Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

El corazón de Australia: Uluru, Olgas y el cañón de los reyes

El corazón de Australia: Uluru, Olgas y el cañón de los reyes

En Travel and Exchange te acercamos a destinos de todo el mundo, por muy lejanos que puedan parecer. Australia suena muy distante para los europeos, un continente gigante desconocido para muchos y que atrae la atención de los viajeros ávidos de nuevas sensaciones.

Estuvimos de road trip por la Great Ocean Road, te hemos contado cómo alquilar furgonetas y autocaravanas y todo lo que necesitas saber en esta guía de Australia. Ahora, vamos a viajar al centro del continente, al outback australiano, para descubrir un paisaje único donde sus imponentes protagonistas no pasan desapercibidos entre los viajeros: Uluru, Olgas y el Cañón de los Reyes.

Para que te orientes, te hemos dejado este mapa con los lugares que contaremos un poco más abajo. Aleja la vista para apreciar la inmensidad del desierto y el impacto visual de la enorme roca Uluru.

Conociendo Uluru, o Ayers Rock

En un libro de las maravillas del mundo, en internet, en algún documental de televisión… casi todo aficionado a los viajes ha sentido curiosidad por la enorme roca de color rojo del centro de Australia. Precisamente, Uluru o Ayers Rock, junto con sus primas, Kata Tjuta, o The Olgas, conforman el Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, Patrimonio de la UNESCO desde 1987.

William Gosse fue el primer explorador que llegó hasta este lugar, en 1873, y lo bautizó como Ayers Rock, que los Anangu ya conocían como Uluru. A 25 kilómetros de allí, se encuentran The Olgas o Kata Tjuta en el idioma de los aborígenes, que significa «muchas cabezas».

Sin entrar en detalle, Uluru es una formación geológica denominada inselberg o montaña isla, una capa de terreno que se levantó hace 500 millones de años. El material que ahora conforma Uluru soportó mejor la erosión y se conservó como la enorme roca que ahora vemos en medio del desierto.

La foto típica de Uluru da la impresión de que es una roca uniforme, como una meseta casi perfecta, sin embargo, vista desde el aire comprobamos que no es así. Sobresale 348 metros sobre el nivel del suelo, pero por debajo hay mucho más, unos 2,5 kilómetros enterrados.

Visitando Uluru

Imagen de Uluru o Ayers Rock

Conviene dedicar un día completo para ver la roca, pues hay cuatro actividades a realizar:

  • Ver los colores del amanecer (revisa los horarios de apertura del Parque).
  • Subir hasta arriba de la roca (si está habilitado el acceso cuando vayas).
  • Caminar alrededor de la roca (unas cuatro horas caminando).
  • Ver los colores de la puesta de sol (revisa los horarios de apertura del Parque).

En cuanto a ver el amanecer y la puesta de sol, hay varios aparcamientos-miradores desde el control de acceso hasta la base de la roca, para tomar fotografías que podrían parecer de otro mundo. Por su ubicación, la composición de la roca y la inclinación de los rayos de sol, la variación cromática es increíble y, especialmente, el color rojo intenso de la puesta de sol; algo imperdible.

Subir hasta arriba de Uluru, o no

Es una falta de respeto hacia los aborígenes escalar el Uluru pues es su lugar más sagrado. Antes de la llegada de los exploradores y del turismo internacional ya habitaban y veneraban Uluru. Por ello, deberíamos plantearnos si subir o no. Además de ese hecho, es frecuente que permanezca cerrado su acceso, por mal tiempo o porque así lo determinen los aborígenes, que siguen siendo sus propietarios. También hay que tener en cuenta que medio centenar de visitantes han perdido la vida, debido al complicado tramo de subida, muy vertical, resbaladizo y azotado por el viento.

Bonus track: The Olgas y Kings Canyon

Cañón de los Reyes, Australia.

Antes o después de Uluru, podríamos completar la experiencia en el outback, con un día más en Las Olgas y el Cañon de los Reyes, antes de volver a Alice Springs.

Si nos hemos quedado con más ganas de paisajes de otro planeta, conduciendo 50 kilómetros desde Uluru, están Las Olgas, que también merecen ser visitadas. Un paisaje similar al de Uluru, pero dividido en varias formaciones rocosas. Es recomendable hacer el trekking de tres horas que pasa entre ellas, por el Valley of the winds.

En la carretera que vuelve a Alice Springs, si nos desviamos 140 kilómetros, llegaremos al Cañón de los Reyes. En un trekking circular de tres o cuatro horas, se puede subir a la parte más alta del cañón y recorrer todo el borde del acantilado, en otro paisaje tanto o más extraterrestre que el de las Olgas.

¿Cómo llegar a Uluru?

Carretera hacia Uluru, Australia.

La opción más habitual es en avión. Hay vuelos diarios desde las principales ciudades australianas operados por la compañía Qantas o su filial de bajo coste, Jetstar. El aeropuerto principal (con más conexiones) está en la ciudad Alice Springs, aunque también hay otro junto a Uluru. Buscando en la web de esas compañías se encuentran vuelos por unos 400-500 dólares australianos (moneda en curso en este país).

[cta id=»20523″ align=»none»]

Por tanto, podemos volar hasta Alice Springs y de ahí tomar otro avión hasta Uluru o, como recomendamos en este artículo, una vez en Alice Springs, alquilar un vehículo para conducir hasta Uluru y conocer las Olgas y el Cañón de los Reyes. También se puede hacer un tour, que se contrata en las agencias de Alice Springs.

La «base de operaciones» para este viaje al centro australiano es Alice Springs, una ciudad de tamaño considerable sin mucho interés, excepto que está a 470 kilómetros de Uluru. Aquí encontrarás todos los servicios necesarios, que no se encuentran en otras ciudades del outback.

Llegar por carretera hasta Alice Springs es algo complicado. Las ciudades más importantes de Australia están en el borde costero y la distancia a cubrir es más de 3000 kilómetros desde muchas de ellas. El interior de Australia, llamado outback, está muy poco habitado, las gasolineras están ubicadas en puntos estratégicos donde tendremos que repostar, sin remedio, para no quedarnos sin combustible, la cobertura de los móviles se reduce a algunas ciudades y las tiendas donde comprar comida también escasean. Las temperaturas son extremas, con mucho calor durante el día y heladas por la noche.

En autoestop no es lo más recomendable, pues las distancias son enormes y las condiciones meteorológicas no muy favorables. En cualquier caso, hay viajeros que prueban suerte con hitchhiking o tirando a dedo.

También hay webs donde la gente se anuncia para compartir vehículo, una de las más usadas es gumtree Australia.

Por último, para comprender la inmensidad del continente, como ejemplo, diremos que desde Brisbane a Alice Springs, hay que cambiar la hora, pues se entra en otra franja horaria. Algo a tener en cuenta para acceder al Parque del Uluru.

En otra ocasión, contaremos otra opción más: llevando autocaravanas y automóviles de compañías de rent-a-car, más conocido como Relocation.

[cta id=»3831″ align=»none»]

Imágenes: Mar Serrano.

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre