Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Imprescindibles en el centro histórico de Ciudad de México

Imprescindibles en el centro histórico de Ciudad de México

Ciudad de México (antiguamente llamada México DF), con una población de 20 millones de habitantes, es una de las mayores y más pobladas urbes del mundo. Sin embargo, hace gala de una identidad muy particular, debido a la atractiva mezcla de modernidad con las tradiciones ancestrales que hoy en día siguen arraigadas entre los mexicanos.

¿Cómo tomar el pulso en un día a Ciudad de México? Parece tarea difícil, pero no lo es tanto. Visitar el centro de esta urbe es más que suficiente para empaparse del ambiente vibrante del corazón de México. Aquí tienes cinco lugares imprescindibles del centro histórico que no te puedes perder, si pasas un día en esta gran ciudad.

1. La Catedral.

Situada en pleno Zócalo, la plaza principal de Ciudad de México, está considerada una de las obras barrocas más importantes de América y la mayor construcción religiosa de Latinoamérica realizada por los españoles. A lo largo de su historia, la catedral (en la imagen de portada) ha sobrevivido a diversos terremotos y revoluciones. En su interior, se puede advertir la inclinación de suelos y muros debido a que su enorme peso se hunde en el mismo terreno que el antiguo lago Texcoco. En la cúpula central cuelga un gran péndulo que dibuja en el suelo el hundimiento e inclinación de la estructura de la Catedral a lo largo del tiempo.

2. El Templo Mayor.

Justo al lado de la Catedral, se pueden contemplar los restos del Templo Mayor de los mexicas. Esta edificación, que fue construida con pirámides superpuestas, fue el centro espiritual de su capital, Tenochtitlán. Allí se puede visitar también el Museo del Templo Mayor, donde se ven piezas arqueológicas que se encontraron en las excavaciones. Esculturas, pirámides, escalinatas y piezas únicas, como un monolito de piedra de la diosa Coyolxauhqui, hacen que el visitante pueda entender la forma de la simbología de los mexicas a través de su arquitectura. Esta visita, en pleno centro, es un viaje a los orígenes de la ciudad.

Imagen del Templo Mayor, en Ciudad de México.

3. El Palacio de Gobierno.

Situado en la Plaza de la Constitución, este gran edificio, hoy en día, solo se utiliza para actos protocolarios. Antiguamente fue el lugar donde Hernán Cortés estableció su residencia tras la conquista de México. Esta residencia, con aspecto de fortaleza, se convirtió entonces en la sede del poder político de la Nueva España hasta que el incendio que hubo en 1692 lo destruyó. Se construyó de nuevo sobre los restos una nueva sede del gobierno colonial que, finalmente, tras la independencia de México, se convirtió en el Palacio Presidencial. Aunque lo más conocido del Palacio Nacional son unos murales de la historia de México del conocido pintor mexicano Diego Rivera.

Imagen del Palacio de Gobierno, en Ciudad de México.

4. La Torre Latinoamericana.

Imagen de la Torre latinoamericana, en Ciudad de México.El rascacielos de la Torre Latinoamericana, con 204 metros y 44 pisos de altura, es uno de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de México. Fue en su día (en 1956) el edificio más alto de la ciudad y hasta ganó el récord del rascacielos más alto del mundo, fuera de Estados Unidos (y por lo tanto de Iberoamérica). Viendo el exterior del edificio se puede apreciar como su estilo se parece al Empire State Building de Nueva York, en el que se inspiró.

La curiosa historia de este edificio es que su torre fue el primer rascacielos del mundo que se construyó en una zona con un gran riesgo sísmico. En 1985, hubo un terremoto en la ciudad y la torre aguantó estoicamente, a pesar de que el seísmo provocó la muerte de unas 10 000 personas. La Torre fue utilizada como ejemplo para la construcción de edificios en otras zonas sísmicas en el mundo.

Una visita recomendable es la exposición sobre el terremoto en las plantas superiores de la torre, así como también su mirador al aire libre. ¡Las vistas de la ciudad son impresionantes!

5. Palacio de Bellas Artes.

El Palacio de Bellas artes se encuentra dejando atrás el Zócalo, en la Alameda Central. Es uno de los iconos arquitectónicos de esta urbe y uno de los recintos más elegantes que hay en Ciudad de México, dado que tiene una curiosa mezcla de estilos Art Déco y Art Nouveau. Su construcción, que empezó en 1904 y no se terminó hasta 30 años después, se hizo con la intención de dotar a la ciudad de un lugar para realizar eventos, como conciertos sinfónicos o la ópera.

Imagen del Palacio de Bellas Artes, en Ciudad de México.

El palacio es la sede de la Compañía Nacional de Teatro, de Danza, de Ópera, y de la Orquesta Sinfónica Nacional. A su vez, cuenta con varias salas de exposiciones en cuyas paredes se pueden admirar los murales realizados por Diego Rivera, Tamayo o Siqueiros. Vale la pena la visita solamente por ver estos murales.

Dónde cambiar moneda en México

Global Exchange México (Globo Cambio) cuenta con una red de 26 casas de cambio de moneda, en 9 ciudades del país, ubicadas en aeropuertos y hoteles de lugares como México D.F., Puerto Vallarta o Guadalajara. En sus oficinas, podrás cambiar de forma inmediata hasta 29 monedas extranjeras en un amplio horario de atención (incluso de 24 horas en la mayoría de los casos). Y si eres residente en México y quieres ahorrar, haz tu reserva por su web para recogerla y pagarla en cualquiera de sus oficinas en el país. Infórmate de los servicios que ofrecen en su web.

Si vas a viajar a México y prefieres cambiar tu moneda al peso mexicano antes de llegar, visita Global Exchange. Con más de 220 oficinas en 20 países, son tu mejor aliado cuando se trata de gestionar cambios de moneda extranjera.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en México. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

Celia López

Autora de “Quaderns de bitàcola”, un blog sobre una vuelta al mundo y otros viajes por los cinco continentes. Con la experiencia de más de setenta países visitados, me gusta escribir información práctica de los destinos, guías de viaje y describir las sensaciones de los lugares en los que he estado para que cualquier persona pueda planificar su viaje por libre. Mi gran hobbie es viajar y mi lema es: “No me conformo con que me lo expliquen, quiero conocerlo con mis propios ojos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre