Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 lugares que visitar con niños en Estocolmo

5 lugares que visitar con niños en Estocolmo

Estocolmo (Suecia) es una ciudad cómoda y tranquila que se presta para viajar en familia, ya sea un fin de semana largo o unas vacaciones más extensas. En la capital de Suecia, existen muchísimas actividades divertidas para que los niños no se aburran ni lo más mínimo. En este artículo, te contamos los cinco lugares más interesantes para visitar con los más pequeños en Estocolmo.

1. Skansen.

Skansen está considerado, nada más y nada menos, como el museo al aire libre más grande del mundo. Se trata de un parque enorme donde podemos encontrar las casas típicas de diferentes lugares de Suecia, que han sido transportadas hasta aquí, pieza a pieza y recreaciones de pueblos y de calles auténticas: un lugar donde se puede andar por la historia de cinco siglos del país. Pero lo más divertido de Skansen es que los niños pueden disfrutar de una puesta en escena viendo cómo actores vestidos de época realizan distintos trabajos artesanales y te explican cómo era la vida antiguamente en estas casas.

Dentro del parque, encontramos el famoso zoo nórdico de Skansen. En el mismo, están representadas las distintas especies animales escandinavas. Aquí se pueden algunos tan típicos del país como renos, alces, focas grises, lobos, linces, glotones, osos pardos, cárabos lapones y búhos reales, bisontes, zorros rojos, jabalíes, nutrias, etc. Los niños, además, podrán tener contacto con animales de granja, como ovejas de razas autóctonas, cabras, cerdos y vacas.

Imagen de un reno en el zoo Skansen

2. El sky view del Ericsson Globe.

El Ericsson Globe es el pabellón polideportivo que ostenta el récord de ser el edificio esférico más alto del mundo (130 metros de altura) así que, sin duda, visitarlo y subir a lo más alto será una de las mejores experiencias para un niño aventurero. Los dos ascensores a los que se puede subir para ver las vistas de la ciudad de Estocolmo desde arriba son también esféricos. En ellos podrás estar 30 minutos que se te van a pasar volando (nunca mejor dicho).

Es curioso que el Ericsson Globe, este edificio blanco de arquitectura futurista, sea tan similar a la nave de la película 2001: una odisea en el espacio. Por esta razón, si a los niños les gusta la ciencia ficción, es muy recomendable ver esta película con ellos antes de visitar esta atracción. ¡Seguro que alucinan imaginando que están en la misma nave!

Y si la visita puede coincidir con un partido de hockey sobre hielo, mejor que mejor, ya que el ambiente que hay en un día de partido es único.

Imagen del Ericsson Globen, en Estocolmo

3. El Museo Vasa.

El llamado «Museo del Barco» es un museo dedicado al único barco del siglo XVII que ha sobrevivido hasta nuestros días, el Vasa, perteneciente a la realeza sueca y que se hundió. Eso significa que en este museo podemos ver el barco a tamaño real en su interior.

Su historia es muy curiosa: habría sido el barco de guerra más grande de su tiempo, si no hubiera sido porque llegó a navegar solo unos centenares de metros… Sí, exacto: el día de su inauguración, el barco empezó a hundirse muy cerca del puerto delante de miles de asistentes que no podían creer lo que estaban viendo. El motivo del hundimiento fue el exceso del peso de los cañones y un mal cálculo del reparto del peso total de la nave, así que este fue uno de los fracasos navales más sonados.

El barco fue reflotado en el 1961 y en el 1990 se trasladó a este museo, donde fue restaurado y hoy en día niños y mayores pueden disfrutar viéndolo. Más de uno hará volar su imaginación haciendo de pirata por unas horas.

Imagen de un barco en el Museo Vasa.

4. Junibacken.

Tanto a tus hijos como a ti (sobre todo si naciste en los años 70) os encantará el Junibacken, un museo dedicado a Astrid Lindgren (la famosa escritora sueca) y sus personajes, entre los que seguro que recordarás a Pipi Calzaslargas, la niña pelirroja, pecosa y con trenzas que siempre estaba haciendo de las suyas y que se hizo famosa por aparecer en una serie de televisión, por aquel entonces.

Aunque los niños no conozcan a este personaje, seguro que les encantará tomar el Tren al mundo de los cuentos e historias de hadas, un trayecto de quince minutos en el que los más pequeños (los más mayores pueden acompañarlos) se sumergirán en el mundo mágico de los cuentos de Astrid Lindgren, pasando por escenarios donde ocurren sus historias, a la vez que se puede oír algún fragmento de sus cuentos narrado por la propia escritora. Las luces y sonidos de este trayecto tan especial en tren hacen que los niños viajen por unos minutos a un mundo de fantasía excepcional que hará que vuele su imaginación.

5. El metro de Estocolmo.

Pocos se imaginarán que bajo el suelo de Estocolmo se esconde una de las mayores atracciones para niños y mayores de la ciudad: ¡solo hace falta comprar un billete de metro y la diversión está asegurada!

Imagen del metro de Estocolmo

Pasear por algunas de las estaciones de metro de Estocolmo es como pasear por un museo ya que casi todas las paradas tienen las paredes pintadas de colores que representan diversos lugares imaginarios, como el cielo o el infierno. Además, la geología juega un papel importante, ya que los artistas han convertido la propia roca del subsuelo en un elemento más de la obra que representan, con sus colores y formas.

Si no se dispone de mucho tiempo, se recomienda visitar, por lo menos, las paradas de metro T-Centralen, Solna Centrum y Kugsträdgarden, unas de las más espectaculares. Subir y bajar del metro puede convertirse en un juego para los niños en esta ciudad, ¡pueden llegar a creer que están en un parque de atracciones!

Antes de realizar un viaje a Estocolmo, no te olvides de cambiar tu moneda por coronas suecas con Global Exchange para tener cash una vez llegues al país y evitar dolores de cabeza.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Celia López

Autora de “Quaderns de bitàcola”, un blog sobre una vuelta al mundo y otros viajes por los cinco continentes. Con la experiencia de más de setenta países visitados, me gusta escribir información práctica de los destinos, guías de viaje y describir las sensaciones de los lugares en los que he estado para que cualquier persona pueda planificar su viaje por libre. Mi gran hobbie es viajar y mi lema es: “No me conformo con que me lo expliquen, quiero conocerlo con mis propios ojos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre