Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Disfrutar China ahorrando dinero

Disfrutar China ahorrando dinero

Antes de realizar un viaje de una cierta duración y/o a un destino exótico, debemos tener en cuenta con antelación el cambio y la moneda del país al que nos dirigimos. Además, es recomendable cotejar los precios del transporte, el alojamiento y la comida ya que puede ahorrarnos más de un disgusto antes de visitar nuestro destino.

China es, en principio, un país económico para los viajeros, pero en realidad puede resultar más caro de lo previsto. A continuación te mostramos una serie de consejos que pueden resultar muy útiles durante un recorrido por este gigante asiático.

  • Reservar el transporte con antelación

Una de las maneras más impresionantes de recorrer China es hacerlo en transporte público y, especialmente, en trenComo todo en China, está saturado de gente así que si queremos realizar algún trayecto, debemos reservarlo con antelación.

Si además pretendemos hacer trayectos largos con clase sleeper es decir, dormir en el tren, es aconsejable reservar por lo menos con 10-12 días de antelación o, de lo contrario, no habrá plazas o tendremos que cubrir nuestro viaje en asiento común duro.

  • Dormir en albergues juveniles

Marcados como youth hostels, los encontramos en todos los principales focos turísticos del país y son una buena opción para ahorrarnos dinero. Estos hostales nos ofrecen la posibilidad de escoger entre habitaciones dobles o alojamientos compartidos de 4, 6, 8 o 10 camas.

Podemos elegir entre habitaciones separadas por género o mixtos y salen mucho más económicos que los hoteles, hostales y casas de huéspedes convencionales. Completamente preparados para acoger extranjeros, son una excelente opción.

  • Carné de estudiante

Aquí entraríamos dentro de la picaresca para obtener descuentos en todos los puntos de interés del país. Los monumentos y atracciones de China no son baratos, pero si nos identificamos con algún carné como estudiantes, obtendremos una notable reducción en el precio.

Imagen de un carné de estudiante

No hace falta ser estudiante, bastará con el distintivo de alguna biblioteca o similar, siempre y cuando salgan nuestros datos y nuestra fotografía.

  • Comer en la calle

Esto en China es una obligación, pues la abundante infraestructura gastronómica de sus calles nos abordará en cada esquina.

Comida en China

Comer en los puestos callejeros nos ahorrará bastante dinero mientras, además, nos adentramos en la cultura del país.

Disfrutar de estos manjares autóctonos es toda una gozada a unos precios irrisorios que, en muchos casos, no llegan ni a 1 euro (8 yuanes aproximadamente).

Los precios medios (según el plato) por comer en la calle o en mercados callejeros son de entre 1 y 3 euros.

  • Reservar vuelos por internet

Para reservar vuelos para China por internet no tendremos ningún problema con los buscadores habituales que solemos usar, pero eso sí, por un precio mayor. Los dos portales ideales para buscar vuelos en territorio mandarín, son eLong y Ctrip, a través de los cuales podremos adquirir pasajes a un coste muy reducido.

  • Cambiar dinero

Lógicamente, dependiendo de dónde cambiemos dinero variará mucho nuestro poder adquisitivo durante el viaje.

Debemos buscar buenos lugares donde cambiar de nuestra moneda a yuanes (la moneda del país), aunque en China no es fácil. Por ello, la mejor opción es hacerlo, antes de emprender tu viaje, con Global Exchange.

Imagen de un billete del yuan chino

Una vez allí, una buena opción es extraer dinero en los cajeros que abarrotan las ciudades, donde el Bank of China nos ofrece casi siempre la menor comisión.

Esta serie de consejos creemos pueden ser de gran utilidad para cualquier viajero y así evitar gastar más dinero del previsto.

Diego Picallo

Bloguero de viajes y editor de Volando Voy Viajes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre