Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

5 consejos que nadie te dará para viajar a Lisboa

5 consejos que nadie te dará para viajar a Lisboa

Lisboa, capital de Portugal, la ciudad de las siete colinas y el fado y una de las ciudades preferidas por los españoles y por muchos europeos para pasar un fin de semana o una escapada larga. Sin duda, Lisboa es una de esas ciudades que enamora desde el primer momento en que la conoces. Podrás leer muchas cosas sobre ella, pero nosotros hoy te dejamos 5 consejos que nadie te dará para viajar a Lisboa.

1. Callejear, lo mejor que puedes hacer en Lisboa

Una de las primeras cosas que la mayoría de nosotros hacemos cuando preparamos un viaje es documentarnos, ya sea por internet, con guías en papel, con blogs de viajes o guiándonos por consejos de gente que ya ha estado.

De todos estos medios sacarás infinidad de opiniones sobre lugares y monumentos que no puedes perderte en Lisboa: La Plaza del Comercio, el elevador de Santa Justa, la Catedral, el Museo do Chiado, el Barrio de Alfama, el Castillo de San Jorge, Belém, el Monasterio de los Jerónimos…e infinidad de lugares más.

Es cierto, si puedes visítalos, seguro que todos y cada uno de ellos te dejarán un buen sabor de boca. Pero sin lugar a dudas, lo que no debes dejar de hacer en una ciudad como Lisboa es callejear. Algo tan simple y tan fácil como perderte por sus calles, especialmente en el Barrio de Alfama, te permitirá conocer en cada rincón un poco más de una de las ciudades con más alma de Europa.

2. Los tranvías, un nuevo concepto lisboeta de sightseeing bus

Los tranvías son uno de los iconos más conocidos de Lisboa, pero el tranvía 28 tiene una de las rutas por la ciudad que le ha convertido en el tranvía turístico de Lisboa.

Este tranvía recorre las principales zonas turísticas de la ciudad como Alfama, Baixa y Chiado, convirtiéndose en todo un competidor de los famosos sightseeing bus que recorren las ciudades más famosas de Europa.

Tranvía por las calles de Lisboa

Te recomendamos que al menos una vez durante tu visita a la ciudad, te montes en él y no te pierdas ni un segundo del recorrido que harás a través de algunas de las zonas más bonitas y conocidas de la capital lusa.

Si quieres evitar las aglomeraciones, te aconsejamos que hagas este recorrido a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando las hordas de turistas ya no se dedican a recorrer la ciudad en su tranvía número 28.

Aunque no es algo habitual, el tranvía 28 se ha convertido en un lugar suculento para los carteristas, por lo que os aconsejamos tengáis especial cuidado y seáis precavidos durante el trayecto.

3. Prueba los mejores pastéis de Belém

¿Quién no conoce los pasteles de Belém? Seguro que cualquiera que conozca Lisboa ha oído hablar de ellos. Esos pasteles de crema con sabor a canela que te hacen olvidarte del mundo mientras los saboreas también son uno de los mejores regalos que puedes llevar para la familia y amigos de tu escapada a Lisboa.

Son típicos, baratos y están tan buenos que a partir del momento en que los comas, cada vez que recuerdes tu viaje a Lisboa este tendrá gusto a crema y olor a canela.

Estos pastelillos van irremediablemente ligados a su fábrica más importante, Pastéis de Belém, un lugar que representa toda una institución en Lisboa.

Vistas del barrio de Alfama desde un mirador de Lisboa

Nosotros no os diremos que no los probéis en su cuna, al revés, merece totalmente la pena la visita a la fábrica y, cómo no, aprovechar para después degustar, en alguna de sus salas, unos cuantos de sus pasteles con un buen café, ese que tan bien sabe en Portugal.

Pero también tenemos que decir que podéis encontrar pastéis de Belém en infinidad de lugares de la ciudad, por no decir en todas las cafeterías y bares.

Sentarse en uno de los miradores de Lisboa, con vistas al Barrio de Alfama, con unos pastéis de Belém y un buen café puede ser una de las experiencias inolvidables de tu viaje a Lisboa. Una de esas cosas que no se puede contar con palabras, hay que vivirlas.

Además, este año se celebra que la Torre de Belém cumple 500 años y, en consecuencia, tendrán lugar varios actos, como conciertos en el interior de la torre o una exposición de pinturas. Si estáis por la zona, no dejéis de acercaros a uno de los lugares más visitados de la capital lusa.

Imagen de la Torre de Belem

4. ¿Quieres disfrutar de un buen fado? A veces hay que salir del Barrio de Alfama

Hablar de Lisboa es hablar de fado. Este es el género musical por excelencia en Portugal y Lisboa. Uno de los mejores lugares para disfrutarlo en directo es el barrio de Alfama, el rincón más fadista de la ciudad.

Asistir a una cena o a un espectáculo de fado es una de las cosas que más hacen los turistas cuando van a Lisboa. La cuestión es: ¿dónde hay que ir para que ese espectáculo sea lo más parecido a un fado de verdad y no una trampa para turistas?

En el Barrio de Alfama encontrarás infinidad de locales en los que te ofrecerán cena con espectáculo a cambio de un buen puñado de euros. Nosotros, aunque siempre te digan que hay que desconfiar de cualquier local que no sea Alfama, especialmente en el Barrio Alto, te recomendamos la Tasca do Chico, donde los lunes y los miércoles podrás escuchar a los propios vecinos del barrio cantando fados sin pagar nada más que lo que consumas.

Otra de esas experiencias que no podrás olvidar.

Barrio de Alfama, Lisboa

5. No te quedes únicamente con el Mirador de Santa Justa

La ciudad de Lisboa va ligada a sus miradores, especialmente al Mirador de Santa Justa, quizás el más conocido o uno de los más famosos de la ciudad.

Muchos de los visitantes se quedan únicamente con las vistas de Lisboa que ofrece el elevador de Santa Justa. Nosotros te recomendamos que te acerques a algunos otros desde los que tendrás algunas de las perspectivas más bonitas de Lisboa.

El Mirador Porta do Sol (Puerta del Sol)

Desde aquí tendrás una de las mejores vistas de Lisboa y del Barrio de Alfama.

Puedes llegar aquí con el tranvía número 12 o con el 28, del que hablábamos hace unos minutos y que paran justo enfrente.

Este también es el mirador en el que te recomendábamos degustar ese pastéis de Belém que te dejará un sabor inolvidable.

El Mirador de Santa Lucía

Muy cerca del mirador de Porta do Sol este mirador quizás no tenga unas vistas tan fabulosas, pero el bonito jardín que lo rodea es, sin duda, el lugar perfecto donde hacer un alto en el camino para descansar después de un buen recorrido por las calles de Lisboa.

El Castillo de San Jorge

Este no es un mirador propiamente dicho, pero si queréis tener unas fabulosas vistas de Lisboa, no os podéis perder esta visita. Siendo el punto más alto de la ciudad vieja desde aquí tendremos unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Castillo de San Jorge, Lisboa

Por último, te recordamos que la moneda en curso en Lisboa (Portugal) es el euro, por lo que si perteneces a otro país de la eurozona, es aconsejable que te hagas con tu tarjeta prepago multidivisa GlobalCard. De lo contrario, podrás cambiar tu moneda con Global Exchange.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Podrás cambiar tu moneda en cualquiera de las oficinas que Global Exchange tiene en los aeropuertos y hoteles de más de 21 países del mundo. Mira en nuestra página web dónde podrás encontrarlas.

Y para que viajes con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites, aquí te damos un cupón descuento del 15% en tu cambio de moneda en cualquiera de nuestras oficinas. Imprime este cupón y preséntalo en nuestras oficinas para obtener tu descuento (descuento aplicable al margen de cambio de la moneda).

Roger Carles

Soy la persona que está detrás del blog de viajes "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com) llevando toda la parte técnica y de diseño. Uno de mis grandes hobbies es viajar, algo que plasmo en el blog intentando ayudar a todas las personas que quieran organizar sus viajes por libre y tener información práctica sobre el destino que han elegido.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo. Lo mejor es andar y recorrer cada rincón, con calma. Muy útiles los elevadores que hay (ascensores) metidos en edificios para hacer más llevaderas las subidas a las zonas altas, sobre todo cuando los niños andan cansados.

    Y el bacalao dorado portugués una maravilla.

  2. Comparto totalmente lo dicho sobre Lisboa, es realmente un lugar encantador. Lo visite en invierno y a pesar de que la ciudad se encontraba gris, es realmente hermosa. Es un lugar donde lo tradicional se impone a lo moderno. Contra toda opinión, es una de las ciudades capitales mas hermosa de Europa. Deseo mucho regresar y visitarla detenidamente, para disfrútala plenamente.

  3. Totalmente de acuerdo con los 5 consejos! Me encanta Lisboa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre