Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

10 motivos para viajar a Chile

10 motivos para viajar a Chile

Aunque todo el mundo conoce Chile, aún parece que sigue siendo un destino poco visitado por los viajeros. Grandes distancias, precios elevados y algo de desconocimiento son algunos de los factores que hacen de este destino uno de los grandes desconocidos.

Te dejamos una selección de 10 motivos para viajar a Chile, esperando que te animen a visitar este increíble país. Además, a continuación encontrarás un mapa con los seis destinos, en el mismo, de los que te hablamos a continuación.

1. Tenerlo «todo» en un solo país.

Chile es uno de los países con los paisajes más extraordinarios del mundo. Un recorrido de norte a sur puede llevarte a disfrutar de paisajes de otro planeta en el Desierto de Atacama, pequeños pueblos de pescadores en Chiloé o la naturaleza más salvaje dentro de Torres del Paine. Y si aún quieres algo más, solo tienes que ir a Isla de Pascua para encontrar los paisajes más mágicos del mundo en los que los moáis son los verdaderos protagonistas.

2. Los paisajes más extremos en el Desierto de Atacama.

Cubiertos por uno de los cielos más bellos del mundo descansan los paisajes del Desierto de Atacama (en la Región de Antofagasta, al norte de Chile), el más árido del mundo y, al mismo tiempo, uno de los paisajes con más belleza del planeta. Lugares como el Valle de la Muerte o el Valle de la Luna, las Lagunas Altiplánicas, el Salar de Tara o los Géiseres del Tatio son solo algunos de los rincones que puedes visitar desde San Pedro de Atacama. Eso sí, te avisamos de que la mayoría de ellos están sobre los 4000 metros, así que conviene tomárselo con calma y después de un par de días de adaptación, empezar a conocerlos.

Imagen del desierto de Atacama, en Chile.

3. Gastronomía.

Si hay algo que se puede destacar de Chile, además de sus paisajes y sus gentes, eso es su gastronomía. Y es que te aseguramos que en Chile no comerás mal jamás, sea cual sea tu elección.

Te dejamos una selección de platos típicos que no puedes perderte:

  • Mote con huesillos: Clásico entre clásicos, esta bebida es típica de los días veraniegos y puedes encontrarla desde en restaurantes y bares a kioskos o puestos callejeros. Se elabora con un maíz, llamado mote, que se cuece en agua y al que se le añaden orejones. Se sirve bien frío y es una forma muy buena de refrescarse.
  • Curanto: Se cava un hoyo en el suelo y se entierran, dentro de hojas de pangue, una selección de mariscos y carnes que, después de unas horas, resultan en uno de los platos más deliciosos del mundo.
  • Paila Marina: Sopa de mariscos, con un sabor espectacular.
  • Choriqueso: Típico de Punta Arenas, y creado en el Kiosko Roca, este manjar, que es un pan relleno de queso y chorizo, es uno de los platos que no puedes dejar de probar si estás en la ciudad.
  • Chorrillana: Bomba calórica con origen en Valparaíso en la que se mezclan patatas fritas, cebolla frita, longaniza, carne y huevos fritos. ¿Te animas a probarlo?

4. La naturaleza en estado puro en Torres del Paine.

Si hay un lugar increíble en Chile ese es el Parque Nacional Torres del Paine, situado en la región de Magallanes y de la Antártica chilena. Alejado de todo, es uno de esos rincones en el mundo en los que la naturaleza se muestra en su estado más salvaje y al mismo tiempo en su máxima belleza.

Lugares como el Glaciar Grey, el Salto Grande, el Valle del Francés, el Lago Nordenskjold, la Laguna Azul o el trekking a la Base de las Torres del Paine, uno de los más famosos del parque y del mundo, con inicio en el increíble Hotel Las Torres, son solo algunos de los deslumbrantes paisajes que te esperan en este impresionante rincón del mundo.

Imagen del Torres del Paine, en Chile.

5. Sus gentes.

Uno de los grandes regalos que te hará Chile es la posibilidad de conocer a sus gentes, de las más atentas y gentiles que hemos tenido la suerte de encontrar en nuestros viajes.

Únicamente, te pondremos un ejemplo para que puedas ver cómo son. Llegamos a Chiloé un 25 de diciembre de 2016, justo el día en el que la tierra tembló a 100 kilómetros de donde estábamos y se produjo una evacuación por alerta de tsunami. Como imaginarás, la situación nos superó, pero esto no fue durante más de unos minutos ya que en cuestión de segundos nos vimos arropados por bomberos que, en todo momento, nos iban informando de la situación, además de la gente que vivía en zonas seguras, que no hacía más que explicarnos su experiencia y ofrecernos sus casas para quedarnos durante el tiempo que durase la evacuación y sobre todo, recalcarnos que no nos preocupásemos, que estábamos en zona segura y no iba a pasar nada. Ese día lo recordaremos siempre, más que ser aquel en el que la tierra tembló en Chile, por ser el día en el que realmente conocimos el verdadero valor de los chilenos.

6. La magia de Chiloé.

Dicen que Chiloé, al sur de Chile, es uno de los lugares más mágicos del mundo. No seremos nosotros los que digamos lo contrario. Con 60 iglesias, 16 de ellas Patrimonio de la Humanidad, construidas en madera, hacer un recorrido por todas ellas te llevará no solo a conocerlas de primera mano, sino también a recorrer algunos de los paisajes más increíbles de este rincón de Chile en el que, te aseguramos, la magia existe.

Imagen de Chiloé, en Chile.

Y después de un recorrido por algunas de las iglesias más representativas de la isla, no puedes perderte el trekking que te llevará hasta el Muelle de las Almas, un lugar espectacular, con una historia apasionante. ¿Te animas a venir?

7. La energía de Isla de Pascua.

¿Quién no ha soñado con viajar a Isla de Pascua? Seguro que muy pocos viajeros no han querido pisar alguna vez este pequeño punto, situado en la Polinesia, en medio del océano Pacífico, a 3700 km de Caldera, en el que rapanuis y moáis pasarán a formar parte de tu corazón.

Antes de ir, habíamos leído en muchos lugares que esta isla tenía una energía especial. Ahora, después de haber estado allí varios días, podemos confirmar que esa energía existe y es tal, que te engancha de tal forma, que antes de marcharte ya estás deseando volver…

Imagen de la Isla de Pascua, en Chile.

8. El color de Valparaíso.

Si buscas una ciudad única en Chile, Valparaíso, en el litoral central de este país, es tu destino. Aquí el color y el buen ambiente son los protagonistas, unidos a La Sebastiana, una de las casas en las cuales vivió el poeta Pablo Neruda y que a día de hoy es un museo y uno de los lugares más visitados de la ciudad y del país.

Cerros llenos de color, un plato de chorrillana y muchas fotos son solo algunas de las cosas que te esperan en una de las ciudades con más alma del mundo.

Imagen de Valparaíso, en Chile.

9. Disfrutar de algunos de los cielos más maravillosos del mundo.

Dicen que en el Desierto de Atacama se encuentran los cielos más limpios y bellos del mundo. Pero esto no es algo que digamos únicamente nosotros, solo hay que ver que los centros astronómicos más importantes han hecho de esta zona su principal centro de observación. Disfrutar de una noche aquí es una experiencia inolvidable, de esas que parecen irreales. Estar aquí y no dedicar unas horas a la noche, debería ser pecado.

10. ¿Necesitas más motivos para ir a Chile?

Podríamos estar horas y horas dándote motivos para venir a Chile, uno de los países más increíbles que hemos tenido la suerte de poder conocer. ¿Te animas a venir a descubrirlo?

Dónde puedes cambiar dinero para tu viaje.

Para viajar a Chile, necesitarás pesos chilenos. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

[cta id=»3867″ align=»none»]

Vanessa Santiago

Autora de "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com), un blog en el que escribo sobre mis viajes alrededor del mundo, proporcionando datos prácticos como rutas, transporte, alojamientos y lugares a visitar en cada país, para poder organizar tu propio viaje por libre con información de primera mano. Mi gran pasión, como reflejo en el blog, es viajar y lo hago tanto como puedo. Y quién sabe, quizás algún día se convierta en mi modo de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre