Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Cartagena de Indias en una escala de crucero

Cartagena de Indias en una escala de crucero

Cartagena de Indias no solo es la más bonita de las ciudades colombianas. Se trata de uno de los más extraordinarios vestigios de la época colonial española en todo el continente americano. Una ciudad que conserva el maravilloso trazado de aquellos momentos de esplendor, como si hubiera quedado detenida en el tiempo, tal y como le pasa a la guatemalteca Antigua o a la nicaragüense Granada. Una ciudad, además, que se ha revitalizado en los últimos años gracias al periodo de seguridad que está viviendo Colombia.

La ciudad se fundó en 1533 y durante casi tres siglos fue embelleciéndose con hermosas casonas, iglesias, palacios y parques. Visitar Cartagena de Indias durante una escala de un crucero por el Caribe supone poder compatibilizarla cultura del relax propio de la vida abordo.

Un taxi nos acercará desde el puerto de cruceros hasta la Puerta del Reloj, la entrada a la ciudad antigua (unos 20 000 COP). El casco histórico de Cartagena de Indias se sitúa en el interior de un barrio por completo amurallado. El sistema de baluartes ha sido bellamente restaurado, de manera que realizar un recorrido por el paseo de rondas de la muralla supone una excelente manera de conocer la ciudad.

Una de las plazas más encantadoras es la de Santa Teresa, justo enfrente del museo naval. En la plaza nos sorprende una réplica de la famosa Fuente de Canaletes de Barcelona.

Seguimos nuestro recorrido entre bellas casonas, todas ellas pintadas con vistosos colores y con grandes portalones y ventanas que nos recuerdan su esplendoroso trazado colonial. Nuestros pasos nos llevan hasta la Plaza de San Pedro, donde se ubica una de las más bellas iglesias de Cartagena, la del Convento de San Pedro Claver. A este santo se le atribuye la defensa de los miles de esclavos llegados hasta Cartagena de Indias. Y a su memoria merece la pena visitar el Museo de San Pedro, ubicado en el claustro del convento de los jesuitas. La visita merece los 12.000 COP que cuesta la entrada. En este post, por cierto, te comentamos cuánto cuesta viajar por Colombia.

Es este un buen lugar donde cruzarse con las palenqueras, las lugareñas que, ataviadas con el traje típico, intentan ganarse la vida con la venta de frutas pero, particularmente, con sus posados para los turistas ávidos de fotografiarse con ellas.

Todo queda cerquita en Cartagena de Indias de manera que en pocos minutos llegaremos a la Plaza de la Aduana. Se trata de una de las más monumentales de la población. Era aquí donde se ubicaba la antigua aduana de la época colonial. El palacio desempeña actualmente las funciones de Concejo Municipal. A un lado de esta plaza se alza la estatua que honra la figura de Cristóbal Colon, realizada en mármol de Carrara.

Ni tres minutos tardamos en cerrar el círculo. Hemos regresado a la Puerta del Reloj, una de las más bellas y monumentales de las murallas de Cartagena. Sin embargo se hace evidente que el reloj al que alude el topónimo de la plaza es bastante posterior a la construcción de la muralla. La torre del reloj, de curioso alzado y pintado en resplandeciente amarillo, es uno de los emblemas de la población.

Es posible que nos haya entrado hambre tras este buen recorrido. Y no estaría mal, ya que estamos en tierras colombianas, disfrutar de uno de sus más sabrosos y simples manjares: las famosas arepas colombianas. Se trata de una suerte de tortitas rellenas, crudas o fritas. Están deliciosas y un lugar excelente para degustarlas es en Sierva María, a tres minutos de la Torre del Reloj. Tienen fama de servir las mejores arepas de la ciudad. Desde 5000 COP podéis degustar una. Los jugos naturas están también deliciosos.

Con la panza llena nos dirigimos hasta nuestro próximo destino. No hay ciudad centroamericana que se precie sin su Plaza Simón Bolívar. Y Cartagena no es menos. En esta arbolada plaza encontraremos la estatua ecuestre del Libertador, artífice de la Independencia y héroe nacional de Venezuela y Colombia. Sin embargo, nuestros ojos nos llevan al edificio que se localiza justo detrás de una preciosa y monumental portalada de piedra labrada. Se trata, ni más ni menos, de la que era la Sede de la Santa Inquisición, institución de triste recuerdo también en Latinoamérica. El palacio es ocupado actualmente por las dependencias del Museo Histórico de Cartagena de Indias y tiene un precio de 19.000 COP.

Otro pequeño paseo nos lleva hasta otra de las plazas más queridas por los lugareños, la de Santo Domingo. Es este, otro de los lugares más buscados y retratados por los turistas. ¿El motivo? Una bonita estatua del más universal de los artistas colombianos: Fernando Botero. Es aquí donde se ubica su famosa Gordita.

La tarde avanza y el soleado día primaveral empieza a menguar. Antes de regresar al crucero, sin embargo, queremos realizar una última visita. Nos acercamos hasta Las Bóvedas, un bonito conjunto monumental compuesto por 47 arcos y 23 bóvedas situado entre los fuertes de Santa Clara y Santa Catalina. Actualmente desempeña las funciones de modernos emporio comercial, pero durante sus más de 250 años historia fue también cárcel o emplazamiento militar.

Lo mejor de Las Bóvedas es, sin embargo, es que sitúan justo debajo de las murallas en un lugar donde es posible disfrutar de una de las más bellas puestas de sol del Caribe. Una buena manera de despedirse de Cartagena de Indias.

Dónde cambiar moneda en Colombia

Para viajar a este país necesitarás pesos colombianos. No olvides cambiar tu moneda con Global Exchange, bien antes del viaje, o bien una vez en Colombia. Global Exchange trabaja en este país, bajo la denominación de Globo Cambio, desde enero del 2015 y podrás encontrar sus oficinas en Bogotá, Medellín o Cartagena, tanto en aeropuertos como a pie de calle. Infórmate sobre dónde están en el siguiente mapa:

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Colombia. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

Jordi Martínez

Aunque mi trabajo es ser médico, comparto esta vocación con la de viajar. He tenido la suerte de conocer más de 80 países alrededor del mundo, la mayoría acompañado de mi familia. Conocer el mundo donde vivimos es la mejor inversión que podemos hacer. En milviatges.com os comparto mis experiencias viajeras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre