Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

De viaje con… Celia y Enric, autores de «Quaderns de bitàcola»

De viaje con… Celia y Enric, autores de «Quaderns de bitàcola»

Eran dos cuando empezaron a viajar y más de 80 países después, Celia López y Enric Vilagrosa, autores del blog de viajes Quaderns de bitàcola —disponible tanto en castellano como en catalán—, pueden presumir ahora de tener una nueva incorporación en sus aventuras: su hija Ivet.

En Travel and Exchange, hemos querido conocer algo más sobre esta familia de viajeros, con cuyos útiles consejos contamos, habitualmente, en las líneas de nuestro blog. ¿Tú también sientes curiosidad por saber cómo empezaron a viajar, dónde o si ha sido fácil adaptar los viajes en pareja a los familiares? ¡No te pierdas, entonces, ni una sola palabra de la entrevista que les hemos hecho y que te dejamos a continuación!

¿Cuándo y en qué parte del mundo empezaron vuestros viajes?

Desde que nos conocimos, empezamos a viajar juntos porque era un hobby compartido. Aunque el primer viaje que nos marcó fue a la India en el 2008; a partir de ver una cultura muy diferente a la nuestra nos sentimos muy atraídos por Asia e hicimos varios viajes al continente asiático y a África, hasta que nos picó el gusanillo de viajar por más tiempo y decidimos dar la vuelta al mundo en 200 días, en 2011.

¿En qué momento viajar pasó de ser un hobby a una forma de vida?

No creemos que sea nuestra forma de vida porque no vivimos viajando, tenemos unos trabajos en nuestra ciudad de residencia. Pero eso sí, aprovechamos las vacaciones, puentes y días festivos siempre para viajar. Necesitamos tener un viaje en mente o unos billetes de avión en mano para estar motivados.

¿Qué no falta nunca en vuestra maleta o mochila?

La cámara, una guía del destino, los pasaportes y nuestro botiquín. A veces creemos que somos demasiado prudentes y llevamos demasiadas medicinas, pero preferimos viajar tranquilos.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia viajera más arriesgada?

Una de las más arriesgadas fue subirnos a una pequeña barca de pescador, en medio del mar de las islas Fiyi. Había mucho oleaje y debíamos llegar a la isla de Mana. Cuando ya anochecía y tras una hora y media de dar saltos y sujetarnos como podíamos a la barca para no caernos al mar, llegamos mojados y exhaustos, pero felices de haber llegado. Pensamos que quizás no lo podríamos contar.

¿Viajar con un bebé es divertido o un reto solo apto para valientes?

Creemos que no hace falta ser valiente para viajar con un bebé. Simplemente hay que tener ganas y te tiene que gustar viajar. Una vez tienes la primera buena experiencia viajando en familia vas a querer repetir e ir a otros lugares. E incluso pude ser divertido, si te lo propones.

¿Qué ha cambiado desde que viajáis con vuestra hija?

Se puede decir que no hemos cambiado demasiado nuestra manera de viajar. Sí es cierto que un bebé siempre debe tener las necesidades cubiertas (comer, dormir, higiene) y esa es la prioridad en el viaje. También que hay que adaptar las visitas de los lugares a los horarios del bebé y no plantearse un viaje en el que hayan mil visitas, sino tener flexibilidad para poder cambiar de planes en cualquier momento.

Nosotros no somos de ver todo aquello que aparece en la guía de viajes y nos gusta viajar de forma relajada, así que no tenemos problema, si no vemos los top 10 de cada lugar. Y lo que más nos gusta descubrir desde que viajamos con nuestra pequeña Ivet: ver el mundo con los ojos de un bebé. Disfrutar más de las pequeñas cosas que antes quizás pasábamos por alto.

¿Qué es lo que más echáis de menos de casa, cuando estáis de viaje?

Seguramente es un tópico, pero el jamón, la tortilla de patatas y el aceite de oliva se echa mucho de menos. Pero eso se resuelve el primer día de la vuelta, así que no es mucho problema.

¿Cuál es, para vosotros, la diferencia entre un «turista» y un/a «viajero/a»?

Hoy en día hay una línea muy delgada entre pasar de ser viajero a ser turista y a la inversa, aunque creemos que el «viajero» es el que tiene curiosidad por conocer de manera respetuosa a la otra cultura donde viaja y le gusta mezclarse con la gente local. En definitiva, conocer la realidad del lugar con sus propios ojos y no tener prejuicios.

¿Habéis vivido alguna experiencia viajera que os haya dejado mal sabor de boca?

Alguna que otra, pero ninguna demasiado fuerte. Por ejemplo, ir a ver ballenas a alta mar cerca de Praia do Forte (Brasil) y acabar sacando el estómago porque ese día había mala mar. Cosas que pasan a los marineros de agua salada como nosotros. Nos estamos dando cuenta de que nuestras malas experiencias tienen todas el mar de denominador común…

¿Alguna vez habéis necesitado estar una temporada sin viajar?

(Risa). Creemos que no. ¡Necesitamos viajar tanto como el agua!

Si podéis elegir, ¿preferís una cena con gente local o con viajeros/as como vosotros?

Depende de la situación y del momento. En general, nos gusta conectar con la gente local y si podemos conocernos, mejor. Pero en muchas ocasiones también hemos disfrutado de cena con viajeros, así que una cosa no es incompatible con la otra.

¿Definiríais el espíritu viajero como una moda o como algo que pide el cuerpo?

Creemos que el espíritu viajero es innato en la persona, es algo dentro de ti que te pide que explores y descubras. ¡Si fuera una moda, se acabarían pronto los viajeros, las modas pasan!

¿Qué sello estáis deseando tener en vuestro pasaporte?

El de cualquier país del mundo que ahora esté en conflicto y donde no se puede viajar actualmente por ese motivo. Porque eso querrá decir que se han solucionado las cosas y ya se puede visitar.

¿Un libro que os haga viajar?

Cualquier guía de viaje del país que hemos elegido.

¿Cómo resumiríais el mundo en una frase?

No es una frase sobre el mundo, pero sí es la que nos motiva a ver mundo:

La vida es aquello que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes, John Lennon.

Si después de leer esta entrevista tú también estás deseando emprender tu viaje, ten en cuenta la moneda en curso en el país al que vayas. Podrás cambiarla por la tuya, fácilmente, con Global Exchange. Sigue leyendo para saber cómo.

¿Dónde puedo cambiar moneda?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene por el mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Miriam Gómez Blanes

Periodista inquieta y adicta a la escritura sin solución, actualmente coordino los contenidos del blog de viajes de Global Exchange, «Travel and Exchange». También cuento otras historias y realidades en mi blog: www.overthewhitemoon.com. Y lo hago mientras recorro el mundo. Si un viaje me dice ven, lo dejo todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre