Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Sabores en Suiza: disfruta de su gastronomía

Sabores en Suiza: disfruta de su gastronomía

Si alguien me pregunta qué fue lo que más me gustó de Suiza, cuando estuve por allí hace poco más de un año, diría que la inmensidad de sus verdes paisajes, la tranquilidad de la vida de muchos de sus rincones, como las bellas Berna y Lucerna, o el que las diferencias de clase no sea algo que se aprecie a simple vista, ni algo que caracterice a su sociedad, más bien igualitaria por su calidad de vida.

Desde luego, su gastronomía no fue algo que me llamase especialmente la atención. Mención aparte merecen sus quesos, bien ricos y mundialmente conocidos por todos y todas, como ocurre con su Emmental —producido en una región suiza del mismo nombre y de belleza inconmesurable— o sus chocolates.

Aun así, bien vale la pena echar un vistazo a todas las posibilidades que ofrece este país, en cuanto a sabores se refiere. Por eso, en esta entrada, quiero contarte qué podrás encontrar en la gastronomía suiza.

El rösti

Empezamos con un plato que bien puede recordarnos a la tortilla de patatas española: el rösti, solo que en este caso, además de patatas, también suele llevar panceta ahumada, cebolla, queso, manzanas o hierbas frescas.

Los älplermagronen

Si pides un plato de älplermagronen, o macarrones de los Alpes, te encontrarás con este tipo de pasta gratinada, con patatas, queso, nata y cebollas, y con una guarnición que puede incluir manzanas tamizadas o cualquier otro tipo de fruta o verdura.

La fondue de queso

Como ya comentaba en las primeras líneas, si algo caracteriza al país helvético, eso son sus quesos. De ahí que uno de los platos que encontrarás en cualquier carta gastronómica del país sea la fondue de queso, con su origen aquí, pero que ahora ya se ha vuelto popular en muchos otros lugares del planeta, en distintos formatos (tanto salados como dulces).

La fondue —nombre que recibe también el recipiente que contiene el queso— consiste en queso fundido en el que se pueden mojar los trozos de pan que siempre la acompañan. Una delicia, ¡no apta para alérgicos al queso!

Los malakoffs

Y seguimos con el queso como protagonista también en este plato. Porque de eso están rellenos, precisamente, los malakoffs, de queso gruyère. En este caso, se trata de una especie de buñuelos fritos, que se preparan con huevos, harina y leche, entre otros ingredientes.

La sopa de harina

Este es uno de los platos más tradicionales de Basilea y será una gran opción para tomar en invierno y calentarte el cuerpo, después de un intenso día de esquí por las nevadas montañas suizas.

La sopa de harina, preparada con una salsa de harina tostada y cebollas cortadas en aros, suele servirse acompañada por unos pasteles de queso y cebollas.

Las salchichas

Habituales sobre todo en la Suiza francesa son las salchichas de carne de cerdo. Podrás encontrar distintas variedades, pero una de las más típicas es la «cervelat», que está ligeramente ahumada. Suelen ir acompañadas por una guarnición con verduras o patatas fritas.

El raclette

Volvemos al queso y, de nuevo, al fundido. En este caso, el plato se llama raclette y se sirve con patatas cocidas sin pelar, pepinos y cebollas en vinagre, entre otros ingredientes.

El chocolate suizo

Pasamos ahora a los postres y a otro imprescindible suizo: el chocolate. Seas una persona golosa o no, no puedes dejar de probar alguno de los muchos tipos que encontrarás en este país. Este empezó a hacerse famoso fuera de él a partir de la segunda mitad del siglo XIX, en parte porque muchos nombres famosos relacionados con este dulce placer eran de aquí.

Lo encontrarás de múltiples formas: con leche, puro, con almendras, sin ellas… En cualquier caso, ¡irresistible!

El birchermüesli

Terminamos este artículo con otra opción para los y las más golosos y golosas: el birchermüesli. En esta ocasión, se trata de un postre preparado con copos de avena, zumo de limón, leche condensada, manzanas ralladas, avellanas o almendras, que recibe ese nombre por su creador, el médico suizo Maximilian Oskar Bircher-Brenner.

¡Una gran opción para acompañar al café de la tarde en tu viaje!

Estos son solo algunos ejemplos de la gastronomía que podrás degustar en Suiza. Y tú, si has estado allí, ¿con qué plato te quedas?

¿Dónde cambio moneda para mi viaje?

Para moverte por Suiza necesitarás pagar con la moneda local, el franco suizo, tras cambiarla por la tuya. Con Global Exchange podrás hacerlo tanto antes de salir como, directamente, una vez que estés en el aeropuerto de Ginebra porque cuenta con oficinas allí:

Y si ya estás allí, aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Suiza. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

Imágenes: Jarkko LaineCarl Flisch Pixabay.

Miriam Gómez Blanes

Periodista inquieta y adicta a la escritura sin solución, actualmente coordino los contenidos del blog de viajes de Global Exchange, «Travel and Exchange». También cuento otras historias y realidades en mi blog: www.overthewhitemoon.com. Y lo hago mientras recorro el mundo. Si un viaje me dice ven, lo dejo todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre