Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

La isla Tioman, en Malasia

La isla Tioman, en Malasia

Siempre he pensado que Malasia es un destino infravalorado. Tailandia, el autoetiquetado –en una brillante manobria de márquetin– como país de las sonrisas, lleva décadas acaparando a la mayoría de turistas que se deciden a visitar la región del sudeste asiático. Es cierto que cuenta con bellas playas, islas paradisíacas, sabrosa gastronomía, jungla, templos budistas, etc. Pero también con aglomeraciones de turistas que le quitan gran parte de la magia a sus lugares emblemáticos.

Abre la mente y deja de seguir a la muchedumbre. Cruzando la frontera sur de Tailandia, llegarás a Malasia, un país con paisajes muy parecidos a los de su famoso vecino (incluso con mayor variedad), pero mucho menos concurridos. Durante un par de ocasiones he viajado con mi mochila por Malasia. Tierras altas, selvas, ciudades coloniales, islas, historia, modernidad… Y una gastronomía que hará que sea un mito eso de que adelgazas, cuando viajas a países cuya dieta se basa en el arroz.

Una de las islas donde pasé unos días fue Tioman.

¿Cómo llegar a la isla Tioman, en Malasia?

Se nos ocurrió ir a Tioman cuando nos encontrábamos en la capital del país, Kuala Lumpur. Para viajar desde Kuala a la isla, tomé un autobús (hay 3 o 4 diarios) en la estación de Salak Selatan, que me llevó a Mersing en unas 5 horas. Mersing es la ciudad costera desde la que sale el ferri que lleva a Tioman. Suele haber un solo barco por la mañana que realiza el trayecto en unas 2 horas y media y realiza varias paradas en los alojamientos típicos de la isla: Genting, Paya, Tekek, ABC y Saladan.

Curiosamente, desde Singapur el trayecto es más corto. En 3 horas de autobús llegarás a Mersing.

Qué hacer y ver en Tioman

La isla Tioman tiene unas dimensiones considerables: 39 km de largo y 12 de ancho. La zona central de la isla está cubierta por una gran selva verde que, en su parte más estrecha, se puede atravesar en unas 3 horas de caminata. Su biodiversidad, tanto en la superficie como en las aguas que rodean a la isla, le ha valido la declaración de Reserva Natural. Además, fue elegida como una de las islas más bonitas del mundo por la revista Times en la década de los 70.

Selva de Tioman, en Malasia

Playas

La mayoría de las playas frecuentadas por bañistas, y con alojamiento cercano, se encuentran en el lado oeste de Tioman.

Yo me alojé en unos bungalows de madera justo al lado de la playa ABC. No es muy grande, ni se trata de la mejor playa de Asia, pero sus aguas son cristalinas y el fondo marino rebosa vida, pudiendo ver rayas, peces de colores e incluso pequeños tiburones. Además, un par de chiringuitos animan el cotarro desde el atardecer.

Justo al norte de ABC se encuentra la playa de Saladan, el lugar perfecto si estás buscando una buena fiesta.

En el lado este de Tioman, la playa más concurrida es la de Juara. La vida submarina no es tan rica aquí como en lado oeste, pero se trata de una larga playa con muchas infraestructuras.

Lo mejor de la playa de Juara, si te alojas en el lado oeste, es el camino que tienes que recorrer para llegar a ella.

Playa de Tioman, Malasia.

Caminando por la selva de Tioman

Partimos a las 7.30 h de la mañana de nuestro bungalow con una mochila que solo contenía una cámara, dos botellas de agua y una toalla. Caminamos unos 10 minutos hasta que encontramos la señalización de la senda que lleva a Juara.

La primera hora y cuarto del trekking se desarrolla por una zona de selva preciosa. La recorrimos absolutalmente solos. Caminábamos acompañados de monos a los que no lográbamos ver en el espeso follaje de las copas de los altos árboles que nos rodeaban. Alguno de estos poseían raíces tan anchas como cimientos de edificios.

Imagen de una araña en Tioman, Malasia

Coloridos lagartos y mariposas, hormigas y gusanos gigantes… La de Tioman es una selva viva en la que podías respirar su antigüedad.

Tras salir de ella, tuvimos que caminar durante otros 50 minutos a lo largo de una carretera que es utilizada por los que prefieren contratar el servicio de 4×4 para llegar a Juara.

Alquiler de bicicletas y esnórquel

Recorrimos la parte oeste de Tioman en bicicletas de alquiler. Tendrás que cargártela al hombro para pasar algunos de los obstáculos, pero es una buena, y sana, forma de moverte por la isla. Los alquileres son realmente baratos, pudiendo tener una bici para todo el día por unos 15 ringgits (la moneda en curso en este país, que podrás cambiar con Global Exchange).

Lo que no puedes dejar de hacer es bucear con tubo alrededor de la isla Renggis. Este pequeño islote está situado justo frente a la playa del resort de Berjaya, a unos 30 minutos al sur de la playa ABC.

Imagen de la isla de Renggis

En sí, no tiene nada. Son unas grandes rocas que parecen emerger del agua y unos pequeños árboles que medran, de manera imposible, entre ellas. Pero el fondo marino que rodea a Renggis es de lo mejor que vi en mis viajes.

En sus camas de coral vi nadar alegremente a tortugas gigantes, tiburones de dos metros, rayas moteadas e infinidad de peces de colores. Todo a menos de 5 metros de profundidad. Disfruté como un niño buceando toda una mañana.

Si vais por vuestra cuenta (como hice yo), tened cuidado con los barcos y lanchas de las excursiones organizadas.

Ellos tienen controlados a sus clientes en el agua, pero pasan a toda velocidad cerca de Renggis y debes acercarte al islote con precaución si vas a nado tú solo.

Tekek

Tekek es la población principal de las ocho de Tioman. Tiene una pequeña pista de aterrizaje, bares, restaurantes, una estrecha franja de arena que sirve de playa (de poca calidad) y varias tiendas de duty free donde la cerveza es más barata que el agua. Un lugar curioso y con vida para pasear por la noche.

[cta id=»3897″ align=»none»]

David Escribano

Aunque estudié ADE y Económicas, siempre me gustó escribir historias inventadas. Hace una década que viajo para no tener que imaginarlas. Editor desde el 2007 en Viajablog y miembro de Travel Inspirers.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre