Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

La bahía de Halong terrestre, por tu cuenta, desde Ninh Binh

La bahía de Halong terrestre, por tu cuenta, desde Ninh Binh

Halong Bay es, probablemente, el destino más conocido de Vietnam por los viajeros de todo el mundo y no hace mucho que te contamos cómo viajar a Halong Bay y Cat Ba por tu cuenta. Hoy volvemos a hablar de montañas kársticas y paisajes fantásticos porque cerca de Ninh Binh parece como si en el escenario de Halong Bay el mar hubiese quedado reducido a pequeños ríos por los que navegar a través de cuevas, canales y lagunas.

¿Tam Coc o Trang An?

Imagen de Ninh Binh

A 90 kilómetros al sur de Hanói está la provincia de Ninh Binh, reconocida por los trotamundos por ser el lugar de acceso a una zona conocida como Tam Coc, que, en vietnamita, significa «tres cuevas». El río Ngo Dong recorre campos de arroz y montañas de karst pasando por tres cuevas por las que los visitantes pueden navegar en sampan –un tipo de barca– remadas por mujeres vietnamitas de la región.

Aunque Tam Coc es lo más renombrado de Ninh Binh, su belleza compite con la de Trang An, otra zona mucho menos conocida y, por tanto, menos masificada de visitantes.

Panorámica desde Mua Cave para empezar el día

Vista panorámica desde Mua Cave.

Mua Cave es un buen comienzo para la jornada de viaje por Ninh Binh. Es una montaña con jardines, cuevas y pequeños templos que no parecen tener mucho de interesante. Sin embargo, lo que realmente merece la pena son las vistas desde su parte más alta.

Si es posible, intenta llegar temprano por la mañana (sobre las 8), pues a esa hora todavía no han llegado los tours y podrás subir las escaleras prácticamente en solitario para tener una panorámica perfecta de la región que vamos a explorar a lo largo del día. Además, sobre las 8:30 h sucede una preciosa instantánea: decenas de barqueras aparecen remando por el curso del río dirigiéndose hacia Tam Coc para empezar su jornada de trabajo.

Paseo en barca por Trang An

A 7 kilómetros de Ninh Binh, Trang An encandila a quien lo visita con sus aguas trasparentes en plena naturaleza, salpicadas de templos y cambiando de decorado cada vez que se atraviesa una de sus ocho cuevas en sampan.

Imagen de Trang An

Es espectacular cuando la barca se acerca a un pequeño orificio en una montaña y hay que agachar la cabeza para recorrer hasta 250 metros por una estrecha cueva. Luego sales y segundos después, cuando la vista se adapta de nuevo a la luz, descubres otro paisaje incluso más bonito que el anterior. También se para en tres templos a orillas del río.

Cada barca tiene capacidad para cinco personas, más la barquera. Desde el embarcadero, si no hay suficientes personas, habrá que esperar hasta que se complete.

Imagen de Trang An

Bai Dinh Pagoda

El grupo de templos Bai Dinh rompe récords. Es el complejo budista más grande de todo Vietnam con 700 hectáreas. Además, aquí se encuentra la estatua de Buda en bronce más grande de Asia, de 100 toneladas, una enorme colección de 500 estatuillas arhat y la campana más grande del país. Está situado sobre la ladera de una montaña, así que recorrerlo entero puede ser agotador.

Imagen de Bai Dinh Pagoda

¿Cómo ver todo esto por tu cuenta desde Ninh Binh?

Es posible visitar todo lo anterior con mucha tranquilidad en un solo día, si se empieza la jornada temprano. Puedes alquilar una moto en tu hotel, o una moto o taxi con conductor. Para ajustar un poco más el precio puedes preguntar en la puerta de la estación de bus, donde suele haber motoristas y taxistas acechando a los posibles clientes.

Imagen de Ninh Binh

Además, si has alquilado un vehículo, puedes pedir en tu hotel que te indiquen algún sendero por el que caminar en la zona de Trang An o Tam Coc; o si vas con conductor, que te lleve a alguno.

Imágenes: jean-marc_astesana, tuan-trang, v-a-k, pululante, Times Asi y Mar Serrano.

[cta id=”3897″ align=”none”]

Juan Ayala

Economista y blogger profesional de viajes. A principios de 2013, decidí romper con la rutina y ahora vivo en un continuo viaje alrededor del mundo. He cambiado mi sitio en la oficina por disfrutar cada día en un lugar diferente. Colaboro con Global Exchange y comparto mi viaje en hiworld.es y unceliacoporelmundo.com.

Deja un comentario

Menú de cierre