Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Ginebra, un buen resumen de Suiza

Ginebra, un buen resumen de Suiza

Para nosotros, Suiza es un país curioso y peculiar. Esta descripción no tiene ninguna connotación peyorativa, sino todo lo contrario. Al ser un estado de pequeñas dimensiones y estar rodeado de países enormes como Francia, Alemania, Austria e Italia, se ha convertido en una mezcla curiosa de caracteres, idiomas y tradiciones. Todo esto lo podrás observar dependiendo de la zona o la región por la que viajes.

Estas influencias que han venido del exterior han hecho de este país un lugar único en el mundo. La famosa frase «Soy neutral como Suiza» es toda una declaración de intenciones. Los suizos han entendido a la perfección que la mejor política exterior es no inmiscuirse en los problemas de los demás, pero sin dejar de prestar ayuda en cuanto lo necesitan.

Si hay un lugar que resume las características principales y más destacables de los suizos, esa es la bella y elegante ciudad de Ginebra. Porque Ginebra es una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. En ella conviven los idiomas con una fluidez que jamás hemos visto, ni escuchado, una extraordinaria educación y un respeto máximo a todas las tendencias, ideas o innovaciones que se han originado en el exterior.

Estas características tan peculiares han hecho de Ginebra el lugar perfecto para resumir Suiza. A su vez, esta ciudad se ha convertido en el lugar único para conocer y disfrutar de la antigua, y a la vez vanguardista, Europa.

Se puede considerar la ciudad más internacional de Suiza y uno de los mejores ejemplos par esta teoría es que el idioma que reina en la ciudad es el francés.

Si visitas Ginebra, hay planes para todos los gustos. Nosotros te recomendamos que comiences por el centro de la ciudad. Se sitúa, concretamente, en los alrededores de la catedral de Saint Pierre y de la plaza más antigua de toda la ciudad conocida como Place du Bourg-de-Four. Esta plaza es uno de los rincones ideales para tomar un café y disfrutar del ambiente que rodea a la fuente que preside este lugar.

Desde la catedral de Saint-Pierre, podrás disfrutar de una de las mejores vistas que se pueden tener de la ciudad y de su lago. Simplemente tendrás que subir 157 escalones, los cuales te llevarán a lo más alto de la torre norte. La subida es dura y fatigosa, pero merece la pena. Este edificio religioso se ha convertido en todo un símbolo de la Reforma.

En esta zona centro se encuentran la gran mayoría de las tiendas más interesantes de la ciudad. No te vamos a engañar, no es un lugar económico, pero la alta calidad de los productos que venden merece la pena. Varios son los productos de altísima calidad como, por ejemplo, los precisos y lujosos relojes o sus deliciosos chocolates.

Es un auténtico placer caminar por estas estrechas calles, que son el corazón del casco histórico de la ciudad y ostenta el reconocimiento de ser el más grande de toda Suiza. El centro histórico de Ginebra es conocido como La Vieille-Ville.

Hay muchos símbolos y productos por los que Suiza es famosa a nivel mundial: las navajas, el queso o por ser la sede central de muchos organismos internacionales. Y hay uno de ellos que es menos conocido a nivel mundial, pero en la ciudad de Ginebra es todo un icono. La Horloge Fleurie o el reloj de las flores es todo un homenaje a los relojeros que han dado fama internacional a este país. Es un reloj diseñado con diferentes plantas y flores que van rotando y cambiando en las diferentes estaciones del año. Aquí podrás conocer, de una forma muy original, la hora exacta en cualquier momento del año. Si quieres ir a conocerlo, está situado en el jardín inglés, a poca distancia del Ródano. Además, estuvimos alojados en el Hotel Métropole Genève, un hotelazo de cinco estrellas que conseguimos con una oferta de última hora.

Comprobar que es una de las sedes más cosmopolitas de toda Europa es muy sencillo, por ejemplo, simplemente hay que visitar el palacio que alberga la sede europea de la ONU, la de la Cruz Roja Internacional o sus grandes edificios preparados para albergar congresos y exposiciones de todos los tipos. Esta situación da lugar a que Ginebra se haya convertido también en una de las grandes capitales de la cultura, destacando por su Gran Teatro o su Ópera, en el que actúan artistas de talla internacional.

Una de las mejores actividades que se pueden realizar en Ginebra es pasear por sus calles. Entre las más interesantes, te recomendamos la avenida que se encuentra en la margen izquierda del Ródano, donde podrás ver increíbles casas y edificios. Si no eres de pasear, tienes varias opciones para poder disfrutar de esta ciudad como por ejemplo en sus taxis acuáticos también conocidos como las mouettes.

Otra forma de poder conocer Ginebra es contemplarla desde el lago Lemán, el mayor de Europa occidental, a bordo de grandes barcos que hacen cruceros por estas aguas. Desde aquí, podrás ver grandes montañas, palacetes, castillos y grandes edificios.

Y, por supuesto, no te podrás ir de Ginebra sin ir a visitar el jet d´eau. Creemos que es el chorro de agua más famoso del mundo y todo un icono de esta ciudad. Alcanza una altura de casi 150 metros de alto y bombea más de 500 litros de agua por segundo a una velocidad de 200 kilómetros por hora. Lleva activo desde 1891, en el centro del puerto del Ródano, y se ha convertido en una de las atracciones turísticas más emblemáticas de Ginebra.

Sí que te queremos indicar que, aunque estés en Europa y Suiza acepte el euro, ellos tienen su propia moneda, el franco suizo. No es un destino barato, para qué engañarnos, pero si accesible si aprendes a usar sus supermercados. Los mochileros saben de lo que hablamos.

Sin dudarlo dos veces, te recomendamos que visites esta ciudad. Es idónea para 1, 2 o 3 días, dependiendo de tu plan de viaje y esperamos que te guste tanto como a nosotros.

¿Dónde cambio moneda para mi viaje?

Con Global Exchange, tendrás la posibilidad de cambiar tu moneda al franco suizo antes de salir o en Ginebra porque cuenta con oficinas en el aeropuerto de esta ciudad:

Y si ya estás allí, aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Suiza. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

[cta id=”20738″ align=”none”]

José Ángel Franco y Alfonso Míguez

Somos la fusión de un periodista y un agente viajes. Pareja en la actualidad y con ganas de conocer cada rincón del mundo. Somos editores de KrrteAndo.com y te esperamos allí para que diseñes tu viaje en pareja.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Lo habeis resumido muy bien. Nada que añadir. Solo echo en falta una visitilla al Castillo de Chillon, que en tren está muy cerquita y que nos encanto. Y si, Ginebra es muy cara. Un abrazo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre