Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Ruta por las cuatro ciudades imperiales de Marruecos

Ruta por las cuatro ciudades imperiales de Marruecos

Marruecos es un país de un paisaje muy diverso, con un clima de lo más variado y más que suficientes atractivos como para recorrerlo de norte a sur. Fez, Mequinez, Rabat y Marrakech son las ciudades imperiales que se sitúan en el norte de África. Cada una de ellas es única, mantiene su propia identidad y su modus vivendi. Antiguamente, fueron centro neurálgico y administrativo de Marruecos en diferentes momentos de la historia y por esa razón encontramos un legado patrimonial muy interesante para el visitante.

Si te atrae conocer un destino tan exótico y tan cercano a Europa, te recomiendo hacer una ruta por las cuatro ciudades imperiales de Marruecos.

Fez

Si empezamos una ruta de norte a sur y de este a oeste, Fez sería la primera ciudad imperial que visitaríamos. Considerada el centro religioso y espiritual del país, el color que predomina por toda la ciudad es el verde, que se encuentra en todos los azulejos y puertas, dando un aire muy característico.

Sin duda, la zona más atractiva y vibrante es la ciudad antigua. La medina de Fez El-Bali es una de las mayores zonas peatonales del mundo y es considerada la ciudad árabe medieval cuya estructura no ha cambiado en más de mil años. Por eso, pasear por sus calles es como hacer un viaje en el tiempo.

Dentro de esta zona amurallada viven unas 150 000 personas, pero no es fácil guiarse por sus serpenteantes callejuelas y multitud de zocos. Te propongo un reto: explorar la medina por tu cuenta, aunque no sin antes vivir estas 7 experiencias en la medina de Fez. Para salir de ella seguramente tengas que preguntar a la gente local.

No te puedes perder los curtidores, la mezquita Karaouine, la Madraza el-Attarine, la Mellah o el barrio judío y su cementerio, ni tampoco los alrededores del Palacio Real (aunque desafortunadamente no se puede visitar su interior).

Mequinez

A tan solo 63 kilómetros de Fez se encuentra la que fue la capital imperial del sultán Mulay Ismaíl y una de las ciudades imperiales con más encanto de Marruecos. Así que si te alojas en Fez, en una escapada de un día a Mequinez (en la imagen de portada) podrás ver todo lo imprescindible de esta ciudad.

Al no ser tan turística como las otras tres, mantiene un aire provinciano que le da un toque muy auténtico, y a la vez tiene lugares de interés muy atractivos. Construida por Mulay Ismail, la parte más conocida es la gran plaza frente a la famosa puerta Bab-el-Mansour, punto de encuentro para muchos. Después de palpar la actividad vibrante de su zoco, puedes visitar la Mezquita Nejjarine, el Mausoleo de Mulay Ismail y la Gran Mezquita, fundada en el siglo X.

A solo 30 kilómetros al norte de Mequinez se encuentra uno de los lugares más curiosos de Marruecos: Volubilis, antigua ciudad romana en África. Los restos están considerados el yacimiento arqueológico romano mejor conservado del norte de África.

Rabat

Situada en la costa atlántica y a tan solo 90 kilómetros de la ciudad de Casablanca, Rabat es la capital y centro económico del país y sin duda tiene un gran interés turístico para el visitante. Aunque Casablanca tiene muchos atractivos que no te puedes perder y es más ordenada que Rabat, esta, al ser ciudad imperial, tiene la particularidad de contar con el imponente Mausoleo de Mohammed V y con el sepulcro del rey y sus hijos Mulay Abdellah y Hasán II.

Si quieres verlo todo en un día, lo ideal es empezar por visitar su medina y avanzar al este donde se encuentra el cementerio Musulmán de los Mártires, junto a Ribat de Tachafine, unas ruinas almohades, que antiguamente fueron puerto y fortaleza. Hacia el oeste llegaremos al antiguo barrio judío Mellah. Tampoco te puedes perder la Torre de Hassan, de 44 metros de altura, o la necrópolis de Chellah Sellah, con restos de una antigua ciudad romana.

Marrakech

Al final de esta ruta de cuatro ciudades imperiales de Marruecos está Marrakech, la más conocida a nivel internacional y donde llegan más vuelos diarios. Si Fez se caracteriza por el color verde que predomina en toda la ciudad antigua, Marrakech es la ciudad roja, ya que la tierra local, de color rojizo, se utiliza en todas las construcciones.

Marrakech es la ciudad más fascinante y con más ambiente y caos de toda la ruta. Se divide entre su parte nueva (la «ville nouvelle») y la ciudad antigua, tiene el zoco más grande e imponente del país y una de las plazas con más ambiente de África.

En Djemaa el Fna, la gran plaza de Marrakech, siempre hay algo por ver o hacer. Cualquier hora es buena para pasear por ella (a excepción del caluroso mediodía), ya que está llena personajes muy particulares, como músicos con instrumentos tradicionales, domadores de serpientes o cuentacuentos, una profesión desaparecida en muchos lugares, pero que aquí se mantiene en todo su apogeo. Los alrededores de la plaza están repletos de cafés y puestos de comida y restaurantes.

Consejo: tomar un té desde una de las terrazas con vistas a la plaza al atardecer, una de las mejores experiencias para vivir en Marruecos.

Si te gustan las compras, prepárate para el regateo en el zoco —actualmente, uno de los lugares más turísticos de Marruecos—. Hay tanta variedad de productos, souvenirs, comida, frutos secos, etc. que solo por ver el ambiente vale la pena la visita.

Más allá del zoco, no te puedes perder la Mezquita Koutoubia (cuyo alminar sirvió de modelo para construir La Giralda), el Palacio Badi, las tumbas saadíes, la madraza Ben Youssef y el Jardín de la Menara.

La mejor época para hacer la ruta de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos es en primavera y otoño, cuando el clima es más moderado, y es recomendable evitar el verano, cuando el calor puede ser sofocante y llegar a rondar los 45 ºC.

Global Exchange en Marruecos

Por último, te vendrá bien saber que la moneda en curso en este país es el dírham marroquí. Si la tuya no lo es, podrás cambiarla con Global Exchange, que cuenta con 13 oficinas de cambio en este país (en los aeropuertos de Agadir, Tánger, Marrakech, Casablanca y Fez). En el resto del mundo, tienen más de 260 oficinas en 22 países distintos.

Y si ya estas allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de las oficinas de Marruecos. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.

Celia López

Autora de “Quaderns de bitàcola”, un blog sobre una vuelta al mundo y otros viajes por los cinco continentes. Con la experiencia de más de setenta países visitados, me gusta escribir información práctica de los destinos, guías de viaje y describir las sensaciones de los lugares en los que he estado para que cualquier persona pueda planificar su viaje por libre. Mi gran hobbie es viajar y mi lema es: “No me conformo con que me lo expliquen, quiero conocerlo con mis propios ojos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre