Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Carriacou, la más hermosa de las islitas del Caribe

Carriacou, la más hermosa de las islitas del Caribe

Caribe es sinónimo de playa. Y no de cualquier playa, playas perfectas, de esas de revista de avión o película de piratas. Si has pensado en arena blanca, agua transparente y criaturas de colores entre corales, has acertado. Y si me dejas recomendarte mi isla favorita del Caribe, entonces sigue leyendo, te adelanto que es Carriacou, en Granada.

Acercándonos a Carriacou

Carriacou es la isla más grande de las Granadinas, siendo estas un archipiélago perteneciente a dos países: al sur, Granada y, al norte, San Vicente y las Granadinas. Carriacou, al igual que Granada, fue visitada por primera vez por europeos sobre el año 1650; fueron los franceses los que la hicieron parte de su colonia tras enfrentamientos con los Caribs (estos habían expulsado anteriormente a los Arawaks). En 1763, Granada (y Carriacou) fue arrebatada por los ingleses y en 1974 logró la independencia, aunque sigue siendo un estado miembro de la Commonwealth.

Tan solo 27 kilómetros separan Carriacou de la isla de las especias, como se conoce a Granada por ser uno de los principales productores mundiales de nuez moscada. Pero, a diferencia de Granada, Carriacou es un remanso de paz, naturaleza, gente tranquila y, por supuesto, playas.

nutmeg-640

La mayoría de las islas del Caribe están excesivamente construidas. Casas humildes en algunas islas, villas de lujo y resorts en otras, afean las costas de paraísos naturales. Carriacou, todavía, permanece virgen. Ciertamente, Hillsborough y otras poblaciones de la isla concentran la mayor parte de las edificaciones, mientras que el resto de la línea costera permanece libre de ladrillo.

Y, ¿por qué ir a Carriacou?

En 34 kilómetros cuadrados conviven sus 6000 residentes con unos pocos visitantes, y lo hacen al más puro estilo caribeño, con absoluta calma y sosiego. Decidir entre una Stag o una Carib, ambas cervezas locales, puede ser el único problema. ¿Dijimos tranquilidad? Bueno, así es durante todo el año, excepto para su aclamado Carnaval, en el mes de febrero.

A las buenas playas hay que sumar el avistamiento de tortugas, esnórquel, subir hasta un mirador, caminar hasta una playa escondida o ir a algún bar de Tyrrel Bay.

Paradise Beach

Desde la ciudad principal de la isla, Hillborough, una estrecha fila de arena blanca comunica con una bahía bellísima y una playa excepcional. La caminata hasta allí es igualmente interesante, atravesando zonas de manglar. Las aguas de Paradise beach son muy tranquilas, transparentes y con poco fondo, perfectas para estar todo un día en remojo. Además, hay algunos bares donde tomar algo y descansar –todavía más– a la sombra.

Sandy Island

Imagen de Sandy Island

Paradise Beach es un buen lugar para ver la puesta de sol, pero Sandy Island lo supera. Más que isla, Sandy Island es un trozo de arena con algunos arbustos y cocoteros. Si te quieres sentir como Tricicle en Chooof, este es el sitio.

Está enfrente de Paradise Beach y la única forma de llegar es contratando un barco que te lleve y te recoja a una hora fijada. Si puedes, evita ir en fin de semana.

Anse la Roche

Ya van dos playas recomendadas en Carriacou, y la tercera, aunque parezca imposible, es todavía mejor. De hecho, para el que escribe estas líneas, es una de las mejores playas de su vida. Hay que caminar más de una hora desde la carretera, subiendo y luego bajando entre árboles, pero llegar a esta playa –frecuentemente vacía–, es un sueño hecho realidad.

Imagen de Anse la Roche

High North Peak

Un poco de caminata no viene mal para activar el cuerpo tras unas jornadas de playa. Para ello, podemos subir al punto más elevado de la isla, desde donde se tiene una panorámica excelente con Granada al sur y las otras Granadinas al norte. No esperes una gran montaña, tan solo una pequeña colina de 290 metros.

Norte de la isla: Gun Point y Petit Carenage Beach

En la la esquina norte de la isla está el Gun Point, con unas vistas inmejorables a las Granadinas vecinas: Petite Martinique, Petit Saint Vincent y Union Island. Aquí se encuentra la playa Petit Carenage Beach, uno de los principales puntos de anidación de tortugas marinas.

Tortugas en Carriacou

Como en otras islas del Caribe, a Carriacou acuden varios tipos de tortugas a enterrar sus huevos en la arena, incluyendo la gigante tortuga laúd, ¡de más de dos metros y hasta 600 kilos! La época de anidación es de final de marzo a septiembre, habitualmente durante la noche.

Imagen de una tortuga gigante

Cómo ir a Carriacou

Que sea una isla tan auténtica puede que sea, en parte, porque no es un destino de fácil acceso. Para llegar a Granada hay vuelos directos desde Estados Unidos y desde otras islas del Caribe. Una vez en Granada, hay que subir en ferry o tomar una avioneta hasta Carriacou.

La moneda de Granada y Carriacou es el dólar del Caribe Oriental. Si vas desde Trinidad y Tobago, podrás cambiar tu moneda por esta en las oficinas que Global Exchange tiene en el aeropuerto internacional de Piarco, en Puerto España.

© Imágenes: Mar Serrano y Steve Garvie

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre