Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Cicloturismo entre naturaleza y pueblos medievales en Sobrarbe

Cicloturismo entre naturaleza y pueblos medievales en Sobrarbe

España es un país donde la belleza natural está a la altura de la monumental. El patrimonio arquitectónico e histórico dejado por las ocupaciones de grandes pueblos –como fenicios, cartagineses, romanos y árabes– convierte a nuestro país en un referente turístico mundial. Pero también la naturaleza atrae a millones de visitantes cada año. Y no me refiero solo a las playas.

España es el segundo país más montañoso de Europa –tan solo superado por Suiza– y una gran red de Parques Nacionales se extiende entre cadenas y macizos.

Precisamente, de macizos, bosques y bellos pueblos medievales está compuesta la comarca aragonesa de Sobrarbe.

Una divertida y sana forma de explorarla es en bicicleta. Sobre todo en primavera.

Ruta de pueblos medievales

Pistas forestales se alternan con carreteras sinuosas para unir a una serie de pueblos que comparten algunas características similares: la mayoría de sus casas están hechas de piedras macizas, tienen una historia longeva, se come de maravilla y son perfectos para una escapada romántica o como base para pasar unos días en la naturaleza.

[cta id=”3897″ align=”none”]

Aunque me detuve unos instantes en pueblos como Broto, Torla, Fiscal, Bielsa y Espierba, los que exploré a fondo fueron Aínsa y Boltaña.

La distancia por carretera entre ambos pueblos apenas sobrepasa los 7 kilómetros, pero es mucho mejor pedalear por la senda que corre en paralelo al río Ara.

Boltaña

Imagen de Boltaña, en Aragón.

El casco viejo de Boltaña es uno de los más bellos del Pirineo aragonés. Comenzó a desarrollarse en el siglo XV, para alcanzar su apogeo en los siglos XVI y XVII.

En torno a su Plaza Mayor se hallan la Colegiata de San Pedro y el Ayuntamiento. La Colegiata se alzó, en el siglo XVI, sobre los restos de una iglesia románica, convirtiéndose en una de las mayores iglesias de la zona.

Desde la Plaza Mayor parte una maraña de calles estrechas. Los antiguos caserones de piedra tienen portalones abovedados, ventanas labradas y fachadas en las que relucen los escudos de hidalguía.

Una de las calles se transforma en un sendero que lleva a las ruinas del antiguo castillo de Boltaña. Entre esas rocas centenarias tendrás las mejores vistas del pueblo.

Aínsa

Dejando la senda de tierra que viene de Boltaña, cruzas el puente tendido sobre el río Ara y entras en la parte nueva de Aínsa. Unos 200 metros más adelante hay una empinada rampa asfaltada que sube hasta la ciudad vieja del pueblo.

Imagen de Aínsa, en Aragón.

Cuando pasas bajo el arco de entrada, ya entiendes por qué Aínsa se encuentra en la asociación de los pueblos más bonitos de España.

Una calle estrecha desemboca en la Plaza Mayor.

Imagen de Aínsa, en Aragón.

Esta es la joya de la corona de la comarca de Sobrarbe. Varios edificios de piedra, sostenidos por pilares y arcos de medio punto, se asoman a una amplia plaza adoquinada de planta rectangular.

En los bajos de los edificios hay bonitos restaurantes y cafeterías y el lugar bulle de actividad durante los fines de semana. Muy cerca de la plaza se encuentra la iglesia parroquial de Santa María, del siglo XII y una de las perlas románicas del pueblo.

Pasada la plaza se halla el castillo de Aínsa. Su construcción se inició en el siglo XI, pero no sería completado hasta el XVII. Desde sus almenas podrás disfrutar de una bella vista de los campos aragoneses.

Imagen de Aínsa, en Aragón

Parajes naturales

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los lugares naturales más bellos de España. Su superficie es de más de 15 000 hectáreas y su altitud oscila entre los 700 metros sobre el nivel del mar (msnm) y los 3355 del Monte Perdido.

Montañas, cañones, ríos, densos bosques, flora y fauna diversa y nutrida serán algunas de las cosas que encontrarás en el segundo parque nacional más antiguo de España.

Aunque no puedes entrar en los senderos exclusivos para excursionistas del parque montado en bicicleta, en los alrededores hay varias rutas de bicicleta de montaña que te harán disfrutar de la naturaleza, las vistas y el deporte.

Ruta del cañón de Añisclo

Partiendo desde el aparcamiento del pequeño pueblo de Torla, descendí hacia el río Ara para cruzarlo utilizando un viejo puente de piedra.

Imagen de Torla, en Aragón.

Después, una senda ancha discurre paralela al río, justo antes de que el camino comience a picar hacia arriba. Este tramo es para gente que ya tenga cierto aguante sobre la bici.

El desnivel es de más de 1000 metros, en un recorrido que no llegará a los 15 km, poniendo a prueba la resistencia de las piernas. Sin embargo, la recompensa merece la pena.

El cañón de Añisclo es un valle impresionante que cuenta con un circo glaciar en su cabecera para encajonarse luego en un profundo cañón, fruto de la erosión del río sobre la roca caliza.

Imagen de Añisclo, en Aragón.

Las vistas desde arriba son espectaculares, como también lo será la bajada en bicicleta. Si no tienes gran experiencia técnica, más vale que tengas cuidado con la velocidad.

Ruta frente al Monte Perdido

Otra preciosa ruta por la comarca es la que parte de Espierba –un pequeño pueblo situado pasado Bielsa– y afronta las rampas que se elevan sobre el valle de Pineta.

En menos de 9 km pasas de una altitud de 1400 msnm a 2100. A tu izquierda, en el fondo del valle, las aguas grises del río Cinca comienzan a parecer un hilillo estrecho que serpentea entre los bosques.

Más allá, la cima del Monte Perdido se levanta con sus nieves casi perennes.

Imagen del Monte Perdido, en Aragón.

En el camino encontrarás vacas pastando tranquilamente… Y poco más. El resto es naturaleza y casi ningún ser humano. Un paisaje precioso por el que merece la pena sudar.

Si no te sientes preparado para subir estas cuestas, no te preocupes… ¡Yo tampoco lo estaba! Haz lo que hice yo: alquila una bici eléctrica. Mano de santo que posibilitará descubrir cualquier paraje mientras regulas el esfuerzo que quieres realizar.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Para viajar por España necesitarás euros. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

Y si ya estás allí o planeas cambiar dinero a tu llegada (o a tu vuelta a casa), aquí te lo ponemos más fácil con un descuento del 15% sobre el margen aplicado a tu cambio en cualquiera de nuestras oficinas en Nicaragua. Para beneficiarte de este descuento, imprime y recorta este cupón y comienza tu viaje con una pequeña alegría.
[cta id=’23325′]

Por último, para contar con la máxima tranquilidad, no olvides contratar tu seguro de viaje.

© Imágenes: David Escribano.

David Escribano

Aunque estudié ADE y Económicas, siempre me gustó escribir historias inventadas. Hace una década que viajo para no tener que imaginarlas. Editor desde el 2007 en Viajablog y miembro de Travel Inspirers.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre