Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Omán: el nuevo destino a visitar de Oriente Medio

Omán: el nuevo destino a visitar de Oriente Medio

Resulta paradójico que mientras los conflictos en determinados países árabes no cesan, otros destinos de Oriente Medio son cada vez más deseados y, posteriormente, visitados por viajeros de todo el mundo. Hoy nos centraremos en Omán, una pequeña fracción de la península arábiga donde la cultura y la tradición árabes se han sabido mantener generación tras generación; una esquina entre Yemen, Emiratos Árabes y Arabia Saudita con extraordinarias formaciones naturales que ahora te detallamos.

Planificando el viaje a Omán

Muchos habíamos escuchado hablar de Omán, pero todo lo que sabíamos era que es uno de esos países áridos de Medio Oriente, por lo que muy pocos nos planteábamos que fuera un lugar interesante para visitar. Hasta ahora.

Vamos a dividir la visita en tres zonas:

  • Mascate y alrededores.
  • Ras Al-Hadd: la esquina este.
  • Salalah, el sur de Omán.

Transporte en Omán

Aunque los taxis compartidos son una forma eficiente para moverse en la ciudad y alrededores, las largas distancias no están bien cubiertas con transporte público, por lo que es recomendable alquilar un coche o contratar un tour con vehículo y conductor. Viajar por tierra nos va a permitir personalizar mucho más el viaje, disfrutar más intensamente de la experiencia cultural y llegar hasta lugares más apartados. Sin embargo, requiere mucho más tiempo. Para estancias más cortas, necesitaremos recurrir a vuelos internos de la aerolínea Oman Air.

Mascate y alrededores

Imagen de Mascate

Llegamos a Omán volando hasta la capital, Mascate. Con el taxi, el recorrido desde el aeropuerto hasta Mutrah, el centro de la ciudad, es una buena introducción de los días que están por venir. El calor intenso del sol y el cielo despejado resaltan las construcciones blancas hasta que llegamos a la primera parada obligada: la Gran Mezquita del Sultán Qaboos. Esta magnífica construcción, completada en 2001, es la única del país a la que pueden acceder los visitantes no musulmanes (la foto inicial corresponde a esta mezquita).

En Mutrah todo luce muy cuidado, calles, rotondas, casas con jardín, el paseo marítimo o Corniche y hasta, en cierta manera, el antiguo zoco de la ciudad, con techado de madera, uno de los souqs más antiguos de todo el mundo árabe. Curioseando entre puesto y puesto no es difícil encapricharse con algún objeto de decoración o algún souvenir, aunque hay que dejar hueco en la maleta porque no será este el único zoco que visitaremos. Cuando cae la noche, las tiendas y el zoco siguen abiertas; entonces las calles aledañas se llenan de omaníes y es otro buen momento para salir a callejear y ver cómo se vive en Omán.

Imagen de Jebel Shams

El segundo día en Mascate lo dedicamos a explorar los alrededores. Concretamente, nos dirigimos a Jebel Shams, las montañas que rodean la capital omaní. Siguiendo la recomendación de otros viajeros, la mejor forma de sintetizar el paisaje de la zona es recorriendo la ruta entre Rustaq y Al-Hamra. Este último, es un bonito pueblo tradicional donde las casas de adobe conforman una bonita postal en tonos ocres, a pesar de su evidente deterioro.

Imagen de Nizwa

De regreso tomamos la carretera hacia Nizwa, otra interesante ciudad y, a lo largo de la ruta, no se nos pueden escapar dos visitas casi obligadas: la fortaleza de Jabrin y el fuerte de Bahla, este último patrimonio de la UNESCO.

Ras Al-Hadd: la esquina este

Imagen del desierto de Wahiba

En un viaje a la península de Arabia, hay que ver el desierto al menos una vez. En Omán, el lugar que elegimos es el desierto de Wahiba, en el extremo este del país.

wadi-640

La experiencia de conocerlo conduciendo un vehículo 4×4 es única; llegar por la tarde, dormir en un campamento y ver amanecer al día siguiente, Reserva de tortugas de Ras Al-Haddalgo completamente inolvidable. Además, pondrá a prueba el talento de los aficionados a la fotografía, tratando de captar todas las gamas de color posibles.

El árido terreno de Omán es quebrado por los cauces de ríos, formando amplios valles que irradian verdor y frescura. Hablamos de los wadis, como el Bani Khalid, próximo al desierto de Wahiba.

Aunque el plato fuerte del viaje al este es la reserva de tortugas de Ras Al-Hadd. En sus playas es posible observarlas durante la época de desove y, semanas más tarde, ver las recién nacidas salir de la arena y correr hacia el mar. La mejor época es de julio a agosto.

Salalah, el sur de Omán

En la costa sur, casi al lado de la frontera con Yemen, viajamos hasta un Omán muy distinto al que habíamos conocido en el norte y este. Si tienes la oportunidad de conducir por todo el litoral, la visión por la carretera al llegar a Salalah es impactante. Una vez en la ciudad, sorprende la gran extensión construida, con calles abiertas y palmeras, pero escasamente poblada.

oman.streets-640

El edificio más imponente de Salalah es el Palacio del Sultán. Sin embargo, la mayor parte de las casas del centro de Salalah reflejan el efecto del tiempo, aunque todavía se distingue el pasado comercial de la ciudad.

Imagen de un zoco en Omán

Hay que señalar tres puntos imperdibles en Salalah: su infinita playa de arena blanca, las ruinas del antiguo puerto de Al-Baleed con sus columnas y el zoco Al-Hafa. Omán es uno de los principales productores de incienso y, dentro del país, el zoco de Salalah es especialmente conocido por este producto.

Otros datos de interés

Para ir a Omán se necesita visado de turista. Se puede obtener al llegar al aeropuerto de Mascate o bien online en la página de la Policía de Omán. El online se puede solicitar por diez días o por treinta; el que es on arrival o cruzando por tierra, solamente por treinta días.

Omán es un país seguro, donde no suele haber problemas. No obstante, hay que ser conscientes de las diferencias culturales existentes. En la página de recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores de España encontramos información actualizada.

Entre noviembre y marzo son los mejores meses para viajar a Omán. En enero y febrero es posible encontrar nieve en las montañas, pero las temperaturas son suaves en la mayor parte del país. Sin embargo, en los meses de verano el termómetro llega a los 50ºC.

bahla-640

La moneda oficial es el rial omaní (OMR) y cada uno se fracciona en 1000 baisas. Podrás cambiarla por la tuya con Global Exchange.

© Imágenes: Digital Aesthetica, Francisco Anzola, Sylwia Pecio, Andries3, Roderick Eime, Dr. Norbert Heidenbluth, Andrew Moore y Dan.

[cta id=»3897″ align=»none»]

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hola, estamos pensando viajar a Bangkok con escala en Oman, y como tenemos 14 hs de escala visitar Mascate. Sabes cuanto cuesta un taxi hasta la ciudad?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre