Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Descubre Irlanda en coche

Descubre Irlanda en coche

Descubrir Irlanda en coche no es solo una manera de adentrarte en la historia antigua y más reciente de la isla, sino también una forma de conocer, con total libertad, algunos de los lugares más importantes y conocidos, como la Calzada de los Gigantes, los Acantilados de Moher o el Anillo de Kerry. Os dejamos algunos consejos y algunos de los lugares imprescindibles para descubrir Irlanda en coche.

Cómo llegar a Irlanda

La forma más fácil y habitual de llegar a Irlanda es en avión, sobre todo si vienes desde Europa, donde opera Ryanair, la compañía de bajo coste por excelencia, que además es irlandesa y tiene aquí su aeropuerto principal. No es nada sorprendente encontrar vuelos por menos de 50 euros, ida y vuelta, desde muchas ciudades europeas hasta Dublín.

Conducir en Irlanda

Pese a lo que pueda parecer inicialmente, conducir por la izquierda no es nada difícil. Solo tendrás que hacerlo durante un rato para darte cuenta de que tus reflejos y reacciones cambian de sentido. Eso sí, te recomendamos que mantengas siempre la prudencia y vayas atento, sobre todo en las intersecciones y rotondas. Pero si no quieres pasar por esto, siempre puedes alquilar un coche automático.

Ruta en coche por Irlanda

Pese a que Irlanda es inmensa y tardarías meses en descubrirla, te dejamos algunos de los lugares más interesantes e importantes que, creemos, deberías tener en cuenta para descubrir Irlanda en coche.

Brú na Bóinne

En el condado de Meath encontramos el complejo arqueológico Brú na Bóinne, una necrópolis con tres yacimientos arqueológicos bien diferenciados: Newgrange, Knowth y Dowth. El más importante o visitado es Newgrange, una elevación sobre una tumba de 80 metros de diámetro, en cuyo interior encontramos una tumba neolítica.

Imagen de Brú na Bóinne, Irlanda

Belfast

En Irlanda del Norte encontramos Belfast, su capital, una ciudad pequeña, pero con suficiente historia como para dedicarle un día. Te aseguramos que no te arrepentirás.

Imagen de Belfast, Irlanda

Puente Carrick-a-Rede

Este es uno de los puentes más famosos, no solo de Irlanda, sino del mundo. Recorrer los 20 metros de este puente de cuerda, sobre el oleaje, es una de las experiencias que te llevarás para siempre. Aunque parezca todo lo contrario, pese al movimiento del puente, sobre todo los días de viento, el trayecto se hace mucho más corto de lo que piensas.

Imagen del Puente Carrick-a-Rede, en Irlanda.

Castillo Dunluce

En el norte de Irlanda, ubicado en lo alto de un risco, encontramos uno de sus castillos más bellos, el Castillo de Dunluce. Situado en un enclave único y con un acceso a través de un puente que lo conecta con tierra firme, estas ruinas medievales son uno de los lugares que debes tener en cuenta para descubrir Irlanda en coche.

Castillo de Dunluce, en Irlanda

Calzada de los Gigantes

Uno de los símbolos de este país y también uno de los rincones más mágicos que podrás visitar en Irlanda del Norte es la Calzada de los Gigantes (Giant’s Causeway, en inglés). Al ser uno de los lugares más visitados, te recomendamos que vayas a primera hora de la mañana, momento en el que aún no hay mucha gente y podrás disfrutar de esta maravilla de la naturaleza, prácticamente en soledad.

Imagen de la Calzada de los gigantes, en Irlanda

Glengesh Pass

Recorrer la carretera que une Ardara con Glencolumbkille en coche es toda una experiencia para los sentidos. Al abrigo de todos los matices de verdes que puedas imaginar, mirar por la ventanilla es como ponerte frente a un cuadro. Y si el recorrido es impresionante, cuando llegues al paso Glengesh Pass prepárate para grabar la imagen en la retina.

Imagen de Glengesh Pass, en Irlanda

Abadía de Kylemore

Ubicada en el Lago Kylemore, esta abadía, anteriormente castillo con una triste historia a sus espaldas, es uno de los rincones más bellos de Irlanda. El acceso no es gratuito, pero el precio incluye, aparte de la visita a la Abadía, el acceso al Jardín Victoriano, a su Iglesia y al bosque que hay alrededor del lago Kylemore, lugar perfecto para tener unas perspectivas preciosas de la zona.

Imagen de la abadía de Kylemore, en Irlanda

Clonmacnoise

En el condado de Offaly encontramos esta abadía y conjunto monástico paleocristiano, fundado en el 545 d. C. Si bien la visita es totalmente recomendable, podemos asegurarte que el enclave es uno de los lugares más impresionantes de Irlanda. Por ello, está totalmente justificado dedicarle un par de horas a la visita.

Imagen de Clonmacnoise, en Irlanda

Acantilados de Moher

Este es otro de los grandes símbolos de Irlanda. Sobre el océano Atlántico, se alzan majestuosos los acantilados de Moher, con sus más de 8 kilómetros de largo y 215 metros de alto en algunos de los tramos, uno de los acantilados más bellos del mundo (puedes hacerte una idea con nuestra imagen de portada). Su visita es otro de los imprescindibles para descubrir Irlanda en coche.

Y si quieres admirarlos desde el mar, podrás hacerlo desde alguno de los barcos que, por poco dinero, te llevarán hasta allí.

Anillo de Kerry

Y si pensabas que ya habías visto los paisajes más bellos, aún te queda el Anillo de Kerry, probablemente la ruta escénica más bella de Irlanda. Dicen de ella que «hasta las malas hierbas deben ser fotografiadas». Con tal afirmación, ya puedes imaginarte cómo será el resto, ¿verdad?

Imagen del anillo de Kerry, en Irlanda.

Castillo de Blarney

Considerado por muchos el castillo más famoso de Irlanda, el de Blarney se ubica cerca de la ciudad de Cork y es conocido por albergar la piedra de la elocuencia, esa que, según la leyenda, te concederá elocuencia cuando la beses por la parte inferior. ¿Te atreves a comprobarlo?

Imagen del Castillo de Blarney, en Irlanda.

Dublín

Qué podemos decir de Dublín que no se haya dicho ya. Esta es una de las ciudades más visitadas y también uno de los lugares que no puedes perderte en Irlanda. Te recomendamos que le dediques un mínimo de dos días para poder conocer sus rincones más importantes y también para disfrutar de ese merecido descanso, después de descubrir Irlanda en coche.

Imagen de Dublín

Por último, recuerda que la moneda en curso en Irlanda es el euro por lo que si perteneces a otro país de la eurozona, es aconsejable que te hagas con tu tarjeta prepago multidivisa GlobalCard. De lo contrario, podrás cambiar tu moneda con Global Exchange.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Roger Carles

Soy la persona que está detrás del blog de viajes "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com) llevando toda la parte técnica y de diseño. Uno de mis grandes hobbies es viajar, algo que plasmo en el blog intentando ayudar a todas las personas que quieran organizar sus viajes por libre y tener información práctica sobre el destino que han elegido.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Muy bueno, trataremos de comprobarlo, abrazo grande fernado piaggio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre