Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Lugares imprescindibles en tu visita a Petra, Jordania

Lugares imprescindibles en tu visita a Petra, Jordania

¿Quién no ha soñado alguna vez con visitar Petra, una de las Siete Maravillas del Mundo? Su nombre, que significa «piedra» en latín, no podría ser más explícito. Se trata de una ciudad de piedra rosa en medio del desierto tallada a la perfección, con sus casas, su tesorería, iglesias, tumbas, monasterio, etc. Es uno de los tesoros más valiosos de Jordania, que se ha ganado a pulso ser Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Aunque Petra sea más conocida a través de la gran pantalla por ser la localización de la película Indiana Jones y la última cruzada, esta antigua ciudad tiene una historia de siglos. Es la cuna de los nabateos, un antiguo pueblo de paso de la ruta entre Asia y Europa desde el siglo IV a.C. al I d.C., donde llegaban las caravanas de camellos para comerciar especias, seda, animales y otros productos. Rodeada de desierto, en su época tenía un complejo sistema de canales de agua y depósitos que la convertían en un oasis. Se dice que fue una ciudad escondida durante cientos de años, hasta que un explorador suizo llamado Burckhardt consiguió entrar disfrazado de beduino en 1822 y de esta manera fue descubierta por los occidentales.

Si quieres ponerte en la piel de Indiana Jones, toma nota de los lugares que no puedes perderte en tu visita a Petra:

El Siq

Para llegar al corazón de la ciudad de Petra hay que atravesar, desde el punto de entrada (en el este), un estrecho desfiladero llamado Siq. Se trata de un camino serpenteante de 1,2 kilómetros entre acantilados de roca arenisca de unos 150 metros de altura que fue formado hace miles de años por diversos movimientos sísmicos. Más adelante, el agua de las de las lluvias acabó redondeando las formas de la garganta, convirtiéndolas en curvas.

El camino del Siq es una maravilla de la naturaleza: rocas de formas ondulantes de color rosáceo que se van sucediendo y que dan sombra durante todo el trayecto (e incluso se está fresco/a, aunque a pleno sol se esté a 45ºC). Pero lo mejor del Siq es el final del camino, que acaba frente a las espectaculares ruinas de la conocida y fotogénica Fachada del Tesoro, el mejor de los premios que se pueden tener después de esta caminata.

El Tesoro

El Tesoro es uno de los iconos de Jordania, el lugar que todo visitante mira con admiración después de recorrer el Siq. Este espacio, con una fachada de columnas esculpidas en la roca con todo detalle por los nabateos, fue construido en un primer momento como un mausoleo. El nombre del Tesoro proviene de una leyenda que cuenta que en su interior había innumerables riquezas, aunque dentro de esta tumba de un antiguo rey nabateo se sabe que no hay nada. Antiguamente, fueron muchas las tribus beduinas locales que han intentado abrir la urna que hay en su interior con el objetivo de encontrar el tesoro que se creía que existía. Incluso podemos ver en su fachada algunas marcas de disparos realizadas por algunos de estos busca-tesoros.

El Teatro Romano

Desde el Tesoro continúa un camino que nos lleva al Teatro Romano. Excavado por los nabateos y ampliado por los romanos, este teatro tiene más de 2000 años y tenía una capacidad para más de 3000 personas. Si estás cansado/a de caminar, para hacer este trayecto puedes subirte en alguno de los camellos que los beduinos te ofrecerán en la entrada del Tesoro.

Vía Columnada

Antiguamente era el centro y la vía principal de Petra. Esta gran calzada de seis metros de ancho estaba totalmente porticada y a ambos lados estaban los edificios más importantes, como los templos y palacios, así los mercados y las viviendas. Hoy en día queda en pie una parte de la columnata y del Gran Templo.

Tumbas Reales

El camino que lleva al teatro está repleto de Tumbas Reales excavadas en la roca con todo detalle. De hecho, en Petra se llegaron a tallar en la piedra hasta más de 500 tumbas. Sus fachadas, esculpidas con columnas y esculturas de estilo helenístico, hacen que parezcan templos. Aunque algunas se han ido desgastando con el paso del tiempo por la erosión, otras, sorprendentemente, mantienen su estructura intacta. En las salas de su interior de colores rosáceos, muchos beduinos se han refugiado de las tormentas de arena del desierto.

El Monasterio

El Monasterio es el lugar del sacrificio de Petra. Se encuentra al final de la ciudad nabatea y en el punto más alto y aunque lleva su tiempo llegar hasta allí, es, sin duda, uno de los lugares que merece la pena visitar. Su fachada, con un pórtico con columnas y una altura de 47 metros de ancho, impresiona.

Desde el Teatro Romano hasta el Monasterio se puede tardar, aproximadamente, una hora en hacer este trayecto a pie, ya que el camino tiene bastante pendiente y hay que atravesar alguna que otra garganta. Para los que no estén habituados a las caminatas, existe también la opción de subir en burro desde el Teatro Romano. Una alternativa a tener en cuenta, dado el calor sofocante que suele hacer en Petra.

Recuerda, no olvides la crema solar y un buen calzado para recorrer Petra, es probable que te guste mucho el lugar y decidas visitarlo varias veces y lo ideal es ir preparado/a. Y por supuesto, también te recomiendo probar la deliciosa gastronomía jordana.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Como ya te hemos comentado, para visitar todos estos lugares necesitarás dinares jordanos. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países, entre los que se cuenta Jordania. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

Y si ya estás en el país, cambia tu moneda en cualquiera de las oficinas de Global Exchange en Jordania y benefíciate de un 15% de descuento, presentando el siguiente cupón:

Celia López

Autora de “Quaderns de bitàcola”, un blog sobre una vuelta al mundo y otros viajes por los cinco continentes. Con la experiencia de más de setenta países visitados, me gusta escribir información práctica de los destinos, guías de viaje y describir las sensaciones de los lugares en los que he estado para que cualquier persona pueda planificar su viaje por libre. Mi gran hobbie es viajar y mi lema es: “No me conformo con que me lo expliquen, quiero conocerlo con mis propios ojos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre