Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Cinque Terre, un paraíso en Italia

Cinque Terre, un paraíso en Italia

En la provincia de La Spezia, muy cerca de Pisa (Italia), encontramos 5 pueblos encaramados sobre la abrupta costa, con casas de bellos colores, entre los que destacan el rojo y el amarillo, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad y realmente, solo hace falta ver una única fotografía para saber el motivo.

Os dejamos un resumen de todo lo que podéis encontrar en Cinque Terre, un paraíso en Italia.

Monterosso

El primero de los pueblos que encontraréis si llegáis en tren desde La Spezia que, sin duda alguna, es el mejor modo de moverse por Cinque Terre. Pensad que estos cinco bellísimos pueblos están ubicados muy cerca unos de otros y en tren no tardareis más de cinco minutos en desplazaros entre ellos.

Monterosso es el más occidental y de él destaca su playa de piedrecitas, repleta de sombrillas colocadas de manera que forman una alineación perfecta, visible desde cualquier punto del paseo.

Imagen de Monterosso, en Cinque Terre.

En Monterosso encontraréis mayor oferta tanto de alojamientos como de restaurantes que en el resto de los pueblos, por lo que el precio también es un poco más bajo que en el resto de enclaves de Cinque Terre.

Quizás Monterosso es el menos pintoresco de los cinco, pero sin lugar a dudas, solo hace falta perderse por sus intrincadas calles. Y mejor si lo haces por las menos turísticas para descubrir la verdadera alma de este bellísimo pueblo.

Vernazza

A pocos minutos en tren de Monterosso encontramos Vernazza, otro de los pueblos de Cinque Terre que nos dejarán sin habla.

Si os apetece ir a su encuentro caminando, podéis hacerlo recorriendo un sendero que parte desde Monterosso, al final de la playa, y que durante un par de horas recorre la costa hasta llegar a la zona alta de Vernazza, desde donde se tienen unas vistas inmejorables del pueblo y desde donde llegareis hasta la zona donde las olas rompen contra las rocas.

Imagen de Vernazza, en Cinque Terre.

Si por el contrario llegáis en tren, lo haréis a la parte alta de la ciudad y os encontraréis con una calle central, rodeados de casas de colores, de lo más pintorescas, que esconden en sus bajos tiendas de artesanía, restaurantes donde deleitarse con la deliciosa gastronomía italiana o heladerías donde degustar este producto tan necesario en los días de verano.

Una de las visitas imprescindibles a la ciudad, después de callejear, es subir hasta la fortaleza que domina el pueblo y desde donde podréis disfrutar de otra perspectiva única de la ciudad.

Corniglia

El más discreto de los pueblos de Cinque Terre esconde tras de sí grandes tesoros. Encaramado en lo alto de un risco, como si fuese una fortaleza mirando al mar, nos encontramos con el único pueblo que no tiene acceso directo por mar, aunque si queréis llegar hasta él, solo tenéis que salir de la zona más turística y bajar por un sendero que discurre a través de la montaña y que os llevará directamente al mar donde se precipitan los riscos.

Imagen de Corniglia, en Cinque Terre.

Las calles de Corniglia son estrechas y serpenteantes, escondiendo tras cada esquina tiendecitas donde encontrar la artesanía más curiosa o ropa típica italiana donde el lino está presente en todo momento.

Solo tienes que seguir el sentido de las calles para llegar a uno de los miradores más bonitos de Cinque Terre, el de Corniglia, y es que las vistas del mar desde aquí son inmejorables.

Y como sabemos que después de tanto andar estaréis deseando ir a tomar algo, no hay sitio mejor que la plaza del pueblo, donde los bares y restaurantes colocan sus pérgolas como protección para el sol y donde se reúnen no solo los turistas, sino también parte del pueblo para ver la vida pasar.

Manarola

Qué podemos decir de Manarola que pueda representar lo increíble que es. Seguramente no hay palabras que puedan describirlo. Este es, seguramente, el pueblo de Cinque Terre más bonito o más pintoresco, y es que tiene una situación que no es para menos.

Con sus casas de colores que parecen apretarse unas contra otras, intentando ascender por los riscos, la visión de Manarola desde su mirador es una imagen que no olvidarás jamás y que probablemente se convertirá en la que recuerdes cada vez que vuelvas a pensar en Cinque Terre.

Imagen de Manarola, en Cinque Terre.

Manarola tiene un acceso al mar un tanto peculiar y es que después de recorrer su calle principal, que nos llevará desde la estación de tren hasta el mar, nos encontraremos con una rampa de piedra donde los turistas toman el sol esperando que llegue el momento de darse un chapuzón en el pequeño trozo de mar que se le ha concedido a Manarola.

Si queréis descubrir las mejores vistas de Manarola, solo tenéis que seguir un sendero que bordea las montañas y desde allí, ir girando la vista para contemplar la increíble belleza que queda a las espaldas a medida que se avanza.

Riomaggiore

Riomaggiore es el último de los pueblos de Cinque Terre, pero no por ello el menos importante, y es que es desde el único desde el que podremos tener vistas del resto.

Si nos permitís una recomendación, el mejor momento para tener esta increíble postal de Cinque Terre es a primera hora de la mañana o a última hora del día, cuando el sol empieza a caer y el tono del cielo y el mar parecen sacados de una obra de arte.

Imagen de Riomaggiore, en Cinque Terre.

Para tener una perspectiva de Riomaggiore un tanto distinta a la que se consigue desde la rampa que da acceso al mar, os recomendamos que saltéis entre las rocas del lado contrario a la rampa y desde allí, una vez asegurados para no resbalar, disfrutéis de este impresionante baile de colores que nos ofrecen unas casas que parecen estar en equilibrio sobre los riscos.

Para visitar los pueblos de Cinque Terre os recomendamos una media de 3-4 días si queréis conocerlos con tranquilidad. La media de visitar 2 pueblos por día es bastante correcta y nos permite incluso hacer alguna caminata por alguno de los muchísimos senderos de la zona.

Y otra de las cosas que no os podéis perder es la perspectiva de Cinque Terre desde el mar. Para eso, podéis coger un barco que os lleve desde un pueblo a otro, podéis bajar en el que queráis, aunque os recomendamos que hagáis el recorrido completo, por ejemplo desde Monterosso hasta Riomaggiore y después volváis en tren, para tener una visión de todo el conjunto de los pueblos de Cinque Terre.

No olvides que la moneda en curso en Italia es el euro, por lo que si perteneces a otro país de la eurozona, es aconsejable que te hagas con tu tarjeta prepago multidivisa GlobalCard. De lo contrario, podrás cambiar tu moneda con Global Exchange.

Vanessa Santiago

Autora de "Viajeros Callejeros" (www.viajeroscallejeros.com), un blog en el que escribo sobre mis viajes alrededor del mundo, proporcionando datos prácticos como rutas, transporte, alojamientos y lugares a visitar en cada país, para poder organizar tu propio viaje por libre con información de primera mano. Mi gran pasión, como reflejo en el blog, es viajar y lo hago tanto como puedo. Y quién sabe, quizás algún día se convierta en mi modo de vida.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Es un paraíso de Europa. No tanta gente conoce estos 5 pueblitos pero simplemente merece la pena verlos. Es uno de los lugares más bonitos de Italia según mi opinión y animo a los demás si pueden que viajen y los conozcan también 🙂

  2. El primer de los pueblos desde La Spezia no es Monteroso, es Riomaggiore.

    Desde La Spezia el orden es:
    Riomaggiore
    Manarola
    Corniglia
    Vernazza
    Monteroso al Mare

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre