Travel and Exchange, el blog de los viajeros que cambian moneda

Los atractivos de Ammán, la capital jordana

Los atractivos de Ammán, la capital jordana

Ammán, la ciudad de las nueve colinas, es un lugar lleno de contrastes, donde convive lo antiguo con lo moderno de una manera particular. La ciudad blanca, denominada así por albergar una gran cantidad de casas de piedra de pequeño tamaño, tiene más de 6000 años de historia. Sin duda, Ammán es una de las ciudades más antiguas del mundo; por ello, esta ciudad es uno de los motivos para viajar a Jordania.

El nombre de «Ammán» proviene de «Rabbath Amón» que significa “Gran ciudad de los hijos de Amón”, que se asentaron en esta zona sobre el 1200 AC. Son muchas las civilizaciones han pasado por esta tierra: asirios, ptolomeos, babilonios, seleúcidas, romanos… Así que no es de extrañar que la capital jordana atraiga al viajero por los lugares de interés turístico que tiene, de igual manera que otros enclaves que se encuentran en el país. Aquí van los atractivos más importantes de Ammán.

La Ciudadela

La colina de la ciudadela (Jabal al-Qal’a), que se encuentra en pleno centro de Ammán, fue ocupada desde el Neolítico, y más tarde fortificada en la Edad de Bronce. En la actualidad, las ruinas que se pueden ver en la ciudadela abarcan desde la época romana hasta la primera época islámica.

En la visita de la gran Ciudadela no te puedes perder:

  • El templo de Hércules: fue construido en honor a Marco Aurelio y, actualmente, es uno de los templos romanos más imponentes que existen en el mundo. De hecho, su estructura es mucho más grande que la de cualquier templo de Roma, así que ya te puedes imaginar sus enormes dimensiones. Un secreto: si haces coincidir tu visita con las últimas horas del día, puedes echar unas buenas fotos en este lugar jugando con las luces y las sombras de sus columnas.

Imagen del templo de Hércules, en Ammán.

  • Ruinas de Al-Qasr: son los restos de la época de la dinastía omeya. Se trata de la sede administrativa y la que fuera la residencia del gobernador.
  • Palacio de Ummayad: fue la residencia del emir y la sede administrativa de la ciudadela. No deja de sorprender su gran tamaño interior, ya que por fuera no parece tan grande.
  • Museo arqueológico: con la misma entrada a la ciudadela está incluida la visita al museo. Aquí podemos ver los hallazgos y piezas artísticas que se encontraron en la ciudadela, algunos bien curiosos.

[cta id=”3874″ align=”none”]

Aunque bajo mi humilde opinión, lo mejor de la ciudadela son las vistas panorámicas que hay desde un mirador orientado hacia el sur, muy cerca del templo de Hércules. Los tenues rayos del sol al atardecer iluminan las pequeñas casas blancas creando un sinfín de matices que hacen que la última hora del día sea un momento mágico para el visitante. Sin duda, una visita para repetir si uno está más de un día en la ciudad.

Vistas desde el anfiteatro de Ammán, en Jordania.

Anfiteatro romano

El anfiteatro romano es una de las construcciones mejor conservadas de Ammán. Fue construido sobre una de las nueve colinas y tiene una capacidad para 6000 personas. Actualmente, después de una larga restauración, es un muy buen lugar donde se celebran eventos culturales. Si verlo desde el exterior ya impresiona, entrar y pasear por sus gradas hace que nos transportemos a otra época.

No está de más imaginar qué espectáculos se debían ver allí justo después de su construcción, o cuánta gente debía haber aplaudiendo desde el mismo lugar en el que nos encontramos. La mejor vista del anfiteatro se consigue desde la ciudadela (al frente de este), donde lo podemos divisar desde un lugar privilegiado.

Imagen del anfiteatro de Ammán, en Jordania.

Mezquita del rey Hussein

Esta mezquita de estilo otomano y piedras blancas, como el resto de la ciudad, está construida sobre una antigua mezquita y se cree que era la ubicación de la desaparecida Catedral de Filadelfia. Si tu visita coincide con la hora de la oración, podrás ver cómo se llena de fieles que hacen sus rituales religiosos diarios. Toda una experiencia en este país musulmán.

Imagen de la mezquita del rey Hussein, en Ammán.

Mercados

Sin duda, el mejor lugar para observar el trajín de una ciudad es visitando alguno de los muchos mercados que existen en Ammán. Allí se pueden ver las variedades de frutas, frutos secos y verduras del país, y lo mejor de todo: la manera de relacionarse entre los jordanos. De hecho son gente muy abierta y amable, a quienes les gusta conocer al visitante, charla con él y ofrecerle un té en cualquier ocasión. Te recomiendo que hagas un alto en tu paseo y aceptes la invitación de quien quiera brindarte su hospitalidad. Aunque, ¡ojo! Los jordanos son tan hospitalarios que no querrán que te marches y te servirán otro té, y otro más, y otro…

Imagen del mercado de Ammán, en Jordania.

¿Dónde puedo cambiar dinero para mi viaje?

Para viajar por Jordania necesitarás dinares jordanos. Global Exchange cuenta con casas de cambio de moneda en los principales aeropuertos de más de 20 países. Consulta las oficinas en tu país y viaja con tranquilidad, siempre con la moneda lista para pagar todo lo que necesites.

Y si ya estás en el país, cambia tu moneda en cualquiera de las oficinas de Global Exchange en Jordania y benefíciate de un 15% de descuento, presentando el siguiente cupón:

Celia López

Autora de “Quaderns de bitàcola”, un blog sobre una vuelta al mundo y otros viajes por los cinco continentes. Con la experiencia de más de setenta países visitados, me gusta escribir información práctica de los destinos, guías de viaje y describir las sensaciones de los lugares en los que he estado para que cualquier persona pueda planificar su viaje por libre. Mi gran hobbie es viajar y mi lema es: “No me conformo con que me lo expliquen, quiero conocerlo con mis propios ojos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre