Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 experiencias que vivir en Venecia

5 experiencias que vivir en Venecia

Venecia es una de nuestras ciudades italianas favoritas. Bueno, ¡la nuestra y la de unos cuantos cientos de miles más! Vivir durante unos años a escasa media hora en tren de Venecia nos dio la oportunidad de conocerla más de cerca, vivir su ambiente a pie de calle durante el ajetreo del día y conocer una Venecia más mística cuando la noche cae. Definitivamente, ¡nos tiene enamorados!

Hoy, te traemos cinco experiencias que tienes que vivir, sí o sí, en tu visita a Venecia.

1. Quédate boquiabierto en la Plaza de San Marcos.

¿Poco original? Sin duda. Pero, ¿quién iría a Venecia sin acercarse a su lugar más famoso? La Plaza de San Marcos es una de las más bonitas del mundo gracias a su increíble Basílica de estilo románico-bizantino-gótico, al Palacio Ducal y al campanario (desde donde hay unas vistas impresionantes de la isla). Además, a poca distancia se encuentra otro lugar emblemático de Venecia, el precioso Puente de los Suspiros, que cruzaban los prisioneros antes de acabar encerrados en los calabozos del Palacio Ducal.

Imagen de la Plaza de San Marcos

2. ¡Piérdete!

Los turistas siempre tenemos miedo a perdernos cuando, en realidad, perderse es algo maravilloso (y en Venecia más). Así que olvídate del mapa y sigue tu instinto: te acabará llevando a callejuelas sin salida, pero también a conocer rincones sin turistas, llenos de casas coloridas, placitas tan desconocidas como auténticas, mercados mañaneros y puentes donde poder sacarte todas las fotos que quieras, sin tener que luchar con una horda de japoneses. Sí, perderse en Venecia es un auténtico regalo para los sentidos y no te preocupes: ¡siempre encontrarás el camino para ir a la plaza de San Marcos o a la estación de trenes!

3. Haz un «bacaro tour».

No todos los turistas saben qué es lo que un verdadero véneto hace en Venecia, que no es otra cosa que… ¡irse de tapas! Los bares típicos de Venecia, los llamados bacari, son el lugar perfecto para probar varias de las especialidades locales, mientras tomas un vino.

bacaro-tour-600

Toma asiento, pide un vino de la casa (suele costar entre 1 y 2 euros) y elige algunos cicchetti, las tapas de Venecia. Albóndigas de carne o pescado, pinchos de gambas o de sepia, bocadillitos de embutidos y mucho más. Cuestan entre 1 y 3 euros y son la manera perfecta para reponer energía, mientras se vive la Venecia más auténtica. Descubre cuáles son los mejores bacari de Venecia.

4. Explora el barrio judío.

Es una pena (¿o no?) que este barrio tan interesante de Venecia pase desapercibido para muchos visitantes. El gueto judío es el alma de la ciudad porque entre placitas y tiendas kosher podrás saborear « otra Venecia», mucho más tranquila y relajada que la de las hordas de turistas y de los souvenirs. Merece la pena conocerla de primera mano.

5. Sube a una góndola low cost.

¿Te han contado que subir a una góndola es un deporte de ricachones? Pues sentimos decirte que te han dicho la verdad, peero tenemos un as en la manga: puedes subir a una góndola durante unos pocos minutos, los necesarios para cruzar de un lado al otro del Gran Canal. Este servicio se llama traghetto y cuesta un par de euros. Está bien si quieres quitarte la espinita de navegar en góndola, pero si lo que quieres es disfrutar de Venecia desde el agua, casi mejor desembolsa algo más de cash (unos 70 euros por una hora, ¡aunque todo es negociable!).

Imagen de las góndolas en Venecia.

¡Ya no te quedan excusas para aprovechar el siguiente puente o fin de semana y acercarte hasta Venecia!

Dónde puedes cambiar dinero para tu viaje.

Para viajar a Venecia, necesitarás euros. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

© Imágenes: Mochileando por el mundo y nunyvega.

[cta id=»3897″ align=»none»]

Letizia Cassetta

Viajes, gastronomía y arte son las grandes pasiones de esta italiana que, desde hace 4 años, escribe en "Mochileando por el Mundo". Viajando le ha pasado de todo: se ha sentido minúscula contemplando el amanecer en Birmania, ha viajado en un bus con una cabra en el techo en Filipinas, se ha bañado bajo la vía láctea en Nueva Zelanda, se ha enamorado de una isla en Indonesia y, ¡a saber lo que le depara el futuro! Su lema: si muchos sueñan lo mismo que tú, sueña más fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre