Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Rajastán: los 7 lugares con más encanto

Rajastán: los 7 lugares con más encanto

Rajastán, la tierra de los rajputs, de los enormes bigotes, de turbantes y desiertos, de los cuentos de Las mil y una noches, de havelis y palacios, de castillos en lugares imposibles y de mercados de mil colores. Un lugar que se disfruta con los cinco sentidos, pero para ello es necesario antes desprenderse de prejuicios e ideas preconcebidas y abrir la mente.

Hoy vamos a hacer una ruta por esta maravillosa tierra india con sus 7 mejores paradas.

Jaipur

La llaman la Ciudad Rosa, ¡y no es difícil adivinar el porqué! Aunque la primera sensación no sea del todo positiva (suele pasar en India), la cosa cambia por completo cuando se visita su animado centro, con las fachadas de los palacios y los edificios bajos todos pintados de rosa. No te será difícil encontrar rincones que parecen sacados de algún cuento lejano, pero entre todos destaca el Hawa Mahal, el palacio de los vientos, con sus incontables pequeñas ventanas donde las mujeres del harén se apostaban para observar la vida fuera de palacio sin ser vistas desde el exterior.

Imagen del Hawa Mahal, en Jaipur

Amber

A 11 kilómetros de Jaipur, se levanta el impresionante fuerte de Amber (en la imagen de portada), sin duda uno de los más bellos de toda India. Si llegas hasta aquí, solo te pedimos que no hagas la turistada de montar en elefante para subir hasta la puerta del castillo… ¡es una crueldad en toda regla!

Jodphur

Si Jaipur es la Ciudad Rosa, a Jodhpur se le conoce como la Ciudad Azul, pues es este color del que se tiñen la mayoría de sus edificios. La razón es bien sencilla: las casas donde vivían los miembros de la casta de los brahmanes se pintaban de azul para diferenciarlos del resto, pero al parecer la moda se extendió y hoy en día el pueblo entero disfruta de este curioso aspecto. Pero no solo encontrarás casitas azules en Jodphur, el Merengarth Fort, el fuerte que se levanta imponente en lo alto de una colina y que domina toda la ciudad, es uno de aquellos lugares que quitan el hipo (¡y no solo por la cuesta que tienes que subir para llegar hasta arriba!).

Imagen de Jodhpur

Jaisalmer

El tiempo se detuvo en Jaisalmer. Esta fue una ciudad importante en las rutas comerciales que atravesaban el desierto del Thar, posiblemente la última que visitaban los viajeros antes de adentrarse en las doradas arenas. Hoy en día es otro tipo de visitante el que acude a ella, pero no parece que haya cambiado mucho su aspecto con el tiempo: mercados de fruta y verdura, camellos campando a sus anchas, murallas que protegen la ciudadela del cálido aire del desierto y de ataques inesperados, castillos y, lo mejor, las havelis, antiguas residencias palaciegas con unas preciosas fachadas repletas de detalles tan preciosos que parecen estar esculpidos en filigrana.

Imagen de Jaisalmer

Phuskar

Todavía no nos ponemos de acuerdo sobre Phuskar: a veces nos parece un lugar donde pasaríamos semanas enteras y otras se nos asemeja a una especie de infierno turístico. Pero una cosa es segura: Phuskar no deja indiferente a nadie. Y para que experimentes esta sensación por ti mismo, tendrás que visitarla. Considerada la ciudad más antigua de India, sus edificios se disponen alrededor de un lago sagrado con hasta 54 ghats, donde los creyentes de todas las partes del Rajastán y de India se acercan a realizar sus pujas diarias. La imagen del lago al atardecer es tan delirante como las calles repletas de puestos donde venden merchandising hippie y todo tipo de baratijas.

Imagen de Pushkar

Udaipur

Udaipur es, con permiso de Agra, la ciudad más romántica de India. La culpa la tienen sus lagos (sobre todo el Pichola) y el aire exótico que se respira en sus calles. Una experiencia magnífica (y low cost) es subir a una de las muchas azoteas de los restaurantes del centro y cenar con unas inmejorables vistas de los lagos y de la ciudad a tus pies.

Imagen de Udaipur

Mandawa

Esta ciudad es una de las paradas más coloridas y bonitas de toda India: havelis decoradas con pinturas artísticas, puertas antiguas perfectas para uno de esos reportajes fotográficos raros y callejuelas tan bonitas que parecen parte de un decorado de Bollywood. Simplemente, ¡imperdible!

Imagen de Mandawa

Y cuando hayas decidido con cuál de estos lugares te quedas, recuerda que en el estado de Rajastán, igual que en el resto del país, la moneda en curso es la rupia india. Podrás cambiarla por la tuya con Global Exchange.

[cta id=»3897″ align=»none»]

Letizia Cassetta

Viajes, gastronomía y arte son las grandes pasiones de esta italiana que, desde hace 4 años, escribe en "Mochileando por el Mundo". Viajando le ha pasado de todo: se ha sentido minúscula contemplando el amanecer en Birmania, ha viajado en un bus con una cabra en el techo en Filipinas, se ha bañado bajo la vía láctea en Nueva Zelanda, se ha enamorado de una isla en Indonesia y, ¡a saber lo que le depara el futuro! Su lema: si muchos sueñan lo mismo que tú, sueña más fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre