Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Granada, visita a la ciudad más bella de Nicaragua

Granada, visita a la ciudad más bella de Nicaragua

Granada, a poco más de 50 kilómetros de Managua, no solo es la ciudad más bonita de Nicaragua, sino también una de las más bellas ciudades coloniales de América. A la altura de la colombiana Cartagena de Indias o la guatemalteca Antigua, Granada es un destino que justifica plenamente un viaje a Nicaragua.

No estará de más que tras visitar Managua, el viajero se desplace hasta Granada, al que los propios nicaragüenses apodan La Gran Sultana. Los buses de Nica Tour nos acercarán a Granada desde Managua, por 14 colones.

Paseando por el centro histórico entre bellas casas coloniales y espléndidas iglesias.

Todo el centro histórico de Granada es un encanto. Aquí encontraréis bellas casonas coloniales que nos podrían recordar a las de muchas poblaciones castellanas. Es por ello que nada mejor que hospedarse en una de ella, a tiro de piedra de la Catedral. Una buena opción es el Hotel San Martín, a tres minutos andando de la Plaza Central. Un bellísimo caserón colonial con un precioso patio porticado y mobiliario de época.

Es Granada una población para disfrutar a sorbitos, paseando por sus calles adoquinadas, sin prisas, y disfrutando de las conversaciones con los locales, dispuestos siempre a la charla con los viajeros interesados en su ciudad.

La visita a la Gran Sultana, que así se la llama a Granada, debería empezar en el Parque Central o de Colón que ocupa el espacio de la antigua Plaza de Armas de la época colonial. Es aquí donde se ubica la colorida catedral granadina, uno de los símbolos de la ciudad, que fecha del siglo XVI aunque debió ser reconstruida en el siglo XVIII, cuando el filibustero Walker la destruyó casi por completo.

Junto a la catedral, otro bello edificio colonial pintado en tonos pasteles alberga el Palacio Episcopal. El Parque Central, justo enfrente de los dos edificios, es un buen lugar para degustar un refrescante raspadito, una suerte de refrigerio a base de hielo troceado al que se le añaden jarabes de distintos colores y gustos, tan típicos del lugar.

Merece la pena deambular sin rumbo alguno por Granada, sin más pretensión que disfrutar de la impoluta población colonial, una población que puede llegar a semejar un museo al aire libre pero que está realmente viva. Merece la pena acercarse hasta la iglesia de la Merced, en el cercano barrio de Xalteva. Se trata de otra preciosa iglesia colonial a la que se permite subir a su campanario a fin de disfrutar de una enorme perspectiva de Granada, a vista de pájaro. Solo tendréis que pagar el equivalente a 1 dólar americano. Era en este barrio donde se había establecido la población indígena antes de la llegada de los españoles.

Un buen lugar para cenar en Granada es El Garaje. Comida local en el entorno de una preciosa casa colonial. Aunque si lo vuestro es la carne de calidad, quizá os apetezca más El Zaguán, justo detrás de la Catedral. Muy cerquita, encontraréis el Kelly’s, uno de los mejores lugares donde tomarse una copa antes de acostarse y disfrutar, además, de buena música cada miércoles.

Las isletas, el bello archipiélago granadino.

Si al día siguiente amanece despejado nada mejor que acercarse hasta Las Isletas. Granada no dispone de mar pero sí que se asienta en la orilla de un enorme lago, el Cocibolca o Nicaragua. Es aquí donde se ubica un precioso archipiélago formado por centenares de ínsulas. Cuentan los lugareños que las isletas se componen de 365 pequeñas islas, una para cada día del año. ¿Será verdad?

Nada mejor que tomar una embarcación y relajarse paseando entre las pequeñas islas. La mayoría de ellas son privadas y objeto de deseo de la sociedad acomodada de Granada, que gusta de disfrutar de su islita privada durante el fin de semana. En una de ellas se localiza la mansión del propietario de la factoría de ron, Flor de Cañas, uno de los más acaudalados del país. Si os apetece, también podréis disfrutar de tan excepcional entorno a bordo de un kayak.

El volcán Mombacho, con su casi omnipresente sombrero de nubes, nos vigilará de cerca, en lo que supone un excelente telón de fondo de las isletas granadinas.

Tras visitar Granada, quizá sea un buen momento para desplazarse hasta la cerca Masaya, donde poder conocer otra preciosa ciudad colonial. En sus cercanías, merece la pena atreverse a subir hasta la cima del humeante Volcán Masaya, uno de los más activos del país.

Dónde cambiar moneda en Nicaragua

Global Exchange está presente en el aeropuerto internacional Augusto César Sandino, la ciudad nicaragüense de Managua, donde cuenta con 4 oficinas de cambio. Infórmate de los servicios que ofrecen en su web.

Si vas a viajar a Nicaragua y prefieres cambiar tu moneda al córdoba nicaragüense antes de llegar, visita Global Exchange. Con más de 220 oficinas en 20 países, son tu mejor aliado cuando se trata de gestionar cambios de moneda extranjera.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Nicaragua. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

[cta id=”20240″ align=”none”]

Jordi Martínez

Aunque mi trabajo es ser médico, comparto esta vocación con la de viajar. He tenido la suerte de conocer más de 80 países alrededor del mundo, la mayoría acompañado de mi familia. Conocer el mundo donde vivimos es la mejor inversión que podemos hacer. En milviatges.com os comparto mis experiencias viajeras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre