Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Cruzando el río de la Plata hacia la bonita ciudad de Montevideo

Cruzando el río de la Plata hacia la bonita ciudad de Montevideo

Uruguay es el segundo país más pequeño de Sudamérica, con la particularidad de encontrarse entre los dos más extensos, Argentina y Brasil. Para comprobar que lo bueno viene en frascos pequeños, hoy cruzaremos el río de la Plata y caminaremos por el histórico centro de Montevideo.

Es habitual escuchar que en Uruguay se vive bien, que es de los países más avanzados y tranquilos de Latinoamérica. Por mi parte, tras dos años por toda Sudamérica, lo que te puedo asegurar es que recuerdo la ruta costera desde Colonia del Sacramento a Chuy como una etapa fácil, donde me sentí muy bien, con bonitos paisajes, interesantes destinos, playas y muy buena gente.

De Buenos Aires a Montevideo

O de Montevideo a Buenos Aires. Si has viajado hasta tan lejos para visitar una, ya que estás aquí, deberías plantearte ir a la otra. El transporte es sencillo y asequible, y para que no tengas que estar investigando demasiado, a continuación te lo explicamos en detalle.

Los ríos Uruguay y Paraná se unen, justo antes de desembocar en el Atlántico conformando el amplio río de la Plata. Salvo por el color más oscuro del agua, navegando por él, se podría pensar que no se trata de un río, sino de mar abierto.

Si tienes prisa…

Siempre está la opción del avión, con varios vuelos diarios entre las dos capitales, de unos 45 minutos de duración. Aerolíneas Argentinas y Amaszonas conectan el aeroparque Jorge Newbery (AEP) con el aeropuerto internacional de Carrasco en Montevideo (MVD).

Si no tienes prisa…

Si te queda lejos en Buenos Aires, si viajas con tu vehículo, si viajas con presupuesto más ajustado, o si simplemente te apetece cruzar el río de la Plata en barco, entonces tienes varias empresas y formas de hacerlo.

Buquebus es la compañía más conocida y la que dispone de un ferri directo entre Buenos Aires y Montevideo. Su nave Francisco es considerada uno de los barcos para pasajeros más rápidos del mundo, cubriendo toda la distancia por el río en unas dos horas y quince minutos.

Ten en cuenta que la ciudad uruguaya más próxima a Buenos Aires es Colonia del Sacramento, por lo que las compañías de ferri siempre ofrecen este tramo de poco más de una hora, combinado con el trayecto en ómnibus hasta otros puntos de Uruguay, como Montevideo, Piriápolis o Punta del Este. Así lo hace Buquebus con sus otros barcos, Colonia Express y Seacat Colonia. Es una alternativa para viajar entre las dos capitales más barata, pero requiere entre cuatro y seis horas.

Cacciola Viajes también permite cruzar de un país a otro de forma económica, pero realiza un recorrido mucho más largo por el delta del río, partiendo de Tigre, y una vez en Uruguay, en Carmelo, sigue en bus hacia Montevideo.

Un plan mejor… una noche en Colonia

Te proponemos un plan mucho más interesante para cambiar de país y al mismo tiempo disfrutar una jornada en un rincón muy especial de Uruguay. Como todas las compañías de ferri paran en Colonia del Sacramento, por qué no reservas solamente el tramo Buenos Aires –Colonia (o a la inversa) y aprovechas la ocasión para conocer esta ciudad. Al día siguiente seguirás la ruta por tu cuenta.

Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad, pues todavía refleja su pasado colonial, primero portugués y luego español. Es una localidad coqueta, donde nada más bajar del ferri, sorprende el silencio y la tranquilidad, tan diferente al bullicio de Buenos Aires. Se respira un ambiente pausado y alternativo, con cafés, galerías de arte y ciertos puntos de interés que merece la pena ver, como la puerta de la Ciudadela, la calle de los Suspiros, la plaza de armas o su faro.

Para completar tu recorrido hacia la capital, ve a la pequeña terminal de ómnibus de Colonia, junto al puerto, y compra el pasaje que más te interese hacia la terminal Tres Cruces, en Montevideo. Hay varias compañías y frecuentes conexiones.

Un día caminando por el centro de Montevideo

Sobra decir que dedicar solo un día a una ciudad como Montevideo es insuficiente, pero si no dispones de más, con las recomendaciones que ahora compartimos, te irás con una buena síntesis de la ciudad. Eso sí, te esperan horas de caminata y algún que otro bus para cortar camino.

Vamos a dividir la visita en tres partes:

  • Ciudad Vieja y Centro.
  • Obelisco y Centenario.
  • Rambla y playas.

Ciudad Vieja y Centro

Al este de la ciudad, entrando en la misma bahía de Montevideo, empezamos caminando por la Ciudad Vieja. Es la sección de la ciudad donde más se aprecia la arquitectura colonial, donde se produce una curiosa simbiosis: distrito financiero de día y zona de restaurantes de noche. Ciudad Vieja y Centro son dos barrios adyacentes, donde perderse unas horas es altamente recomendable. En tu deambular, difícilmente pasarás por alto algunos de sus edificios y lugares más emblemáticos.

La plaza Independencia es parada obligatoria y, junto a ella, el llamativo palacio Salvo con su silueta tan diferente al resto de edificios, para muchos es el icono del centro histórico de la ciudad. Si bello es por fuera el Salvo, más espectacular es por dentro el Teatro Solís. Hay visitas guiadas para aprender la historia de sus relucientes interiores. Desde 1856 es el centro teatral por excelencia de Uruguay. Es sede de la Comedia Nacional y de la Orquesta Sinfónica de Montevideo.

No muy lejos de allí todavía se conserva el punto de entrada a la antigua ciudad amurallada española: la puerta de la Ciudadela. Y al otro lado, una de las calles más transitadas, por montevideanos y por visitantes, el peatonal Sarandí. Precisamente es buena idea caminar esta popular vía hacia el mercado del Puerto. Este peculiar mercado en sus orígenes vendía víveres a los tripulantes y trabajadores del puerto, ahora se ha convertido en un lugar turístico centrado en la gastronomía, donde las parrillas y los asados de buena carne son los protagonistas.

Obelisco y Centenario

De la plaza Independencia parte la avenida 18 de Julio, la arteria principal de la ciudad que termina en el Obelisco a los Constituyentes, al lado del centro comercial-terminal de ómnibus Tres Cruces, y del parque Batlle. Este nombre puede que no te diga mucho, pero has de saber, si eres aficionado al fútbol, que dentro del parque está el Estadio Centenario, además de la pista de atletismo y el velódromo municipal (fundamental, si te gusta el carnaval de Uruguay).

Rambla y playas

La rambla es el paseo marítimo de Montevideo. Comienza en el puerto y se extiende hacia el este durante 22 kilómetros, bordeando su núcleo urbano casi por completo. No pretendemos caminar todo ese recorrido en un día, pero sí usarlo como vía para visitar las dos playas urbanas más famosas de la ciudad: playa Ramírez y playa Pocitos. Sin olvidar entre una y otras el famoso parque Rodó. Y si te quedan más ganas de playa, puedes ir en ómnibus hasta una muy buena, de arena blanca: playa Carrasco.

Dónde cambiar moneda en Uruguay

En Uruguay, la moneda oficial es el peso uruguayo, aunque el dólar americano es una divisa ampliamente aceptada. Si no tienes dólares ni pesos, puedes cambiar tu moneda en las oficinas de Global Exchange. Además, las encontrarás a mano tanto si llegas por barco a Colonia del Sacramento, como si lo haces al puerto de Montevideo, si vuelas al aeropuerto internacional de Carrasco, o si pasas por Maldonado.

Y podrás hacerlo con un 15% de descuento sobre el margen de cambio, utilizando allí el siguiente cupón:

[cta id=”20640″ align=”none”]

Ademas, Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

Imágenes: flashpacker-travelguide, Sabrinarck, Liam Quinn, Andrés Moreira, Leandro Ciuffo, Christian Córdova, Jimmy Baikovicius y Marcelo Campi.

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre