Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

10 lugares que no puedes perderte en Austria

10 lugares que no puedes perderte en Austria

Austria es uno de esos países en los que, inicialmente, no solemos pensar cuando programamos o empezamos a soñar con un viaje por Europa. Aunque no vamos a negar que esta circunstancia tiene algunas cosas positivas, siendo una de ellas el poco turismo que recibe comparado con otros países europeos. Esto nos permite disfrutar de muchos de los lugares más increíbles del país, prácticamente en soledad, incluso en plena temporada alta.

Y mientras te animas a recorrer el país, te dejamos 10 lugares que no puedes perderte en Austria.

1. Abadía de Melk.

Esta abadía benedictina, localizada en Melk, es una de las más importantes, no solo de Austria, sino del mundo que sirvió de inspiración a Umberto Eco para escribir su famosa novela El nombre de la rosa. Ubicada en la zona alta de un promontorio, esta abadía parece querer disfrutar de las vistas del Danubio, a sus pies, mientras los turistas recorren su interior, digno de mención. En este destaca su increíble biblioteca, una de las más bellas de Europa y que cuenta en sus estanterías con más de 85 000 volúmenes y dos magníficos globos de Vincenzo Coronelli.

Imagen de la biblioteca de la Abadía de Melk, en Austria.

2. Salzburgo.

Salzburgo es una de las ciudades que no puedes perderte en Austria y que debería estar en cualquier planificación de un itinerario por el país. Con lugares tan increíbles como la Fortaleza Hohensalzburg, la Casa Natal de Mozart, el Palacio de Hellbrunn, la Cervecería Stiegl o el encantador Barrio de la Catedral de Salzburgo, una estancia de un par de días resulta idónea para una primera toma de contacto con una de las ciudades más bellas de Austria.

Imagen de Salzburgo, Austria.

3. El Tirol.

Si hay un sitio en el que podrías pasar semanas y semanas y no cansarte ni un segundo, ese sería el Tirol. Con una oferta interminable de actividades en cualquier época del año, esta sería una zona perfecta para plantear el final de la ruta por Austria o, incluso, un pequeño kit-kat a mitad de viaje. Si buscas un lugar en el que la naturaleza sea la protagonista, tu sitio está en el Tirol.

Imagen de El Tirol, en Austria.

4. Hallstatt.

Dicen de él que es el pueblo más bonito del mundo a orillas de un lago. Solo hay que mirar una foto para darse cuenta de que si no es el que más, seguro que es uno de los primeros en la lista. Puedes visitarlo en unas horas, pero si puedes encajarlo, te aconsejamos que le dediques un día con una noche, ya que de esta forma podrás disfrutar de la zona cuando la mayoría de los turistas parten hacia el siguiente destino, dejando el lugar con una armonía única.

En Hallstatt, el alojamiento es poco económico, pero siempre puedes acudir a Obertraun, una población muy cercana (y encantadora), en la que los precios están mucho más ajustados.

Imagen de Hallstatt, en Austria.

5. Wattens.

Si bien este, quizás, no es un destino imprescindible en una ruta por Austria, debido a lo curioso del lugar, creemos que si te encaja en el itinerario, deberías dedicar unas horas a visitarlo. Conocido como los Mundos de Cristal Swarovski este espacio mágico, que parece estar sacado de un cuento, alberga 14 habitaciones en las que se guardan algunas de las obras maestras de la marca, además de ser todo un espectáculo para los sentidos. Y también para el bolsillo, si te animas a comprar alguna de sus obras.

Imagen de Wattens, en Austria.

6. Cataratas de Krimml.

Con casi 400 metros de altitud, divididos en tres saltos, lasImagen de las Cataratas de Krimml, en Austria. Cataratas de Krimml son las más altas de Europa y todo un espectáculo de la naturaleza.

Totalmente accesibles en coche, una vez lo dejes en el aparcamiento accederás a un camino panorámico que te llevará por el valle Krimmler Achental hasta llegar al último salto de agua, desde donde tendrás una perspectiva única, rodeado de la naturaleza más absoluta.

7. Carretera del Grossglockner.

Si hay un lugar que no puedes dejar de recorrer en Austria, ese es la carretera alpina Grossglockner Hochalpenstrasse. Con 48 kilómetros y un desnivel de más de 1500 metros, atravesarás diferentes zonas que van desde los bosques, hasta los verdes prados, pasando por la nieve del Grossglockner, un glaciar de 4000 metros de altura.

La carretera es totalmente accesible en coche, aunque debemos tener cuidado ya que también es un destino muy popular entre ciclistas y motoristas, por lo que hay que tomar precauciones especiales en la conducción.

Además, hay que tener en cuenta que la carretera únicamente está abierta de mayo hasta octubre y por las noches el acceso queda cerrado al tránsito.

Imagen de Grossglockner, en Austria.

8. Viena.

¿Qué podemos decir de Viena que no se haya dicho ya? Una ciudad única en la que perderse por sus calles y sus palacios. Es como adentrarse en un cuento, en el que las princesas son las verdaderas protagonistas. Con un par de días puedes ver lo más interesante y turístico de la ciudad, pero dedicarle más tiempo te permitirá disfrutar de todo el encanto de esta preciosa ciudad.

Imagen de Viena, en Austria.

9. Graz.

Graz es otra de esas ciudades que no podemos perdernos en un recorrido por Austria, en la que la naturaleza y los lugares de cuento serán los máximos protagonistas. Los lugares más importantes de la ciudad se pueden recorrer en uno o dos días, pero como en Viena, si dispones de alguno más, te aseguramos que no te arrepentirás, pudiendo así adentrarte en la verdadera esencia de la ciudad.

Por cierto, no te pierdas la experiencia de coger el tranvía número 1 hasta llegar al impresionante Castillo de Eggenberg.

10. Recorrer el país en coche.

Aunque no sea exactamente un lugar, sino una experiencia, no hemos podido dejar de incluirla. Pese a que muchos de los lugares más turísticos están bien comunicados en transporte público, la libertad que te da un coche (autocaravana, moto o cualquier otro vehículo), es algo impagable en Austria, un país en el que la libertad de movimientos y horarios es prácticamente una necesidad para disfrutarlo al máximo.

Vista panorámica de Viena, en Austria.

Ten en cuenta que la moneda en curso en este país es el euro. Si la tuya no lo es, recuerda cambiarla antes de viajar con Global Exchange.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Roger Carles

Soy la persona que está detrás del blog de viajes "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com) llevando toda la parte técnica y de diseño. Uno de mis grandes hobbies es viajar, algo que plasmo en el blog intentando ayudar a todas las personas que quieran organizar sus viajes por libre y tener información práctica sobre el destino que han elegido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre