Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 motivos para visitar Sofía, en Bulgaria

5 motivos para visitar Sofía, en Bulgaria

Que no es una capital europea normal y corriente lo descubres desde el primer momento en que recorres alguna de sus calles: carteles en cirílico, iglesias ortodoxas cerca de sinagogas y mezquitas y el inconfundible aire del Este… Sofía tiene una personalidad única que termina encandilando al viajero.

Si nunca te has planteado viajar a la capital de Bulgaria, vamos a darte 5 motivos para que cambies de idea.

1. Visitar la Catedral de Alexander Nevsky…

La Catedral de Alexander Nevsky (en la imagen de portada) es el monumento más conocido, visitado y fotografiado de Sofía (y posiblemente, de toda Bulgaria). Imponente y bellísimo, este templo neobizantino fue construido entre 1882 y 1912 para glorificar a todos los soldados rusos muertos en las luchas contra el imperio otomano. Si su exterior, gracias a sus cúpulas de oro y cobre, es exuberante y llamativo, su interior, todo lo contrario, es mucho más discreto, aunque igual de monumental e impactante. Sin duda, uno de aquellos lugares que hay que visitar una vez en la vida.

2. … pero no solo.

Sin embargo, no creas que la Catedral de Alexander Nevsky es el único lugar sagrado que te dejará boquiabierto. Sofía, gracias a su increíble mezcla cultural, ofrece otras visitas muy curiosas. Algunos ejemplos son la Iglesia rusa de San Nicolás, la Mezquita Banya Bashi, la Sinagoga (la más grande del Sureste de Europa) o la Iglesia de San Jorge, construida sobre los restos de una antigua ciudad romana (Serdika). Si además te interesa aprender más sobre el comunismo, en Sofía podrás visitar viejos parques soviéticos y museos (siendo el de Arte Socialista uno de los más interesantes).

3. Disfrutar de su arte urbano.

Puede que su arte urbano no sea tan famoso como el de Berlín o de Londres, pero te aseguramos que no tiene nada que envidiarles. Sofía tiene alma de artista callejero y sus muros son sus lienzos favoritos. Grafitis, intervenciones y murales decoran prácticamente cada barrio… solo tienes que salir a buscarlos y ellos te encontrarán.

Arte urbano en Sofía, Bulgaria.

4. Salir de fiesta.

Desenfadada, rebelde y con ganas de marcha. De noche, Sofía se transforma y saca su lado más divertido y coqueto. Una buena idea es apuntarse a un Pub Crawl, donde podrás salir de marcha con viajeros como tú y con locales que conocen los mejores lugares y rincones de Sofía. Participar no cuesta más de 10 € y en el precio están incluidas unas birritas, un chupito y la entrada a una discoteca de la ciudad. No está mal, ¿no?

Consigue más información en su página web.

5. Comprar algo en un klek shop.

Antes o después, te encontrarás con un klek, unas pequeñas y curiosas tiendas típicas de la ciudad. Pero, ¿qué es lo que las hace tan especiales? Su ubicación: los klek son negocios que se encuentran en los sótanos de las casas así que para poder hacer tu pedido, pagarlo y recogerlo, tendrás que agacharte hasta la pequeña ventanita desde donde te atienden.

Los klek comenzaron a ser populares tras la caída del comunismo y la consecuente legalización de la propiedad privada: para poder hacer frente a los gastos familiares, muchos habitantes decidieron abrir una tienda en el sótano de sus casas. En los klek se venden bebidas (incluidas alcohólicas), tabaco, chocolatinas, galletas…

Imagen de un klek shop

Además, Sofía es un destino muy poco turístico, barato (con el lev búlgaro como moneda, eso sí) y lleno de sorpresas. ¡Te lo recomendamos totalmente!

[cta id=»3897″ align=»none»]

Letizia Cassetta

Viajes, gastronomía y arte son las grandes pasiones de esta italiana que, desde hace 4 años, escribe en "Mochileando por el Mundo". Viajando le ha pasado de todo: se ha sentido minúscula contemplando el amanecer en Birmania, ha viajado en un bus con una cabra en el techo en Filipinas, se ha bañado bajo la vía láctea en Nueva Zelanda, se ha enamorado de una isla en Indonesia y, ¡a saber lo que le depara el futuro! Su lema: si muchos sueñan lo mismo que tú, sueña más fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre