Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Ruta por tu cuenta en Costa Rica: dónde ir y qué ver

Ruta por tu cuenta en Costa Rica: dónde ir y qué ver

Costa Rica es uno de los países más interesantes de Centroamérica, tan diverso y diferente que si no te organizas bien, tu viaje se te quedará muy corto. Está bien comunicado, es seguro y resulta fácil para recorrer por tu cuenta, en transporte público o, mejor todavía, en un vehículo alquilado.

Cada viajero tiene sus propias expectativas a la hora de elegir un destino. Pues Costa Rica es capaz de satisfacer prácticamente todas: montaña, selva, playa, ecoturismo, aventura, clima favorable y buena infraestructura para cualquier tipo de viaje.

Tres semanas sería el tiempo mínimo recomendable para considerar Costa Rica como un país bien visitado. Aunque, ciertamente, se necesitaría mucho más para profundizar en la cultura y costumbres de cada región. El ambiente relajado de Costa Rica marca un ritmo de viaje tranquilo, que permite disfrutar del paisaje por su dificultosa orografía. Es mejor dejar las prisas a un lado, sentar base en seis o siete lugares y desde ellos explorar con calma cada sitio de interés.

Sin perder de vista el siguiente mapa de Google, ubica los cuatro extremos de Costa Rica (los lugares más alejados), con San José como punto de unión entre el Pacífico y el Caribe:

  • Noroeste: Liberia.
  • Suroeste: Parque Nacional Corcovado.
  • Centro y nexo entre ambas costas: San José.
  • Noreste: Tortuguero.
  • Sureste: Puerto Viejo.

San José

Chepe, la capital tica, será muy probablemente tu punto de entrada y salida del país. Con tantos atractivos como tiene Costa Rica, San José frecuentemente queda en segundo plano, pero es fundamental para conocer la vida diaria de una ciudad llena de contrastes. Como introducción, o como colofón a tu viaje, vas a agradecer un día para pasear por su centro histórico, ver el barrio de Amón, visitar sus edificios más emblemáticos, como el Teatro Nacional, la Catedral y, por supuesto, el Mercado Central. Si llueve, o si no soportas el calor, como alternativa, varios museos: el de Arte y Diseño Contemporáneo, el del Jade o el Museo Nacional.

La Avenida Central y sus alrededores resumen en una sola travesía la disparidad existente en la capital, con parques y plazas de toda índole, calles concurridas donde la pobreza es demasiado evidente y espacios abiertos marcadamente cosmopolitas. De puestos callejeros a tiendas internacionales; más allá, el Paseo Colón hasta La Sabana, el enorme y exuberante parque metropolitano.

Alajuela: primera etapa en la naturaleza

El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría está en la ciudad de Alajuela. Otra gran urbe, pero mucho más tranquila que la capital. De hecho, es buena opción dormir aquí antes de poner rumbo norte, hacia el Parque Nacional del Volcán Poás. El colorido y humeante cráter es espectacular, sin embargo, dada su altitud, suele estar cubierto, con las vistas tapadas por la niebla desde sus miradores. Hay otros senderos por el parque, como el que lleva hasta el mirador de la laguna Botos, de agua celeste, enclavada en un cráter extinto.

En la misma jornada, puedes visitar las cataratas de la Paz, un parque privado con cinco caídas de agua donde se multiplican tus posibilidades de ver la fauna característica de Costa Rica en primer plano, lamentablemente, en cautividad.

La Fortuna: el omnipresente volcán Arenal

Bordeando el Parque Nacional Juan Castro Blanco, la siguiente parada es la pequeña población de La Fortuna, cerca del segundo volcán del viaje: el Arenal. Es el cono perfecto cubierto de vegetación que habrás visto en más de una foto de Costa Rica. Para fotografiarlo mejor, una vez pasado el control de acceso, hay tres senderos que recorren la falda del volcán hasta diferentes miradores.

La segunda visita obligada es la catarata de La Fortuna, un salto de agua de 70 metros encerrado en la densa selva. No olvides el bañador, porque está permitido el baño a cierta distancia de la cascada. Otro lugar increíble donde darte un chapuzón es Cerro Chato, un viejo cráter casi invadido por la vegetación y con una laguna de agua verde en su interior.

Si tu ruta no continúa más allá de La Fortuna y retornas hacia San José, antes podrías aprovechar para bordear la laguna de Arenal y dirigirte hacia Santa Elena y Monteverde. Esta zona de selva es conocida por sus tours de canopy (tirolina) y puentes colgantes que atraviesan secciones de bosque nuboso, característico de la zona.

Liberia: Rincón de la Vieja, Barbudal y Tamarindo

Liberia es la ciudad base para visitar los volcanes y cascadas del Parque Nacional Rincón de la Vieja, la reserva biológica de Lomas de Barbudal y cambiar de etapa en el viaje, dando inicio a los días de playa en el Pacífico. En este artículo te contamos todo lo que puedes hacer desde Liberia.

Costa Pacífico hasta Corcovado

Tras la primera fase del viaje, donde no han faltado días de caminata y largas horas al volante, el siguiente destino combina naturaleza con playas excepcionales como Espadilla, Gemelas, Biesanz o Puerto Escondido. Se trata de un parque nacional costero con cómodos alojamientos: el Manuel Antonio. Sus playas excepcionales y senderos bien señalizados que se adentran en la selva harán que quieras pasar aquí varios días de tus vacaciones. Aunque si quieres salirte de lo más turístico, huir de las aglomeraciones, entonces tu destino queda más alejado, en la península de Osa: el Parque Nacional Corcovado, considerado como uno de los reductos de mayor biodiversidad del mundo. No está preparado para el turismo de masas, por lo que tendrás que acceder desde Drake o Puerto Jiménez. Para protegerlo, solo se autoriza la visita con tours privados, no aptos para presupuestos ajustados.

Entre Corcovado y Manuel Antonio, recomendaremos el Parque Nacional Marino Ballena, otra zona costera protegida de manglares, arrecife de coral y extensas playas vírgenes, lejos del turismo de masas donde acuden cientos de ballenas con sus crías en su travesía migratoria hacia Alaska (entre agosto y noviembre) y hacia la Antártida (de diciembre a abril). Resulta muy curiosa Punta Uvita, una formación rocosa con forma de cola de ballena accesible solo con marea baja.

Costa Caribe

La costa Caribe está conectada por carretera solamente a través de la ruta nacional 32, que llega hasta Limón. Hacia el norte, la única forma de acceder por tierra es en automóvil o bus hasta La Pavona y luego en lancha hasta Tortuguero.

Aunque sea la misma sección costera, son dos escenarios completamente diferentes. Al norte las playas son más agrestes, estrictamente protegidas, sin urbanizar, donde el principal atractivo es llegar hasta el privilegiado entorno de Tortuguero. En cambio, como te contamos en este artículo, desde Limón hasta la frontera con Panamá, la vida se hace en la playa, pueblos turísticos, destino de mochileros y ritmo puramente caribeño.

Alquilar coche en Costa Rica

En una ruta de varias semanas, para ir con tranquilidad, sin depender de horarios, lo mejor es alquilar un vehículo. Facilísimo, una vez que tengas tu vuelo, busca entre las principales compañías internacionales de alquiler, la mayoría tienen oficina en el aeropuerto de San José.

Es un país pequeño, con variados paisajes y carreteras escénicas para disfrutar conduciendo. Por tanto, a la hora de elegir un modelo, lo más importante es que sea capaz de llegar a cualquier punto de tu ruta. No tiene sentido un coche rápido cuando la carretera es parte de la experiencia y, todavía menos, cuando hay límite de velocidad a 80 o 90 km/h en casi todas las carreteras. Entonces, para no preocuparte de lluvias, caminos embarrados o carriles sin asfaltar, te recomendamos elegir un todoterreno.

Llegar a Costa Rica desde España requiere 11 horas de vuelo. Los hay directos desde las capitales de muchos países europeos, siempre a San José, pero piensa que un avión para cruzar el charco hacia Costa Rica te va a costar más de 600 euros (ida y vuelta). Si estás en medio de un viaje por el continente americano o el Caribe, entonces hay conexiones más económicas hacia San José o Liberia.

Dónde cambiar moneda en Costa Rica

Global Exchange cuenta con una red de 7 oficinas de cambio de moneda en este país, ubicadas en los aeropuertos Juan Santamaría, en Alajuela, y Daniel Oduber, en Liberia. En ellas, podrás cambiar, de forma inmediata, hasta 35 monedas extranjeras en un amplio horario de atención al cliente. Infórmate de los servicios que ofrecen en su web.

Si vas a viajar a Costa Rica y prefieres cambiar tu moneda al colon costarricense antes de llegar, visita Global Exchange. Con 260 oficinas en 21 países, son tu mejor aliado cuando se trata de gestionar cambios de moneda extranjera.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Costa Rica. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

Imágenes: Marissa StrnisteVytautas ŠėrysthejaanTrish Hartmann y Adrian Manera.

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre