Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Los jardines más bonitos del mundo

Los jardines más bonitos del mundo

Llega la primavera y, con ella, el momento en el que los jardines vuelven a presentar su aspecto más alegre y colorido. Los parterres se llenan de flores recién plantadas, los árboles empiezan a retomar su tono verde, los días largos y soleados animan a pasear por ellos y el trino de los pájaros es la música de fondo.

Algunos de los jardines más bonitos del mundo, además, acompañan toda esta vuelta a la vida con fantásticas ubicaciones junto a castillos, ríos o palacios que crean un precioso telón de fondo a estos lugares. En este post, te llevo hasta ellos.

Jardines del Palacio de Peterhof – San Petersburgo.

A tan solo 30 kilómetros de San Petersburgo se encuentra el magnífico Palacio de Peterhof. Sus jardines, unos de los más bellos e impresionantes de Rusia, se abren al Golfo de Finlandia. En estos jardines destacan sus brillantes fuentes, siendo las situadas en el denominado parque inferior el complejo de fuentes más grande del mundo. El agua que sale por sus surtidores proviene de manantiales naturales y llega al palacio a través de 22 kilómetros de tuberías diseñas en el siglo XVIII. Paseando por los jardines de este palacio cada rincón ofrece algo especial, desde esas majestuosas fuentes a pozos, pabellones o invernaderos.

Imagen de los jardines del Palacio de Peterhof

El parque superior se puede visitar de forma gratuita. Sin embargo, hay que pagar una entrada para poder acceder a la parte inferior. Para poder ver en funcionamiento el conjunto de la Gran Cascada hay que acudir a las 11:00 h durante la temporada estival.

[cta id=”3897″ align=”none”]

Se puede llegar a Peterhof por tierra utilizando metro y autobús, o bien en taxi, aunque la forma más espectacular de llegar hasta él es por mar en el Hydrofoil, un barco rápido que se coge en el embarcadero enfrente del Hermitage y que tarda unos 30 minutos en llegar.

Jardín Majorelle – Marrakech.

Uno de los lugares más singulares que se pueden visitar en Marrakech (Marruecos) es el Jardín Majorelle, un espacio que creó el pintor francés Jacques Majorelle en el centro de esta ciudad marroquí. Entre los muros que rodean el jardín se percibe la delicada fragancia de las flores mientras uno pasea bajo la sombra de palmeras y junto a exóticas plantas.

Fuentes, ventanas con celosías, estanques con flores de loto y la colorida villa-estudio del artista forman parte de este jardín único que es, sin duda, un oasis de relax. El jardín abre al público en distintos horarios a lo largo del año y la entrada es de pago excepto para los niños.

Imagen del Jardín Majorelle, en Marrakech.

Si vas a Marrakech, necesitarás dírhams. Cambia en el aeropuerto con este cupón:

[cta id=”20980″ align=”none”]

Korakuen – Okayama.

Es conocido por ser considerado uno de los tres jardines más bonitos de Japón. En un paseo por este lugar de origen feudal se pasa por bosques de bambú, pequeños puentes sobre estanques, casas de té y diversas construcciones del periodo Edo.

Fue en 1884 cuando el jardín Korakuen se abrió al público, y desde entonces se puede pasear por los senderos que lo recorren disfrutando del equilibrio que hay en todo el recinto y aprovechando además que no es uno de esos lugares llenos de turistas. Con suerte, incluso, se puede coincidir con alguna pareja de recién casados vestidos con los tradicionales kimonos posando junto a esas preciosas lámparas de piedra presentes en todos los jardines japoneses. Si uno llega hasta este jardín, puede aprovechar también para visitar justo al otro lado del río Asahi el impresionante Castillo del Cuervo.

Llegar a Okayama es sencillo desde Osaka o Kioto pudiendo aprovechar el Japan Rail Pass (tarjeta de transporte para extranjeros) para el trayecto.

Imagen del jardín Korakuen, en Okayama.

Jardines de Luxemburgo – París.

En el corazón del Barrio Latino estos son los jardines más céntricos y populares de la capital francesa. Fueron diseñados en el siglo XVII por orden de María de Médicis que cansada de la vida en el palacio del Louvre quiso tener un palacio de estilo más italiano.

La historia de este lugar no siempre fue alegre pues durante la época de la Revolución Francesa fue prisión, y en tiempos de la Segunda Guerra Mundial los alemanes construyeron un búnker en el jardín. Sin embargo, hoy en día es un lugar tranquilo al que acudir a disfrutar de sus parterres, estatuas o sencillamente sentarse en una de las muchas sillas que hay distribuidas por el recinto a leer un libro o contemplar como los niños con barquitos en el estanque del jardín.

El parque es de acceso gratuito y si te agrada esta zona para alojarte donde tu estancia en París una buena opción es el Hotel Excelsior Latin, pequeño, coqueto y muy bien situado.

Imagen de los jardines de Luxemburgo, en París.

Jardín del Taj Mahal – Agra.

No hay duda de que cuando imaginamos el Taj Mahal (India), la tumba más bonita del mundo, a muchos les vendrá a la cabeza la imagen del edificio reflejado en ese estanque que le precede y que forma parte del jardín de estilo persa que se diseñó para forma parte del complejo que Sha Jahan construyó como tumba para su esposa.

Imagen del Taj Mahal,en Agra, India.

Todos los jardines persas tienen la misma estructura: un cuadrilátero donde todo es simétrico, desde parterres a fuentes o cualquier otro elemento decorativo que podamos encontrar en ellos. Sin embargo, en el Taj Mahal al contrario que en otras tumbas mogoles de India esta simetría se pierde al no estar el edificio en el centro del complejo si no al fondo del mismo de modo que solamente tiene detrás el Yamuna, uno de los ríos sagrados de India.

La visita al Taj Mahal requiere del pago de una entrada, no se puede entrar con comida ni bebida y los viernes está cerrado.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Para viajar a cualquiera de estos países necesitarás la moneda local de cada lugar. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

© Imágenes: Cristina Monsalvo, julicasado1, Antonio García y Mzximvs VdB.

Cristina Monsalvo López

Desde muy joven descubrí que mi pasión era viajar organizando mis propios viajes (y los de aquellos que me pedían ayuda). Como además me encanta hablar de ello, hace un tiempo empecé a contar mis historias en el blog "Kris por el mundo", donde también comparto mis fotografías. Mi continente preferido y al que siempre quiero regresar es Asia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre