de la ciudad más diversa de todo el país. Si pudiese hablarse de un perfecto equilibrio entre la Rusia asiática y la europea, ese equilibrio es Ekaterimburgo.

Dónde cambiar moneda en Rusia

Para viajar a Ekaterimburgo, necesitarás rublos rusos. Podrás cambiar tu moneda por esta antes de tu viaje, en cualquiera de las oficinas de Global Exchange en el mundo o en el propio país. Consulta la ubicación de sus oficinas en el siguiente mapa:

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Angie Derrico

Angie es la creadora y escritora del blog de viajes «Titín Round the World», en el que narra sus aventuras y desventuras por el mundo, desde que en 2012 dejó todo y se lanzó a viajar. A través de su sitio busca, mediante fotos, relatos y vídeos, inspirar a sus lectores a animarse a viajar y perseguir sus sueños. Rompiendo con todas las reglas, cuenta su viaje sin tapujos, con la sinceridad y el humor con que lo haría un amigo, sin pantalla de por medio. Con sus relatos, logra un acercamiento fluido capaz de captar la atención, incluso, de aquellos que no tienen por costumbre leer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre