Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 cosas que hacer en Helsinki después de lo típico

5 cosas que hacer en Helsinki después de lo típico

Ya has visitado la isla fortaleza de Suomenlinna, te has extrañado por la sobriedad interior de la Catedral de Helsinki (Tuomiokirkko), aun estás en shock por el contraste con la catedral ortodoxa, te has quedado de piedra con la iglesia luterana excavada en la roca (Temppelaiukio), has llegado a tu límite viendo iglesias y ya has probado una sauna finlandesa. Entonces, ¿qué te queda por hacer en Helsinki que no esté en tu guía de viaje?

Aquí te presento cinco opciones (y cuatro son gratuitas) para aprovechar al máximo tus días en Helsinki y que seguro quedarán muy bien cuando subas fotos a Facebook e Instagram.

1. Ir al baño. Pero no a cualquier baño, no, sino al excusado, retrete, toilet o lugar en el que todos agradecemos intimidad que se encuentra en la penúltima planta del Hotel Torni. El cuarto de baño para las féminas está en una esquina del edificio y lo que lo hace especial es que tiene amplios ventanales en las paredes que dan al exterior. De este modo, cuando necesites evacuar los cócteles y cervezas que te hayas tomado en el Ateljee Bar, que está en la última planta, disfrutarás de las mejores vistas del centro de Helsinki. Si eres mujer y te pica la curiosidad, que sepas que los hombres tenemos que girar 90 grados el cuello para tener unas vistas no tan buenas (solo hay una ventana en el lateral de nuestro cuarto de baño). Puedes encontrar el Hotel Torni en Yrjönkatu 26, en Keskusta, y usar el baño es gratuito.
Imagen del Hotel Torni

Hotel Torni. Imagen de Mahlum.

2. Llevarte a los niños al parque de atracciones. No importa que no tengas niños (¿no dicen que todos llevamos uno dentro?), Linnanmäki tiene una atracción para niños de todas las edades, de 0 a 99 (como decían en las cajas de cierto juego de mesa). Como los precios de las atracciones (aunque la entrada al recinto es gratuita) están al nivel del precio medio de todo en Finlandia (caro para los españoles), toma nota de este nombre: Panoraama. Un mirador circular, rotatorio y ascendente (lo tiene todo) que se eleva lentamente hasta obtener una buena panorámica de Helsinki. Además, es gratis (ahora sí que lo tiene todo). Para ir a Linnanmäki, la dirección es: Tivolikuja 1 y está, naturalmente, cerca de una parada de tranvías.

Mirador de Panoraama en Helsinki.

Linnanmäki. Imagen de ZeroOne.

3. Ir, con o sin niños, a la playa. Si has decidido que no querías conocer Finlandia bajo una gruesa capa de nieve y abrigado hasta las cejas, entonces es posible que el corto verano te bendiga con la oportunidad de ir a la céntrica playa de Hietaniemi, en Helsinki. Te sentirás como en casa, salvo que seas de los que ven el mar sufriendo a la sombra de altos edificios, porque el entorno urbano de las inmediaciones no padece de esa terrible arquitectura. La playa de Helsinki se encuentra en Hiekkarannantie, 11, en el barrio de Töölö.

Playa de Hietaniemi, en Helsinki.

Playa de Hietaniemi. Imagen de Mysid

4. Practicar el salto de esquí. Bueno, tal vez no «practicarlo» pero sí ver cómo lo practican otros ¡incluso en verano! En el distrito de Herttoniemi, a pocos kilómetros del centro de Helsinki, existen tres rampas instaladas sobre tres colinas próximas entre sí. No hay mucha información online sobre ellas y yo las descubrí cuando era parte de un tour con Happy Guide Helsinki así que os va a tocar investigar un poco para llegar allí. Las estructuras de madera desde fuera tienen un aspecto casi frágil pero son robustas y pude ver cómo esquiadores (¿saltadores?) de todas las edades bajaban sin dudar por ellas.

5. Dormir en la cárcel. Si el parque de atracciones, la playa, las bebidas antes de ir al baño y buscar dónde se practican saltos de esquí os han dejado agotados y necesitáis un buen descanso, iros a la cárcel. Contrariamente a lo que podéis estar pensando ahora mismo, sus camas son mullidas, en su baño no hay ningún peligro si se os cae la pastilla de jabón al suelo y la comida es de lo más apetecible. Claro que los últimos reclusos abandonaron las instalaciones, con destino a otras prisiones, en el 2002 y fue en el 2007, después de unos años de renovaciones, cuando abrió sus puertas en su lugar el Hotel Katajanokka, de la cadena Best Western. Como el edificio está protegido por su valor histórico, se ha mantenido el ambiente carcelario original (altos muros, estructura interna de prisión, puertas con rejas), pero adecuado a su nueva función. El Best Western Premier Hotel Katajanokka se encuentra en el exclusivo barrio-península de Katajanokka, en Merikasarminkatu, 1ª.

Imagen del hotel Katajanokka, en Helsinki

Hotel Katajanokka. Imagen de Ralf Roletschek.

Te recuerdo que la moneda en curso en Finlandia es el euro por lo que si perteneces a otro país de la eurozona, te recomiendo que te hagas con tu tarjeta prepago multidivisa GlobalCard. De lo contrario, podrás cambiar tu moneda en cualquier oficina de Global Exchange.

Si os vais de viaje a Helsinki y descubrís más cosas que sean interesantes, gratis o no, por favor dejad los datos en un comentario. ¡Gracias!

Imagen de portada: Johannes Jansson.

José Ramón Pérez Fernández

Dijo S. Agustín que "El mundo es un libro, y quienes no viajan leen sólo una página" y estoy enganchado a la "lectura", ya sea un fin de semana en Gdansk, dos meses recorriendo Oriente Medio, siete meses de Uzbekistán a Bangladesh o un año recorriendo Asia y Oceanía. Co-editor de Viajablog, cofundador de Travel Inspirers.

Deja un comentario

Menú de cierre